La formación en prevención de riesgos laborales después de la COVID-19 ¿Un punto de inflexión?

Es indudable que la pandemia ha puesto sobre la mesa, de la sociedad y de las empresas, la importancia de la Seguridad y Salud en los entornos de trabajo.

Los servicios de prevención de riesgos laborales, como la sociedad mundial, se ha visto desbordada desde la aparición del virus SARS-CoV-2. Evidentemente no se encontraba en nuestras posibilidades resolver la situación mundial sanitaria, ni siquiera es una situación que se origina en las empresas.

En estos momentos, en los que la sexta ola está remitiendo y empezamos a ver un futuro más esperanzador, es el tiempo de reflexión y de valorar aquello que hemos hecho correctamente y lo que se puede mejorar.

Actualmente existe un debate sobre si la Covid-19 se puede considerar un riesgo laboral, se ha declarado como agente biológico del grupo 3 (Orden TES/1180/2020) siendo reconocido como enfermedad profesional para el personal sanitario, pero no es así para el resto de profesionales no sanitarios que han estado en primera línea durante toda la pandemia, trabajando para evitar su propagación en los centros de trabajo y por extensión en la sociedad. 

Es indudable que los servicios de prevención de las empresas (propios y ajenos) han contribuido a evitar la propagación y han tenido un trabajo añadido al aparecer o incrementarse otros riesgos: ergonómicos, higiénicos y, ahora más que nunca, los riesgos psicosociales.

La realidad preventiva ha dejado un rastro de buenas actuaciones al volcarnos en la detección del virus, la cooperación entre las autoridades sanitarias y los servicios de prevención, las medidas organizativas, entre otras.

Dentro de este panorama que nos está llegando se puede observar la necesidad acuciante de dos aspectos que deben ser un punto de inflexión y mejorar de forma significativa la prevención de los riesgos laborales de las personas que trabajan en nuestras empresas: la formación de nuestros profesionales y el teletrabajo.

Los riesgos existentes antes de la pandemia no han desaparecido, pero se han dejado en segundo plano al tener una prioridad vital. La universidad tiene la obligación de preparar a los mejores profesionales de la prevención de riesgos laborales para poder trabajar en la eliminación de la lacra de los accidentes y enfermedades profesionales. Esta obligación con la sociedad se comparte con la formación profesional y los técnicos que en ella se forman.

No es únicamente una deuda con la sociedad al formar a los profesionales que posteriormente llevarán las riendas de la seguridad y salud de las personas, también es el entorno, junto a las empresas, en el que investigar y transferir ese conocimiento a la sociedad.
Durante este tiempo de pandemia se ha realizado un esfuerzo sostenido por parte de todas las personas que forman una empresa. La salud debe ser entendida como definió la OMS en 1946, “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

A los riesgos existentes se ha sumado la pandemia, la hiperconexión laboral y el aumento del teletrabajo.

El teletrabajo es, para los expertos en prevención de riesgos laborales, un punto crítico ya que puede potenciar los factores de riesgo existentes, como por ejemplo los psicosociales y ergonómicos, así como la aparición de lagunas legales que darán origen a futuros litigios.

El aumento del teletrabajo durante la pandemia ha permitido mantener la actividad en numerosas empresas, implicando muchos cambios y adaptaciones en las organizaciones y en las personas. Esto implicará un nuevo reto para los profesionales de la seguridad y salud de nuestras empresas públicas y privadas.

¿Estamos preparados para estos nuevos retos?
  
Para poder contribuir con la transferencia del conocimiento a la sociedad, desde el Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad Internacional de Valencia (VIU) formamos profesionales con un amplio conocimiento de los riesgos laborales conocidos y emergentes que tengan en su mano las herramientas necesarias para abordar estas situaciones en las empresas.

Los próximos 14 y 15 de octubre de 2021 celebraremos las II Jornadas Internacionales de PRL “Teletrabajo: Aplicación, problemáticas y casos de éxito” en los que trataremos desde todos los ángulos y con una visión internacional este nuevo reto.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail