Las aerolíneas logran sus primeros beneficios tras el golpe del Covid

Las aerolíneas logran sus primeros beneficios tras el golpe del Covid

FGJ,KFGU

El sector aéreo europeo entró en beneficios netos en el segundo trimestre (periodo de abril a junio) por primera vez durante la pandemia, si bien en el acumulado del ejercicio sigue en pérdidas. Todas las compañías que han presentado resultados han puesto el acento en que se trata de un cambio de tendencia que deberá consolidarse en la segunda mitad del año, para el que, en general, no ven un cambio en las reservas a pesar de la amenaza de una nueva crisis.

El segundo trimestre ha insuflado cierto optimismo al sector, consciente de que está a medio camino de recuperar la actividad y los beneficios previos a la pandemia. Estos resultados se producen incluso a pesar de los graves problemas vividos en grandes aeropuertos, que han obligado a suspender miles de vuelos.

"El tercer trimestre va a ser muy bueno, con los aviones llenos y las tarifas más altas", apunta Óscar Katime, socio de EY, quien de cara al último periodo del año cree que la demanda se mantendrá, aunque las aerolíneas sufrirán un aumento de costes -subidas salariales, petróleo o alza del dólar frente al euro- y deberán bajar precios si introducen más capacidad.

Katime también manifiesta sus dudas de cómo las incertidumbres existentes -guerra en Ucrania, inflación y posible crisis- podrían trasladarse al tráfico aéreo, un sector "muy sensible a lo que pasa en la economía".

Tanto el resultado operativo como el neto durante el segundo trimestre fueron positivos en todas las compañías, salvo en easyJet, que las justificó por el impacto de 157 millones por las diferentes perturbaciones que ha sufrido. Globalmente, las ganancias se situaron en 768 millones de euros y el beneficio operativo superó los 1.700 millones.

La demanda en el segundo trimestre de las cinco principales aerolíneas -Lufthansa, Air France-KLM, IAG, Ryanair e easyJet- se situó en 145 millones de personas, un 13,3% por debajo de la de 2019, que se toma como referencia. En el caso de los aeropuertos españoles, Aena registró solo un 10,7% menos de viajeros que en 2019.

Lufthansa es la compañía con más viajeros pendientes de recuperar. IAG, Air France-KLM y la británica easyJet están entre un 17% y un 19% por debajo de las cifras pre-Covid, pero la excepción es Ryanair, que parece haber dejado la crisis, con un récord de pasajeros de 45,5 millones entre abril y junio, que se consolidó en julio con 16,8 millones.

La recuperación se ha producido más en las rutas de corto y medio radio que en las intercontinentales, con mayores ingresos por pasajero. Este factor ha sido compensado con creces por la subida de las tarifas, de manera que los ingresos en el segundo trimestre se quedaron solo a un 7,5% de los de 2019, con 25.775 millones acumulados entre las cinco aerolíneas.

La alemana Lufthansa, que ayer presentó sus resultados semestrales, se mantiene como la líder por cifra de negocio, con 8.462 millones y un 12% por debajo de 2019, mientras que Ryanair pulverizó el registro pre-Covid en un 12%, con 2.602 millones.

En cierta medida, los resultados que se han ido publicando en las últimas semanas confirman los pronósticos de los analistas. La duda es qué sucederá sobre todo en el cuarto trimestre tras un verano muy bueno, especialmente en España e Italia.

Las aerolíneas coinciden en seguir recuperando su capacidad en el segundo semestre y en que no notan un freno en las reservas en comparación con los años pre-Covid. Frente a la incertidumbre por Ucrania, la energía y la crisis, factores como los cuellos de botella quedarán resueltos en las próximas semanas a medida que aeropuertos y aerolíneas refuercen sus plantillas.

TwitterLinkedinFacebookEmail
Zona Home 4 Vídeos
Zona Home 5 Vídeos