Plan de recuperación: una oportunidad para avanzar en el Santander del futuro

df

Santander es una ciudad moderna y resiliente, que ha superado los peores momentos de la pandemia con medidas dirigidas a paliar los efectos económicos y sociales de la crisis, y proyectos encaminados a garantizar la adaptación del espacio urbano a las nuevas necesidades derivadas de la covid-19. El Ayuntamiento de Santander, como administración más cercana a los ciudadanos, ha implementado en los dos últimos años dos planes de choque que han conseguido sentar las bases para continuar con el progreso de una ciudad segura, sostenible y abierta a todos. Las crisis suponen en la mayoría de los casos una oportunidad para la transformación y el avance, y eso es precisamente lo que el Ayuntamiento de Santander quiere conseguir ahora.

Para ello, ha presentado 11 proyectos al plan de recuperación para Europa, buscando captar la mayor cantidad posible de fondos europeos que ayuden a mitigar los efectos de la recuperación en las arcas municipales y sentar las bases de una ciudad mejor adaptada a los retos actuales y futuros. Hasta el momento, Santander ha conseguido financiación para un proyecto de Turismo, por importe de 4 millones de euros; dos de Comercio, por 2,8 millones, en los que el 40 % será aportado por el Consistorio; y 9 de Movilidad, por 14,2 millones de euros, de los que la ciudad cofinanciará 7,4 millones; y 3,1 millones para potenciar la renaturalización del municipio.

 

El Ayuntamiento de Santander consigue fondos europeos por valor de 16,5 millones para diversos proyectos de turismo, comercio, movilidad y medio ambiente.

 

Además de estas cuatro áreas, estratégicas para el municipio, el Ayuntamiento se muestra optimista con la resolución de las convocatorias pendientes y dirigidas a la transformación digital y modernización de la administración, el empleo para colectivos vulnerables, la optimización de recursos de carácter social, la puesta en valor del patrimonio natural y cultural, y la rehabilitación de instalaciones municipales con criterios de eficiencia energética. En todos los casos, se trata de proyectos necesarios para la ciudad, ejecutables, positivos y estimulantes con los que se quiere alcanzar un futuro mejor para vecinos y visitantes.

Una ciudad turística y abierta al mundo

Santander está preparada para ejecutar el medio centenar de medidas del Plan de Sostenibilidad Turística para el que ha logrado casi cuatro millones de euros en la primera convocatoria de los fondos de recuperación. Con este proyecto, la ciudad pretende mejorar, potenciar, preservar y poner en valor la zona norte litoral con la vista puesta en la descentralización de la actividad turística, la vertebración de una oferta sostenible y la promoción de un entorno natural único por sus características geológicas, valor paisajístico, natural y cultural.

El plan está articulado en cuatro ejes (Mejora de la sostenibilidad económica, social y medioambiental de los modelos de gestión turística local; Incremento de la calidad de los servicios; Promoción de la excelencia y Adaptación de la oferta a los nuevos requerimientos de la demanda) e incluirá más de 50 medidas para mejorar todos los aspectos que influyen en la experiencia del visitante, turista y vecino. Santander afronta por tanto un proyecto para su costa norte bajo el paraguas de la sostenibilidad ambiental, que se concretará en la ordenación de accesos, señalización vial y turística, ordenación de aparcamiento, mejora del transporte o creación de producto turístico para su comercialización, entre otros.

Una ciudad con un comercio local fuerte

A través de la Concejalía de Comercio, la ciudad ha presentado dos proyectos en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia por importe de 2,8 millones de euros de los que el 40 % (1.135.975 €) será aportado por el Consistorio y el 60 % restante (1.703.963 €) por la Unión Europea. “Santander: un escenario renovado para la actividad comercial” permitirá desarrollar una herramienta digital para la evaluación y seguimiento de la actividad comercial y campañas de fomento del consumo local y de proximidad, acciones formativas y para la transición ecológica del sector, señalización turística y comercial o el impulso a la digitalización y la venta electrónica.

Además, en la línea iniciada hace unos años para revitalizar el centro, se llevarán a cabo varias actuaciones de renovación urbana que logren la homogeneidad de las calles comerciales para crear un entorno amable al peatón y una mayor adecuación para el desarrollo de la actividad comercial. Con esta premisa, se actuará en importantes viales como El Mercado, Los Escalantes o la calle San Francisco.

Una ciudad donde moverse de forma sostenible y saludable

El Ayuntamiento de Santander ha logrado además los 7,6 millones de euros solicitados a los fondos destinados a la movilidad con el plan “Impulso a la movilidad activa, fomento del cambio modal y transformación digital y sostenible del transporte urbano de Santander”.

Se desarrollarán así siete proyectos que suman una inversión total de 14,2 millones, una importante inyección económica con la que Santander impulsará el proyecto de conexión ciclista del antiguo Túnel de Tetuán con los carriles bici próximos; el nuevo proyecto de mejora de la movilidad entre Jesús de Monasterio y Juan XXIII; el aparcamiento disuasorio del Sardinero; nuevos aparcabicis cerrados y videovigilados; un sistema de alquiler de bicicletas eléctricas; la compra de cuatro buses eléctricos; un plan de digitalización del TUS; y la implantación de soluciones tecnológicas para la gestión eficiente de la movilidad y la caracterización de una futura zona de bajas emisiones.

El objetivo final es conseguir una mejora de la calidad del aire y reducción del ruido, el impulso de la descarbonización de la movilidad urbana y la potenciación del transporte urbano y metropolitano.

Una ciudad, capital natural

El plan “Santander, Capital natural”, compuesto por una veintena de acciones dirigidas a impulsar y mejorar los espacios verdes urbanos, ha logrado el respaldo de la Unión Europea. Santander ha conseguido 3,1 millones para el fomento de actuaciones dirigidas a la renaturalización y resiliencia de ciudades españolas, que se desarrollarán de forma coordinada entre el Ayuntamiento, Seo Birdlife, Amica, Universidad de Cantabria y Fundación para la Investigación del Clima.

La capital cántabra avanza así en el refuerzo de la red de zonas verdes urbanas, los servicios ambientales y la mejora de la calidad de vida en el entorno urbano. Para ello, se actualizarán ordenanzas municipales en la gestión del verde urbano y su integración en el planeamiento urbanístico y se llevarán a cabo acciones específicas de renaturalización y divulgación.

Están previstas medidas como la plantación de 25.0000 árboles para reforzar el bosque urbano, una intervención para incrementar la conservación y biodiversidad en zonas verdes, la restauración ambiental de áreas urbanas degradadas, proyectos de naturalización de escuelas en los patios de diversos centros escolares, un programa de Voluntariado Urbano, el desarrollo de cursos y talleres de sensibilización.

TwitterLinkedinFacebookEmail