Los trabajadores quieren espacios informales en su oficina

Si bien en estos últimos meses muchas empresas han comprobado que es posible trabajar desde casa, también se ha puesto de manifiesto el valor real de la oficina como único escenario que posibilita la conexión e interacción entre las personas. La interacción social que no puede tener lugar en casa.

“Está claro que a la oficina no iremos ya a enviar e-mails o a cumplimentar documentos, sino a hacer tareas colaborativas y creativas y a socializar, y eso obliga a cambiar los espacios de trabajo”, afirma Camilo Agromayor, director general de Ofita.

Entre estos espacios colaborativos, están cobrando un gran protagonismo los espacios informales, más aún que antes de la pandemia, “cuando ya eran una tendencia generalizada en todos los sectores”. explica. “A medida que las personas se han vuelto más móviles, los espacios de trabajo se han vuelto cada vez más diversos e informales”.

Cafeterías, bibliotecas, zonas de estar o espacios lúdicos han sustituido a las tradicionales salas de reunión o de trabajo en equipo, con el objetivo de ofrecer espacios más confortables a sus plantillas y al mismo tiempo promover la colaboración espontánea y la socialización. Al ser preguntados, prácticamente la totalidad de los empelados afirman que quieren este tipo de espacios en sus lugares de trabajo, y más después del confinamiento.

En estos espacios informales, los empleados pueden tanto hacer una pausa como seguir trabajando, pero de una forma más distendida, bien de forma individual o con otros compañeros. Esto se traduce en áreas con sofás, pufs, mesas de restaurante, taburetes o juegos, por ejemplo”.

Los espacios informales están destinados a un uso de entre 15 y 30 minutos y con no más de 5 personas.

Uno de los espacios que más ha cambiado su look son los de restauración. Los offices apuestan por el diseño y en algunas oficinas se han creado auténticos restaurantes. “Lo reseñable es que no se conciben solo como áreas de restauración sino que funcionan como un espacio más de trabajo. En ellos, los empleados también trabajan en determinados momentos buscando un entorno más informal. Por eso, es habitual ver a trabajadores de la empresa en estos espacios en horarios distintos a la hora del almuerzo o el desayuno”, señala Camilo Agromayor.

“Son espacios de diseño mucho más acogedor y divertido, y estos es importante porque el entorno nos influye y mucho en nuestra motivación y en la productividad de nuestro trabajo diario”, según el director general de Ofita.  “Además, los trabajadores quieren entornos de trabajo hogareños y confortables tras meses trabajando desde sus casas”.

Pero -según Camilo Agromayor- lo importante es que además de tener un diseño agradable y confortable, estos espacios informales sean productivos. Con ese objetivo, deben estar dotados de los mismos servicios que un puesto de trabajo convencional, principalmente el acceso a las comunicaciones  y la tecnología, al igual que disponer de superficies diseñadas para trabajar.

La decisión sobre el mobiliario siempre es una de las más importantes. “No sólo porque participa en el diseño, sino también porque influye, y mucho, en la comodidad y la salud de los empleados”.

TwitterLinkedinFacebookEmail
Zona Home 4 Vídeos
Zona Home 5 Vídeos