Casi 9 de cada 10 trabajadores no perciben diversidad en sus líderes

Equipo

El mundo avanza cada vez más hacia una sociedad multicultural y diversa, pero todavía queda mucho camino por recorrer en las empresas. Según el Informe sobre Diversidad e Inclusión 2020 que acaba de hacer público la consultora de Recursos Humanos HAYS, a partir de una encuesta realizada bianualmente a más de 4.300 empleados y compañías, empeora la percepción sobre diversidad en las empresas.

Concretamente, el 86% de los trabajadores considera que sus directivos tienen tendencia a contratar a personas parecidas a ellos, una apreciación que se aleja de la diversidad y que está cinco puntos por encima de la encuesta de 2018. Sobre el mismo aspecto, el 80% de las empresas tiene esta misma percepción, cuatro puntos más que en 2018.

En un momento en el que los valores corporativos son cada vez más importantes para los trabajadores, es significativo que haya un fuerte descenso de compañías que creen que el comportamiento de sus líderes va en línea con los valores corporativos (54% este año frente a 70% de 2018). En el caso de los empleados, este indicador también baja 9 puntos (45%). Asimismo, el 17% de las empresas considera que sus directivos son un ejemplo para la plantilla (35% en 2018), mientras que este indicador es más elevado si responden los trabajadores (25%), que sí ven a sus líderes como ejemplares, aunque la cifra se desplome más de la mitad respecto a 2018 (54%).

La directora comercial de HAYS en España, Noelia de Lucas, explica que “el principal reto de las empresas españolas es poder dar las herramientas necesarias a su plantilla para que puedan eliminar el sesgo inconsciente inherente al pensamiento del ser humano”.

El sesgo inconsciente de los procesos de selección

En el Informe sobre Diversidad e Inclusión 2020 de HAYS se observa un empeoramiento en aspectos relacionados con la discriminación en los procesos de selección. El número de compañías que afirman no tener políticas que eliminen la discriminación es del 54% en 2020, respecto al 42% en 2018.

Según la encuesta, solo el 15% de las empresas afirma que cuentan con procesos de entrevistas estructurados, se revisan las descripciones de los puestos o se asegura la diversidad entre los
 
entrevistados. En este sentido, la implantación del CV ciego en España sigue siendo residual e incluso baja 3 puntos respecto a 2018, y se queda en tan solo un 2%.

¿Son las cuotas de género una solución?

Aunque algunas compañías optan por establecer cuotas de género, los profesionales y empresas creen que no son la solución. El 71% de mujeres y el 78% de hombres preguntados opina que esta medida no es una opción, y aseguran que debería premiarse el talento al margen del género.

Sin embargo, sí coinciden más de la mitad de los empleados (55%) en que se deben aplicar medidas coercitivas en caso de no cumplir con la igualdad salarial. Cabe destacar que el 77% de los trabajadores cree que solucionar el problema de diversidad de género en el ámbito laboral es una un problema real.

Cada vez más diversidad generacional

Los países más desarrollados del mundo se enfrentan a un mercado cada vez más envejecido y se da la circunstancia, por primera vez en la historia, de que cuatro generaciones distintas pueden trabajar en una misma compañía. En este contexto, ha aumentado el porcentaje de empresas que consideran prioritarias las acciones relacionadas con la diversidad generacional en el último año (37% en 2020 respecto al 29% de 2018), y se observa una clara tendencia de las compañías hacia una mejor gestión del talento de distintas edades.

Noelia de Lucas, encargada también del área de Diversidad e Inclusión en Hays España, explica que “muchas empresas se han dado cuenta de las ventajas de tener una plantilla más diversa y una compañía más inclusiva: mejora de la orientación al cliente, mejor servicio, innovación, productividad, retención de talento y, por consiguiente, mayor rentabilidad”.

TwitterLinkedinFacebookEmail