Una inversión clave para una Alta Velocidad que hará historia

dfcghgh,
Renfe destina más de 4.600 millones de euros a la compra de más de 400 nuevos trenes de Alta Velocidad, Cercanías y Media Distancia

Con la entrada de nuevos competidores dentro del mercado ferroviario español, la principal operadora del país ha puesto en marcha su “plan renove”. Renfe ha acometido la mayor inversión posible para modernizar la flota de trenes destinada a servicio público y mejorar la calidad del servicio que ofrecerá al cliente durante los próximos años.

El plan supondrá la creación de más de 52.000 nuevos empleos gracias a una inversión que supera los 4.600 millones de euros. Un esfuerzo inversor sin parangón en las últimas décadas en el que Renfe ha implicado a cuatro fabricantes (Talgo, CAF, Stadler y Alstom) para que le proporcione en los próximos años 418 trenes nuevos de Alta Velocidad, Cercanías, Media Distancia y Ancho Métrico, así como locomotoras de Alta Velocidad.

En la actualidad la compañía cuenta con un parque de 1.016 trenes destinados a Cercanías, Media Distancia y Ancho Métrico (antigua Feve), y desde 2019 ha comenzado a licitar y contratar nuevos trenes para renovar una flota que desde 2011 no había recibido ninguna unidad nueva.

En servicios comerciales, que son los trenes que operan en el mercado liberalizado, las estrellas de esta renovación de flota de Renfe serán, sin duda, los trenes de alta velocidad de la serie 106, unos trenes de muy alta capacidad (irán de los 520 pasajeros de un Ave normal a superar los 580 en un Avlo) y provistos de ancho desplazable. Su diseño es un ejemplo de eficiencia energética: dispondrán de un interior de 3,2 metros de ancho que permitirá colocar cinco asientos por fila, con lo que se logrará aumentar de manera considerable el número de viajeros por trayecto.

Los AVE S-106, que alcanzarán una velocidad de hasta 380 km/h, situarán a Renfe a la vanguardia de la alta velocidad a nivel mundial. Estarán compuestos por 11 coches, dos de ellos de clase Premium, y destacarán por su ligereza, un 30 % menos de peso que un tren estándar. Además este contrato, de 1.281 millones de euros, incluye una novedad: el mantenimiento de los trenes durante toda su vida útil. Además de los 106, en dos años llegarán las primeras cabezas motrices de alta velocidad adjudicadas a Talgo en mayo de 2021 por 295 millones de euros. Estas locomotoras permitirán a Renfe formar trenes AVE con las composiciones de coches Talgo transformados en la nueva serie 107.

El mayor contrato de Cercanías de la historia

Pero el contrato más cuantioso fue adjudicado en marzo del pasado 2021, cuando Renfe aprobó la compra de 211 trenes de Cercanías de gran capacidad por un importe global de 2.726 millones de euros.

Del total de trenes, 176 tendrán una longitud de 100 metros cada uno y otros 35 alcanzarán los 200 metros. El contrato se divide en dos lotes: el primero, adjudicado a Alstom Transporte, para el suministro de 152 trenes de 100 metros de longitud, por un importe de 1.711 millones de euros; y el segundo, a Stadler Rail Valencia, para 24 trenes de 100 metros de longitud, y 35 trenes de 200 metros cada uno, por importe de 1.015 millones de euros. Ambos lotes incluyen el mantenimiento durante 15 años a través de sociedades anónimas participadas (51 % la compañía adjudicataria y 49 % Renfe Fabricación y Mantenimiento).

Los nuevos trenes tendrán una capacidad de al menos 900 plazas cada uno de ellos (un 20 % más que los actuales Civia). Además, minimizarán el tiempo de bajada y subida de viajeros, mediante un avanzado diseño con un mínimo de 10 puertas y amplios vestíbulos. También serán totalmente accesibles, para facilitar el viaje de personas con movilidad reducida, y dispondrán de conexión wifi y zonas para bicicletas y carritos infantiles.

Además de los núcleos de Cercanías, Renfe también reforzará su Media Distancia con 37 nuevos trenes de Ancho Métrico, que prestan servicio de Cercanías y Media Distancia en Asturias, Cantabria, País Vasco, Galicia, Castilla y León, y Murcia. Las nuevas unidades serán construidas por CAF por 329 millones de euros.

Pero no todo son compras de trenes nuevos, también hay profundas remodelaciones. Como, por ejemplo, las que está ejecutando Talgo, por encargo de Renfe, en 14 trenes Alvia de la serie 730, que operarán en la Línea de Alta Velocidad de Extremadura, previsiblemente a partir del mes de julio de 2022, y en otras líneas de alta velocidad. Asimismo, Talgo también remodelará 30 trenes S-130. La inversión total es de 35 millones de euros, de los que 11 se destinarán a los S-730 y los 24 millones restantes a los S-130. El fin de los trabajos está previsto para 2024.

Nueva flota fiable y eficiente

En definitiva, la nueva flota traerá consigo una mayor fiabilidad y, por tanto, una reducción importante de las incidencias, así como una mayor eficiencia energética, lo que cobra especial importancia en el contexto actual de subida desbocada del precio de la electricidad. Hay que tener en cuenta que Renfe es una compañía comprometida con la sostenibilidad: el 80 % de la energía de sus trenes es eléctrica y ésta proviene al 100 % de fuentes renovables.

 

TwitterLinkedinFacebookEmail