Enoturismo en plena naturaleza

Finca Cor Ví abre de nuevo su bodega al enoturismo y a las actividades que, desde hace unos años, hicieron de esta tierra un destino único en la zona de Requena.
er
La familia Corbí, propietaria de la finca, ha aprovechado estos meses para renovar los espacios dedicados a los enoturistas y crear nuevas actividades con las que disfrutar de los vinos y de un paraje único situado en el Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

Finca Cor Ví es una bodega coqueta, acogedora y muy cuidada, rodeada de un viñedo de más de 40 años que Luis Corbí recuperó para elaborar sus vinos. En ella, han creado un espacio diferente, muy agradable, con aires mediterráneos, en los que los visitantes pueden disfrutar de unas vistas únicas de las Hoces del Cabriel y realizar diferentes actividades enoturísticas. 

sdfa

De mano del equipo de bodega, los apasionados del mundo del vino podrán pasear entre viñas y conocer cada una de las variedades que conviven en Finca Cor Ví. Una forma relajada para conectar con el entorno en el que el silencio, sólo roto por las aves que vuelan por este Parque Natural, será testigo de estos paseos. 

En bodega, los enoturistas podrán conocer con el equipo enológico la manera de elaborar los vinos blancos y tintos, artesanales y ecológicos. Esta degustación se realiza en la zona de catas, especialmente diseñada para disfrutar de cada vino. Es un lugar que invita a la conversación y a compartir las sensaciones que producen cada una de las marcas Finca Cor Ví y Clos Cor Ví. 

sdf

La gastronomía

Comer entre viñedos es una de las nuevas experiencias que han creado para que los visitantes puedan vivir el espíritu vinícola que inunda Finca Cor Ví. La gastronomía forma parte del día a día de la bodega y en Finca Cor Ví cuidan cada uno de estos detalles para hacer de esta visita una experiencia para recordar. 

Desde 10 y hasta 50 euros es el precio de las múltiples actividades que ofrece la Finca Cor Ví. 

TwitterLinkedinFacebookEmail