Enrique Díaz Álvarez

GASDGHD
Director de Riesgos de Ebury

Los principales bancos centrales subieron los tipos de interés de acuerdo con las expectativas la semana pasada, y en todos los casos el mercado interpretó en general los comunicados como moderados.

Las autoridades chinas han dado a entender que pretenden recuperar el tiempo perdido durante el periodo de la política de ‘Covid-cero’ e impulsar el consumo, lo que ha sido celebrado por los beneficiarios directos del aumento del mismo.

Los activos de riesgo subieron en todo el mundo la semana pasada, ya que el entorno se volvió más favorable.

La moneda británica fue la protagonista en una nueva semana muy volátil en el mercado de divisas.

Hace tiempo que no se vivía una semana tan agitada en los mercados de divisas como la pasada.

La Reserva Federal se encontró la semana pasada con una incómoda sorpresa: una inflación más alta de lo esperado (lo que no muestra ningún indicio de que las presiones sobre los precios estén disminuyendo).

La enorme subida de 75 puntos básicos por parte del BCE, a la que siguieron los comentarios hawkish de las "fuentes" habituales, hizo que el euro se disparara frente a la mayoría de sus pares y se llevara consigo al resto de divisas europeas.

El euro estuvo a punto de conseguir un buen rendimiento la semana pasada, favorecido por las expectativas de un BCE más agresivo y por el informe del mercado laboral estadounidense (que indicó a la Reserva Federal que las presiones pueden estar relajánd