Santander obtiene un beneficio ordinario de 4.894 millones de euros en el primer semestre de 2022, un 16 % más

Santander obtiene un beneficio ordinario de 4.894 millones de euros en el primer semestre de 2022, un 16 % más

asdf

Banco Santander obtuvo un beneficio ordinario de 4.894 millones de euros en el primer semestre de 2022, un 16% más en euros corrientes con respecto al mismo periodo de 2021. El beneficio atribuido, que tuvo un impacto por cargos de reestructuración de 530 millones de euros en el mismo periodo de 2021, subió un 33% en euros corrientes. En el segundo trimestre estanco, el beneficio atribuido fue de 2.351 millones de euros, un 14% más en euros corrientes y un 2% más en euros constantes.

El beneficio ordinario antes de impuestos fue de 7.915 millones de euros, un 4% más en euros corrientes, mientras que los impuestos sobre beneficios fueron de 2.374 millones de euros, lo que da como resultado una tasa fiscal efectiva del 30%.

El banco registró una fuerte actividad comercial en el trimestre pese a la incertidumbre de los mercados. Los recursos de clientes alcanzaron su cifra más alta (1,1 billones de euros, un 4% más) gracias al crecimiento de los depósitos (+5%). Los créditos aumentaron un 6%, concretamente las hipotecas el 7%, el préstamo al consumo el 6% y el crédito a empresas el 4%. La cartera de crédito del banco se mantiene muy diversificada tanto por líneas de negocio como por geografías, con un 65% del crédito con garantía real.

El grupo aumentó en más de siete millones el número de clientes en los últimos doce meses, hasta los 157 millones. El uso de servicios digitales siguió creciendo y un 56% de las ventas se hizo vía web o móvil en el primer semestre, frente al 52% del mismo periodo del año anterior. El número de clientes que usan canales digitales creció en más de cuatro millones, hasta los 50 millones.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, dijo: 

“Hemos logrado unos buenos resultados en el primer semestre, con un retorno sobre el capital tangible muy por encima del 13% y una ratio de capital CET1 del 12%, lo que muestra la fortaleza y eficiencia de nuestro modelo y la solidez de nuestro balance.

La diversificación nos aporta una base sólida y resiliente para crecer. En Sudamérica, seguimos creciendo de forma rentable, con un 33% de los beneficios del grupo y un 15% del crédito. Norteamérica obtiene un RoTE ajustado por encima del 23%, incluyendo la esperada normalización de las dotaciones por insolvencias, y la rentabilidad en Europa y España ya se acerca al coste de capital, lo que muestra la mejora en la conectividad de la región.

Hacia adelante, el contexto económico será probablemente difícil para los gobiernos, los bancos centrales, los ciudadanos y las empresas. Los bancos seguimos siendo parte de la solución y, como hasta ahora, vemos el camino de colaboración entre todos los agentes económicos y sociales, y los bancos como la vía para seguir apoyando a las economías y a nuestros clientes.

Estamos invirtiendo para asegurar el futuro y mejorando la conectividad del negocio con el fin de crear valor para el cliente y el accionista. Pese a la incertidumbre y a las dificultades en la economía, confiamos en alcanzar los objetivos de 2022, a la vez que seguimos aumentando el valor contable tangible (TNAV) y el dividendo por acción en el medio plazo, después de aumentar un 9% en los últimos doce meses.”

er

(*) Conciliación de los resultados ordinarios con los resultados contables en la sección Medidas Alternativas de Rendimiento del informe financiero.
TwitterLinkedinFacebookEmail
Zona Home 4 Vídeos
Zona Home 5 Vídeos