La inversión extranjera, entre las prioridades de Duque

La inversión extranjera, entre las prioridades de Duque

El nuevo presidente de Colombia sitúa a la cabeza de su hoja de ruta propiciar más inversiones extranjeras en el país.
Iván Duque

     Desde que el pasado 17 de junio Iván Duque ganara las elecciones presidenciales de Colombia, la lupa de la sociedad está puesta en los movimientos que realiza destinados a mejorar el presente y futuro del país.

Una de las situaciones que a juicio del presidente más necesita reforzar Colombia es el aumento de las inversiones de empresas extranjeras. Se trata de una de las claves para el desarrollo económico y social del país, de ahí que Iván Duque ponga tanto empeño en ello. Para que Colombia resulte más atractiva a los empresarios de fuera, el presidente electo pretende cambiar las condiciones y ponérselo más fácil a los inversores.

Entre las medidas para conseguirlo se encuentra la de rebajar los impuestos. Hacer más competitiva a Colombia es según los economistas el primer paso en este camino; lo que supone la reducción de la carga tributaria para las empresas y la simplificación de los trámites que deben cumplir para obtener el visto bueno de las autoridades.

Los niveles de inversión extranjera en Colombia se habían visto reducidos desde 2010, tras disfrutar de un periodo de ocho años de crecimiento continuado. Con las medidas tomadas el gobierno quiere revertir esta situación y no bajar en ningún momento de la cifra de 5 % de crecimiento.

Además de beneficiar a la inversión extranjera, incentivar a las empresas colombianas constituye también una prioridad para Duque. Con respecto a estas, el presidente apuesta por reducir también sus impuestos, realizar una simplificación tributaria y premiar a aquellos negocios creadores de puestos de trabajo y que inviertan en I+D.

Según el nuevo presidente, el Estado se situaba en una posición que cercaba al sector privado. Ahora plantea recortar gastos innecesarios y aplicar de forma correcta los Tratados de Libre Comercio que ya existen en el país, en lugar de buscar nuevos.

El FMI prevé un crecimiento del 3,3 % para el ejercicio de 2019, cifra que puede verse aumentada si las estrategias que el nuevo presidente va a tomar dan pronto sus frutos.

TwitterLinkedinFacebookEmail