La identidad digital, de nuevo en riesgo de usurpación masiva

El reciente y polémico sistema implantado en Twitter, que permitió durante apenas unas horas a aquellos usuarios dispuestos a pagar 8 dólares conseguir el verificado azul para confirmar su identidad digital real, fue aprovechado de inmediato por los ciberdelincuentes para llevar a cabo una serie de ciberataques en los que suplantaron la identidad de varias compañías y personalidades reconocidas.

Una de las primeras víctimas de esta suplantación de la identidad digital en Twitter fue la gran empresa farmacéutica Eli Lilly, que publicó en su cuenta verificada un tweet que decía: "La insulina es gratis ahora". Rápidamente la noticia se hizo viral en todo el mundo, a pesar de que se trataba de una ‘fake news’ publicada por un ciberdelincuente que había robado la identidad de la verdadera compañía. El tweet estuvo apenas unas horas expuesto al público general, tiempo suficiente para que la empresa sufriese cuantiosas pérdidas económicas por la caída de sus acciones en bolsa.

Desde VU, compañía global de ciberseguridad especializada en la protección de la identidad digital y la prevención del fraude con más de 350 millones de usuarios en todo el mundo, recuerdan que esta nueva metodología para verificar la identidad pone de manifiesto un problema acuciante, ya que se está perdiendo el valor de un sistema que antes nos brindaba seguridad a los usuarios para saber que estábamos hablando con la persona o la entidad correcta.

Sebastián Stranieri, CEO & Founder de la compañía, afirma que: “En este escenario, la información confidencial de los usuarios en Internet se vuelve cada vez más vulnerable, y la identidad digital de las personas online pierde su valor. Como individuos, debemos contar con el total control y absoluta propiedad sobre nuestra identidad digital, aunque la realidad dista mucho de este objetivo”.

Teniendo en cuenta que la identidad digital está asociada a cada una de las personas que dejan su huella en Internet, Stranieri continúa: “El hecho de que se encuentre fragmentada en el mundo online permite que nos convirtamos en víctimas del manejo de un negocio, alejándonos de la propiedad total de lo que nosotros llamamos Online Persona”.

Identidad soberana

Una opción para proteger la privacidad, confidencialidad y gestión de los activos online es la identidad soberana (SSI, por sus siglas en inglés), que les brinda a los usuarios el poder de decidir qué datos personales compartir, con quién y por cuánto tiempo.

En este sentido, VU, es uno de los primeros líderes mundiales especializados en la verificación de identidades seleccionados por Microsoft para su estrategia Entra Verified ID, que les ofrece a las personas y a las organizaciones más control sobre su información confidencial y les brinda a las aplicaciones, los dispositivos y los proveedores de servicios un mayor grado de confianza y seguridad.

"Estamos acostumbrados a hablar de permisos de usuarios y controles de accesos. Esta nueva implementación tecnológica permite que los usuarios aceptemos o rechacemos atributos que luego podrían estar relacionados con nuestra persona y, gracias a Entra Verified ID, a una única identidad digital”, concluye Sebastián Stranieri, fundador y CEO de VU, cuatro veces elegida Partner del Año por Microsoft (2019, 2020, 2021 y 2022).

TwitterLinkedinFacebookEmail