2022, Feliz Año de Recursos Humanos

El mundo laboral está más activo que nunca. La transformación del Capital Humano ha girado en torno al impacto de la pandemia, las tensiones generadas en las empresas por la escasez de mano de obra y el cambio en las prioridades de los empleados.  Pero en medio de todo el cambio que hemos vivido ha habido algo que sí ha salido fortalecido: el rendimiento e importancia de las personas. Era algo que ya todos sabíamos, pero ahora tiene si cabe más peso.  

Según un informe publicado por ADP Research Institute, el 64 por ciento de la fuerza laboral se vio afectada negativamente por el COVID-19; un 28 por ciento perdió el trabajo o fue temporalmente despedido: y el 23 por ciento sufrió un recorte salarial. Estos cambios han llevado a los trabajadores a priorizar sus necesidades, redefiniendo aún más cómo y dónde realizar su tarea. Esta situación está provocando que las empresas se enfrenten a una presión adicional para adaptarse a las nuevas demandas de sus plantillas. Con el fin de ayudar a las empresas a evolucionar en la dirección correcta, queremos compartir con los lectores las tendencias que entendemos construirán la fuerza laboral en 2022. 

1.    Mejor visibilidad de los empleados

Mientras las empresas siguen explorando y probando modelos de trabajo in situ, remotos o híbridos, buscarán nuevas oportunidades para aumentar la visibilidad de los empleados y comprender mejor las necesidades de una fuerza laboral dispersa.  Con el fin de potenciar la relación entre compañeros ahora que no existe la convivencia en la oficina debido al teletrabajo, el análisis de datos de los empleados servirá para aportar información sobre los niveles de compromiso y rendimiento, lo que ayudará a los ejecutivos a valorar qué formato de trabajo es el idóneo; si 100% remoto o híbrido. Este nuevo escenario basado en la confianza mutua ayudará a impulsar el compromiso y el desempeño de los empleados. 

2.    Las personas y sus objetivos impulsarán la cultura corporativa en el lugar de trabajo

A medida que los empleadores busquen formas para implementar nuevos modelos de trabajo, la relación entre empleados será un baremo en la estrategia de la fuerza laboral.  Dicha relación servirá para impulsar el compromiso de los trabajadores y provocará que las empresas tengan que centrar sus esfuerzos en las personas y analizar qué factor les une. La flexibilidad de la fuerza laboral se extenderá más allá de los límites actuales y los empleadores adoptarán iniciativas para construir un lugar de trabajo donde todos puedan prosperar. Las estrategias de Diversidad, Equidad e Inclusión también evolucionarán para impulsar un progreso real y medible. 

3.    El correcto análisis de datos y la experiencia impulsarán la resiliencia

Ya que muchos de los empleados seguirán trabajando en formato remoto o híbrido, las exigencias operativas y de cumplimiento normativo aumentarán, lo que se sumará a un entorno regulatorio ya complejo. Para conseguir adaptarse a los nuevos requisitos, los responsables de Recursos Humanos dependerán más de los datos en tiempo real para ser capaces de cumplir con las regulaciones de manera proactiva y tomar las decisiones correctas. 

4.    Una mayor innovación acelerará el crecimiento

A medida que los modelos de negocios evolucionen en el entorno actual, las empresas recurrirán a la tecnología para impulsar la eficiencia y expandir sus capacidades, con el objetivo de reducir el tiempo invertido en tareas administrativas y así poder enfocar sus esfuerzos en actividades que generen crecimiento y tengan un mayor impacto estratégico. 

2022 definirá el futuro del mercado laboral

Después de un período en el que los empleados se han visto obligados a volver a formarse, continuarán priorizando sus capacidades y buscando oportunidades para aplicarlas. Para mejorar el rendimiento, las compañías deberán enfocarse en esas fortalezas individuales y ofrecer oportunidades para que los empleados desarrollen nuevas habilidades o se embarquen en una nueva trayectoria profesional con más oportunidades de crecimiento. 

Tendremos que estar preparados porque la evolución de la definición de los puestos de trabajo provocará un aumento en la contratación por capacidades e impulsará aún más la innovación. Además, la tecnología seguirá jugando un papel clave para identificar a los trabajadores con las habilidades más adecuadas.

Feliz Año de Recursos Humanos a todos.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail