La confianza y el Zero Trust: la paradoja detrás de la aceleración de negocio en ciberseguridad

Según el último Informe sobre Adopción y Riesgo de la Nube: Business Growth Edition de McAfee, el 87 % de las empresas experimentan una aceleración del negocio por el uso de la nube. Sin embargo, todavía vemos cierta reticencia en las grandes compañías a migrar la información crítica de negocio al cloud y se debe, sobre todo, a una falta de confianza.

En el entorno cambiante y volátil en el que nos encontramos hoy en día, donde una pequeña brecha de seguridad puede comprometer la totalidad del negocio, la confianza es un valor clave. Las empresas se nutren de la confianza de sus clientes, sus accionistas y sus empleados, por eso es tan importante que la información crítica se gestione de forma segura y cumpla con la legislación vigente. Según nuestro estudio, para el 52 % de las empresas la nube resulta más segura que las instalaciones on premise. Entonces, ¿cómo adoptar una nube robusta y fiable, que permita la aceleración del negocio, sin perder la confianza de nuestros stakeholders?

Paradójicamente, una estrategia de ciberseguridad sólida en 2020 no se entiende sin un enfoque Zero Trust. Este modelo funciona sobre la premisa “nunca confiar, siempre verificar”, es decir, asume que las amenazas van a venir de múltiples direcciones, de dentro y de fuera. En un entorno donde la nube y las tecnologías móviles cada vez están más en el centro, el perímetro ya no existe y los datos pueden entrar y salir libremente. Por eso, la red se segmenta en unidades cada vez más pequeñas, que necesitan verificación sin excepción. Si una se ve comprometida, no afectará al resto del sistema y será más fácil para los encargados de ciberseguridad de la compañía reparar el daño hecho por el intruso y deshacerse de él.

De ahí la importancia de extender la ciberseguridad desde lo obvio (los dispositivos, los usuarios, las aplicaciones) hasta el mínimo detalle (los contenedores, los procesos, los comportamientos). Solo así podrán implementarse de forma efectiva medidas para prevenir la pérdida de datos, algo que actualmente solo está al alcance del 36 % de las empresas. 

Sabemos que las compañías tienen un 35 % más de probabilidades de lanzar nuevos productos, expandirse a nuevos mercados y mejorar la satisfacción de los empleados al migrar a la nube. Por eso, en McAfee estamos convencidos de que, en el entorno cloud, una seguridad de brocha gorda no vale. El sistema debe desconfiar de todo para que nuestra organización goce de la confianza de todos.

TwitterLinkedinFacebookEmail