Cómo mantenerse seguro mientras trabajamos a distancia: Una responsabilidad que debemos tener

Es evidente que trabajar desde casa se ha convertido en una nueva realidad para muchos, ya que cada vez más empresas piden a su personal que trabaje a distancia. De hecho, los acontecimientos recientes han acelerado aún más el proceso de transformación de la fuerza de trabajo, con las empresas restringiendo los viajes de los empleados y muchas asignando más recursos para permitir el trabajo virtual.

Estamos viendo ahora mismo cómo la demanda de teletrabajo está presionando a las organizaciones para que garanticen la disponibilidad de recursos corporativos en lugares geográficos fuera del control de las empresas. Y los ciberdelincuentes están tomando nota. Están buscando formas de apuntar a diferentes sectores ahora más que nunca, incluyendo el sector de la salud, con el fin de aprovechar nuestra inusual forma de conexión para llevar a cabo sus ciberataques. 

En McAfee seguimos de cerca esta tendencia y el aumento del número de dispositivos personales que se conectan online. Trabajar desde casa ofrece beneficios a los empleados y a las empresas, pero un aumento de los dispositivos personales conectados a las redes de las empresas puede, en realidad, exponer a las organizaciones y a los trabajadores a riesgos de seguridad, como los ataques de malware, robos de identidad y ransomware. Nos encontramos en un momento clave en el que absolutamente todos debemos preguntarnos cómo podemos equiparnos con los recursos necesarios para trabajar desde casa de forma segura.

Este será sin duda un momento notable para muchos líderes de la tecnología y de la seguridad de la información. Tendrán que comunicarse con los usuarios sobre cómo esperan trabajar desde casa para encontrar riesgos inesperados y qué herramientas deben usar y no usar. Además, deberán considerar todas las oportunidades para acelerar los planes en curso para la extensión de la arquitectura de seguridad de sus empresas a la nube, así como tener en cuenta el valor de las verdaderas inversiones en seguridad nativa de la nube que pueden haber impulsado.

Los empleados que trabajan desde casa necesitarán una orientación clara sobre las prácticas de seguridad aceptables desde el punto de vista organizativo para proteger sus dispositivos contra el malware, los ataques de phishing y otras amenazas:

  • Utiliza una VPN: Usando una conexión Wi-Fi no segura, los empleados pueden crear una puerta fácil para que los hackers accedan a nuestra información y datos personales. Hay que asegurarse de usar una VPN, que es extremadamente importante para establecer una conexión segura con los archivos de trabajo y las fotos personales guardadas en la nube.
  • Ten cuidado con los correos electrónicos de phishing: No abras ningún archivo adjunto en los correos electrónicos o hagas clic en ningún enlace que parezca sospechoso. Los hackers intentan aprovecharse de los miedos de la gente para engañar a los desprevenidos y sonsacar, por ejemplo, los datos de sus tarjetas de crédito.
  • Contraseñas en la nube con autenticación de dos factores: La autenticación de dos factores es una forma más segura de acceder a las aplicaciones de trabajo. En última instancia, obtener acceso a algo supuestamente confidencial no es tan difícil para los hackers de hoy en día. Sin embargo, una segunda forma de identificación hace que los hackers estén limitados en lo que pueden lograr.
  • Contraseñas fuertes y únicas: En caso de que un hacker acceda a una de nuestras cuentas, debemos asegurarnos de usar contraseñas complejas para cada una de nuestras cuentas, y nunca reutilizar sus credenciales en diferentes plataformas.
  • Navega con protección de seguridad: Continua actualizando las soluciones de seguridad en todos los dispositivos. Esto ayudará a proteger los dispositivos contra el malware, los ataques de phishing y otras amenazas, y también ayudará a identificar los sitios web maliciosos mientras navegas.

Compartiendo la responsabilidad y animando a otros a señalar actividades sospechosas, todos podemos crear conciencia y ayudar a otros a evitar caer en trampas similares. Manteniéndonos abiertos unos con otros, podemos adelantarnos a los hackers.

TwitterLinkedinFacebookEmail