La irrupción del coronavirus ha golpeado duramente el sector de los combustibles fósiles debido a la baja en el consumo.

La crisis de la COVID-19 ha supuesto un punto y aparte en el sector energético. La pandemia ha provocado una caída en la demanda de energía global, además de un desplome a mínimos históricos del valor del petróleo.

El año 2020 estaba destinado a ser un punto de inflexión para el clima y el desarrollo sostenible, tal y como se anunciaba en la pasada COP25 bajo el lema “es tiempo de actuar”.

El segundo borrador del Plan de Energía y Clima, presentado por el Gobierno español para cumplir con los objetivos del EU Green Deal, reconoce que para el año 2030 España seguirá siendo muy dependiente en temas energéticos.

Kaiserwetter ha abierto una nueva era de gobernanza climática efectiva. Lo ha hecho con la presentación de su nuevo producto B2G en el Sustainable Innovation Forum de la COP25. Se trata de ARISTOTELES Sky. 

Kaiserwetter ofrece por primera vez, y de forma pública, un precio fijo para los servicios de gestión financiera en las plantas de producción de energía renovable de nuestro país.

Los modelos de explotación y de consumo energético actuales, basados en el uso de combustibles fósiles, generan una enorme emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que a su vez produce una subida generalizada de las temperaturas.

Entrevista a Jorge Cunha y Daniel Sánchez, director financiero y director técnico de Kaiserwetter.