El 72 % de los empleados europeos afirma que el teletrabajo ayuda a la conciliación de la vida laboral y familiar

asdf

El 72% de los empleados europeos afirma encontrar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal gracias al teletrabajo. Actualmente solo un 27% de los trabajadores en Europa tiene la opción de teletrabajar de forma regular, lo que equivale a 3,1 días a la semana de media. Antes de la pandemia un 16% de europeos ya teletrabajaban, lo que en aquel momento suponía una media de 2,6 días a la semana.

Un buen equilibrio entre la vida laboral y la personal no sólo se considera el beneficio más importante del teletrabajo, sino que también es una de las principales razones por las que los empleados permanecen en su empresa.

El 66% de los empleados en Europa cree que el teletrabajo ofrece más ventajas que inconvenientes. En este sentido, en el caso de los empleados españoles, un 61,6% está de acuerdo con esta afirmación ya les brinda múltiples posibilidades y alternativas más flexibles que yendo a trabajar a la oficina.

En el análisis del estudio realizado por SD Worx se concluye que el teletrabajo ayuda a mejorar la productividad, ya sea de forma individual o en equipo. En este sentido, entre los diversos países europeos se observan diferencias entre los resultados obtenidos cuando los empleados se refieren a productividad individual o al realizar trabajos en equipo, pero en ambas situaciones los votos se decantan por la opinión positiva. Si nos centramos en los resultados de los empleados españoles, no hay una diferencia significativa entre ambas situaciones si no que están bastante igualadas: un 53% afirma mejorar la productividad individual mientras que un 50% se refiere al trabajo en grupo.

No obstante, todavía hay varias asignaturas pendientes con el teletrabajo. Por ejemplo ser más rigurosos con la cantidad de horas que se hacen al día o la licencia que los trabajadores se permiten a sí mismos para avisar cuando no se encuentran bien. Y es que un 63% de los empleados en Europa indica que si teletrabaja, suele ser menos proclive a la baja por enfermedad mientras que en España el porcentaje es del 53%. Por otro lado, la mitad de los empleados también afirma trabajar más horas cuando lo hace desde casa, porcentaje que en el caso de España está bastante igualado con la media europea con un 49%.

Los empleados quieren teletrabajar de forma habitual pero no quieren perder el contacto con sus compañeros

4 de cada 10 empleados europeos tienen trabajos que pueden desarrollarse teletrabajando a tiempo completo, pero aun así la mitad prefiere teletrabajar de dos a tres días a la semana. Para el 15%, teletrabajar un día a la semana es suficiente, y algo menos del 8% quiere volver a trabajar a tiempo completo en la oficina. Por otro lado, casi el 14% prefieren teletrabajar a tiempo completo, siendo los empleados españoles (26%), finlandeses (22%) y británicos (21%) los que muestran un mayor apoyo a ello. El viernes es el día más popular para el teletrabajo (30%), seguido del lunes (24%) y el miércoles (16%).

Las cifras, sin embargo, muestran un notable contraste: aunque el 50% indica que preferiría teletrabajar de dos a tres días a la semana, una media del 46% de los encuestados piensa que es importante ver a los compañeros en la oficina cinco días a la semana. Esto demuestra que los empleados siguen luchando con la compensación entre el número de días deseado de teletrabajo y el número de días necesarios para poder mantener el contacto con los compañeros y no perder la sensación de equipo.

Uno de cada tres empleados necesita consejos para teletrabajar

El teletrabajo habitual es una modalidad reciente que únicamente se ha producido de forma masiva con la pandemia del COVID-19. Por ello, todavía existe una gran demanda sobre como orientar esta nueva forma de trabajo. Por ejemplo, uno de cada tres empleados indica que está abierto a recibir más consejos sobre el teletrabajo, y en el caso de los empleados españoles este porcentaje alcanza el 40%, varios puntos por encima de la media europea.

Además, cabe destacar que la demanda de consejos es más común entre los directivos (35%) que entre los no directivos (25%).

"El teletrabajo conlleva una mayor libertad para gestionar la conciliación de la vida laboral y familiar. Pero al mismo tiempo, los empleados deben hacer frente a las dificultades para definir adecuadamente su trabajo. Las cifras de productividad muestran que los empleados siguen divididos sobre el impacto del teletrabajo. No todos lo afrontan de la misma manera" afirma Carlos Pardo, Managing Director en SD Worx Iberia. "Por eso recomendamos desarrollar una política de teletrabajo basada en tres pilares: productividad, conexión y competencia. Y tener siempre en cuenta que tanto a nivel individual como de equipo, cada uno es diferente. Como empresa, hay que analizar qué sectores se benefician del teletrabajo en términos de productividad y hasta qué punto los empleados y directivos tienen las competencias adecuadas para poder manejarlo. No hay que subestimar la necesidad de contacto con los compañeros, ya que un buen contacto garantiza un mayor compromiso con la empresa. Los acuerdos sobre la forma de mantener el contacto con los compañeros -que sea por correo electrónico, por mensajes o la frecuencia de las consultas telefónicas- son esenciales para organizar el trabajo de manera que resulte factible".

TwitterLinkedinFacebookEmail