Los cinco beneficios de externalizar el servicio de RRHH

sdfchsd
Externalizar los RRHH reduce costes, agiliza el cierre de procesos de selección y libera de trabajo administrativo al personal interno de recursos humanos de una compañía, entre otros aspectos.

Si bien es cierto que con el fin del verano se produce un descenso de afiliación en los sectores vinculados con la hostelería y el turismo, la entrada en la recta final del año se traduce en un incremento de ofertas de trabajo en todo tipo de áreas, con la preparación de campañas como la del Black Friday o la de Navidad. Así pues, de forma generalizada, las compañías necesitan incorporar nuevos profesionales, prever las contrataciones del año siguiente, revisar las subidas salariales, etc., y esto comporta un aumento considerable de la carga de trabajo en los departamentos de recursos humanos. 

La publicación de una oferta, la búsqueda y selección de candidatos, la realización de entrevistas o la presentación de un candidato potencial al responsable final son procesos que requieren del tiempo y la dedicación de profesionales especializados en RRHH. Por este motivo, actualmente, la gran mayoría de organizaciones cuentan con un equipo orientado a estas tareas. Sin embargo, más allá del reclutamiento, existen muchas otras funciones vinculadas a este departamento. Aspectos como el desarrollo y la implementación de una estrategia de comunicación interna o de employer branding, y los trámites administrativos como la gestión de nóminas o formaciones de los empleados son cuestiones inherentes a los profesionales de RRHH. 

En definitiva, el departamento de RRHH ha pasado de ser un área enfocada únicamente a selección de personal a un departamento 360º que requiere de profesionales especializados en distintos ámbitos. Por esta razón, en los últimos años cada vez es más habitual externalizar los servicios de RRHH. Synergie, multinacional de RRHH, apunta los cinco beneficios más destacados que aporta la externalización de los servicios de RRHH:

  • Recruiters especializados. Los expertos en recruitment que forman parte de una empresa de RRHH son profesionales especialmente cualificados para la selección de personal. En este sentido, lo habitual es que los consultores estén especializados en áreas o posiciones de trabajo concretas y que tengan un conocimiento constatado de las especificaciones que se demandan en cada puesto de trabajo y en según qué sector. Sílvia Balcells, directora general de Synergie España, apunta que “en Synergie apostamos por la especialización sectorial ofreciendo el servicio de consultores especializados en ámbitos como la logística, la alimentación o la automoción a nuestros clientes.” También apunta que “en muchas ocasiones, en sectores como IT, donde los conocimientos son tan específicos y especializados, se necesita a alguien especialista en el sector para que pueda encontrar perfiles adecuados para las vacantes demandadas”.
     
  • BBDD más extensas y procesos más rápidos. La externalización de un proceso de selección suele ser más ágil que un proceso gestionado desde dentro de la compañía. Por su actividad, las empresas de RRHH cuentan con bases de datos más amplias con candidatos categorizados por cuestiones como posición, sector o rango salarial, lo que facilita la búsqueda del candidato ideal y favorece que los procesos sean más rápidos. “Los expertos en recursos humanos tenemos un mayor conocimiento de lo que se demanda y se ofrece en el mercado y eso nos permite cerrar procesos con más agilidad. Además, nuestro expertise también nos permite asesorar al cliente acerca de las condiciones de la oferta para optimizar el proceso de selección, siempre basándonos en los inputs del mercado” apunta Balcells.
     
  • Servicio de asesoramiento estratégico. Más allá de las facilidades en cuestiones vinculadas con la selección de personal, las compañías externas de RRHH pueden aportar valor a nivel estratégico en los departamentos internos. Sílvia Balcells reconoce que “nuestra misión consiste en ayudar a organizar, planificar y administrar las distintas tareas relacionadas con la gestión de personas que integra una compañía y, en muchas ocasiones, es mucho más fácil que una empresa externa identifique dónde se pueden aplicar mejoras en este tipo de procesos, por ejemplo, creando planes de carrera y formativos para el personal interno dentro de la compañía, apostando así por el talento interno de la empresa y evitando la fuga de talento”.
     
  • Ahorro de costes. Existe la posibilidad de externalizar los servicios de RRHH de forma puntual y bajo demanda cuando se tiene una necesidad puntual de selección, pese a que “especialmente cuando las empresas no cuentan con un departamento de RRHH desarrollado, es más recomendable recurrir a una empresa externa para suplir todas las necesidades de recursos humanos y así obtener un servicio especializado a la vez que se reducen costes”. En este contexto, servicios como el Recruitment Process Outsourcing (RPO), que consiste en poner a disposición de la empresa cliente a un consultor para que se encargue total o parcialmente de la gestión de los procesos de selección de la compañía, son una alternativa a tener en consideración.
     
  • Reducir la carga de trabajo administrativo. Mientras que lo más habitual es recurrir a la externalización en la selección de procesos, también es muy común demandar servicios vinculados a cuestiones administrativas (realización de nóminas, documentación de los trabajadores, actualización de documentos de formación, entre otros). Sílvia Balcells detalla que “la externalización también es una buena opción para que el departamento interno de una empresa se oriente a las tareas estratégicas y deriven la carga de trabajo administrativo a profesionales subcontratados”. 
     
TwitterLinkedinFacebookEmail