Las grandes oportunidades de la pandemia

Teletrabajo

La pandemia sufrida por el covid-19 ha generado que este último año las economías de los países se hayan ralentizado, perdiendo numerosas empresas y destruyendo muchos puestos de trabajo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el PIB se desplomó un 18,5 % en el segundo trimestre del año 2020, lo que supuso la caída más grande desde 1970. A pesar de que los datos son realmente negativos, los tiempos de crisis e incertidumbre generan, en muchas ocasiones, nuevas oportunidades, poder transformar los modelos de negocio establecidos y originar nuevos ecosistemas de emprendedores.

El emprendimiento es un mecanismo que ayuda a procesar las crisis económicas, surgiendo nuevas actividades que reemplazan a las anteriores. La aparición de una nueva empresa en el mercado genera nuevas oportunidades laborales y una opción para salir de la crisis en la que estamos sumidos. Según la empresa especializada en Pymes, PA Digital, el 36 % de los españoles en edad laboral considera que este es el momento para empezar a emprender. Juan Ignacio Rouyet, director del Máster en Emprendimiento de Negocios con Base Tecnológica de la UNIR, destaca que “emprender significa detectar un problema y ofrecer una solución. En estos tiempos precisamente no nos faltan problemas, por eso es un buen momento. La clave radica en comenzar un emprendimiento adaptado a la situación actual. Estos tiempos de pandemia han configurado una nueva sociedad en la que se han potenciado las relaciones online y el teletrabajo”.

Un buen emprendedor se define por tener unas características muy particulares: confianza, fortaleza, innovación y faceta comercial. Además de esto, el perfil de las personas que emprenden en tiempos de crisis se definen por ser personas que lo hacen por necesidad al haber perdido su puesto de trabajo. Según Juan Ignacio Rouyet, “el perfil emprendedor suele estar en una media de 37 años”, y además añade, “el emprendimiento es paritario en género, siendo el porcentaje de hombres y mujeres muy similar”. Ignacio Horcajo, profesor del Máster de Emprendimiento de Negocios con Base Tecnológica de la UNIR, destaca que, “la clave será la curiosidad por los cambios que están madurando y las necesidades que pueden cubrir, ofrecer soluciones originales, no intentar copiar a quien ya está teniendo éxito. Barajar muchas ideas, provocar la creatividad, contrastarlas con usuarios reales y que estas sean: Rentables, Repetibles y Escalables”.

Esta crisis también ha ayudado a la aceleración de la digitalización de las empresas, proceso que estaba pendiente desde hacía ya varios años en España, y que ha dejado entrever la falta de innovación y adaptación a un sistema global de negocio. Ignacio Horcajo, destaca que, “la tecnología en sentido amplio está jugando un papel fundamental en todos los entornos ahora mismo”. Además, añade que, “al digitalizar un proceso consigues mayor eficiencia y, sobre todo, acceso a un mercado potencial más grande”.

Los sectores que están triunfando más durante este periodo son: la biotecnología, los procesadores y la inteligencia artificial, acompañados por el sector sanitario y la comida a domicilio. Ignacio Horcajo detalla también las tres áreas que más han evolucionado tecnológica- mente estos meses: desarrollo vertiginoso de vacunas; impresión 3D (mascarillas, accesorios médicos, etc.); y realidad virtual, que ha ayudado a mejorar procesos industriales o a tratar afecciones psicológicas, por mencionar algunos de sus nuevos usos.

María Concepción García Gómez, vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento de la Universidad Complutense, declaraba en El Economista que, apuesta por la inversión en el campo de la digitalización, “el emprendimiento digital permite desarrollar un negocio con menos riesgo, menos financiación (principal dificultad que encuentran los emprendedores), siendo más eficientes y optimizando los procesos. Además, ayuda a posicionar la marca y el producto, a maximizar las oportunidades de captación de clientes y mantener una relación más fluida con ellos. El emprendimiento digital es el presente y el futuro”.

El Observatorio de Emprendimiento de España detalló en el informe, “Situación del Emprendimiento en España ante la crisis del COVID-19”, que una de cada tres empresas españolas se ha visto afectada en cuanto a acceso a la financiación, obligándoles en la mayoría de los casos, a recurrir a medidas de urgencia: el 32 % ha paralizado sus planes de inversión y el 28 % ha solicitado financiación extra. La mayoría de las empresas de no más de 50 empleados les preocupa especialmente que los recursos públicos sean tan es- casos y los consideran insuficientes para hacer frente a esta situación.

Hoy día más que nunca es imprescindible que gobiernos, organismos y empresas públicas y privadas apoyen a los nuevos emprendedores. Banco Santander ha sido una de las entidades comprometidas en estos tiempos de crisis, facilitando a aquellas personas que quisieran materializar una idea, formación, contactos o financiación. Es por ello que lanzó en mayo de 2020 el Santander X Tomorrow Challenge, concurso que pretendía incentivar el emprendimiento, realizado a través de Santander Universidades, haciendo que los emprendedores pudieran aportar soluciones innova- doras en este tiempo de crisis. Cada una de las startups premiadas recibió 20.000 euros para desarrollar sus proyectos, apoyo a través de mentorías y roadshow para acceso a financiación.

Otra de las grandes inversoras en emprendimiento es Fundación Telefónica y Telefónica Open Future, que ofrecen programas de empleabilidad, apoyando desde sus inicios a más de 1.600 proyectos. Desde el año 2012 cuentan con el proyecto de emprendimiento social, Think Big, que ofrece a miles de jóvenes el apoyo que necesitan. Ricardo Jesús Grant Perote, Young Talent Innovation en Open Future, destaca que, “El año de la pandemia supuso una reducción en los niveles de inversión por parte de las empresas de capital riesgo. El volumen de inversión del año 2020 fue de 5.561 millones de euros, lo que se traduce en un 35 % menos en volumen de inversión que en 2019, por lo que vemos que hubo una bajada en lo que se refiere a financiación de negocios respecto a los niveles previos a la pandemia”. También señala que, “Telefónica Open Future ha seguido brindando todo su apoyo a los emprendedores lanzando cuatro Calls de startups en España y Argentina, adaptándose a los nuevos formatos que demanda la pandemia. En el 2020 apoyamos a más de 200 startups en nuestros programas de aceleración y este 2021 hemos recibido más de 350 aplicaciones de startups en nuestra primera convocatoria en España”.

TwitterLinkedinFacebookEmail