El Ayuntamiento de Santander, al lado de los empresarios

Más de dos años después de la explosión de la pandemia de la covid-19 y de sus innumerables y trágicas consecuencias, aún es necesario seguir ayudando a quienes más las han sufrido ya que la situación económica ha supuesto una importante crisis para numerosas empresas y para la continuidad de muchos autónomos. También ha paralizado proyectos de emprendedores en sus primeras fases de puesta en marcha de modelos de negocio.

El Ayuntamiento de Santander ha estado con los sectores más afectados desde el primer momento, y puso en marcha un programa de ayudas para la reactivación teniendo en cuenta que la mayoría de empresas y autónomos de varios sectores económicos se encontraban con limitaciones en el desarrollo de su actividad y con la necesidad de aplicar medidas sanitarias y de reformas de sus instalaciones para adaptar sus negocios.

El objetivo era iniciar un proceso de apoyo a la adaptación y transformación que permitiese afrontar esta crisis en las mejores condiciones y fortalecerse en cuanto a capacidades, modelos de negocio, adaptación a nuevos hábitos o nuevas oportunidades.

Con el primer plan de choque municipal para paliar los efectos de la pandemia se pusieron en marcha varias líneas de ayudas a las que se destinaron 4,5 millones de euros.

Santander fue una de las primeras ciudades en impulsar un programa específico de subvenciones directas para la reactivación económica de pymes y empresas, para apoyar proyectos de reactivación económica y comercial y reorientación la actividad de las empresas hacia una digitalización correcta y realista.

La capital cántabra ha apostado claramente por la innovación digital como generadora de nuevos modelos de negocio, colaborando con la adaptación o transformación digital de las empresas mediante la aplicación de recursos digitales que aporten valor añadido a los productos y servicios.

Cinco programas

Fueron cinco programas: para la transformación e innovación digital; para la adaptación de los negocios a las exigencias de la covid-19; para la generación de contenidos en la industria creativa cultural; para el lanzamiento de nuevos proyectos empresariales y para el mantenimiento de la actividad.

Santander ha querido y quiere seguir ayudando a las empresas que han visto mermada su actividad y que están dispuestas a seguir remando a pesar de las dificultades.

Para ello, a finales de 2021 e inicios de 2022, se ha lanzó otro programa de ayudas con el objetivo de que muchas empresas de Santander, tanto grandes como medianas y pequeñas puedan seguir reinventándose. Nuestro objetivo, como institución más cercana al ciudadano y por tanto, también a las empresas locales, ha sido siempre ayudar al tejido económico local a mantener la actividad y el empleo, y así ha sido desde el inicio de esta crisis.

Las ayudas económicas del II Plan de Choque se agruparon en cinco programas: Lanzamiento de nuevas actividades, 150.000 euros; Cultural creativa, 350.000 euros; Transformación e innovación digital, 500.000 euros; Bono Santander Emerge 5.923.000 euros; y Bono Santander Emerge 10+: 2.277.000 euros.

En total, se han destinado 9,2 millones a nuevas ayudas con el fin de paliar las consecuencias de la covid-19 y, sobre todo, que no cierre ninguna empresa y que se mantengan todos los puestos de trabajo.

Y es que, desde el inicio, el Ayuntamiento de Santander ha estado al lado de los empresarios de la ciudad, de todos los sectores, porque el objetivo no era otro que luchar con ellos para el mantenimiento de sus empresas y de los puestos de trabajo que soportan.

TwitterLinkedinFacebookEmail