“La eliminación de los combustibles fósiles mejorará la posición geoestratégica de la UE”

“La eliminación de los combustibles fósiles mejorará la posición geoestratégica de la UE”

Cristina

La directora de Política Energética de la Comisión Europea (CE), Cristina Lobillo, y el ex secretario de Estado de Energía de España, Nemesio Fernández-Cuesta, participaron en la séptima edición del ciclo de conferencias Energy Prospectives, organizado por Fundación Naturgy y el IESE Business School, que inauguraron el presidente de Fundación Naturgy, Rafael Villaseca, y el director general del IESE en Madrid, José Luis Suárez.

Lobillo explicó que la CE está ultimando un paquete legislativo para julio que incluye la revisión de las directivas de Renovables y de Eficiencia Energética, que prevén elevar de una forma “muy ambiciosa” los objetivos a 2030 para cumplir con el nuevo objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que la UE ha elevado al 55% para el final de esta década.

“La UE ha mantenido siempre su liderazgo en la lucha contra el cambio climático y la eliminación progresiva de los combustibles fósiles mejorará ahora su posición geoestratégica”, dijo Lobillo, que recordó que “el año pasado importamos el 87% de petróleo y 74% de gas”.

La directora de Política Energética del CE detalló que la propuesta es ampliar del 32% al 38-40% el objetivo de renovables para el año 2030. “Las medidas que los estados miembros han anunciado nos sitúan en una cifra del 33%, por lo que entendemos que alcanzar el 40% es factible poniendo en marcha nuevas tecnologías renovables”. 

En este sentido, destacó el desarrollo del hidrógeno, para el cual la CE presentará una propuesta legislativa en noviembre, que incluirá un sistema de garantías de hidrógeno y certificaciones.

El sector público en la directiva de eficiencia 

Lobillo se refirió también a la revisión de la Directiva de Eficiencia que forma parte del nuevo paquete legislativo. La propuesta es elevar del 32% al 36-37% en consumo final y el 39%-41% en energía primaria. “Son objetivos ambiciosos, porque tras analizar los 27 PNIEC, si todos los estados miembros pusieran en marcha todas las medidas previstas se alcanzaría el 29%”, explicó.

 “Para lograrlo, estamos valorando proponer un objetivo vinculante y unos objetivos indicativos nacionales, que ahora no existen”, además de incluir el sector público en la revisión de la directiva. “Alrededor del 75% de los edificios de la UE son ineficientes, y los edificios públicos suponen el 30% del consumo”, añadió. 

La CE también dará más protagonismo al consumidor a través de la digitalización, que va a ser fundamental en la revisión de la directiva de eficiencia energética, según explicó Lobillo. 

Estas medidas forman parte de las 12 propuestas del paquete legislativo que está ultimando la CE para reducir un 55% de los gases de efecto invernadero en 2030. “Hemos trabajado con el objetivo de que este paquete legislativo sea cost efficient, porque la transición energética va a ser muy costosa”, dijo Lobillo.

En relación a los fondos Next Generation, la directora europea de Política Energética dijo que “son una oportunidad única para acelerar la transición energética”. “Tener este presupuesto disponible permitirá empujar proyectos innovadores y esperamos que sirva también para atraer inversión privada”, añadió.

Crear un mercado de gases renovables

El ex secretario de Estado de Energía, Nemesio Fernández-Cuesta, destacó tres aspectos en los que la política energética debe poner el foco: que la industria requiere un “análisis micro” para transformar sus fuentes de energía; que hay que electrificar el transporte, pero poniendo atención al desarrollo de una red de recarga pública; y que los gases renovables van a jugar un papel fundamental para la reducción de emisiones. 

“En un contexto en el que en treinta años, la industria española debe sustituir el 60% de su aprovisionamiento de energía” y que “dos tercios de la energía a sustituir es gas natural”, los gases renovables son una alternativa para la transición energética. En este sentido, afirmó que “el hidrógeno se configura como la opción más promisoria, pero hay dos condicionantes: abaratar la electricidad y crear un mercado”.

Fernández-Cuesta se refirió a la movilidad sostenible. “La electrificación del transporte ligero requiere ayudas iniciales, neutralidad tecnológica durante el esperado proceso de reducción de costes de las baterías y de los coches eléctricos, y masivas inversiones en equipamiento público de recarga”, aseguró, al tiempo que afirmaba que no existe una alternativa tecnológica clara para el 56% del consumo energético del transporte. “Las soluciones deberán contar con el gas natural, biocombustibles de segunda generación, gases renovables, hidrógeno y combustibles sintéticos”, afirmó. 
Sobre el coste de la electricidad, apostó por las subastas, PPA’s y los mercados a plazo, así como el almacenamiento eléctrico y la vida útil de las nucleares para contribuir abaratar el precio y conseguir que el desarrollo de las energías renovables sea financiable.

En la apertura de esta séptima sesión de Energy Prospectives, Rafael Villaseca destacó que “la energía es un factor transcendental para el desarrollo económico y social, y un factor determinante para la lucha contra el cambio climático”, y recordó que en este contexto “la regulación se impone”, de ahí la importancia de sesiones como la celebrada hoy. 

Energy Prospectives es un ciclo de conversaciones de alto nivel que reúne a figuras reconocidas a nivel nacional e internacional por su experiencia, visión y conocimiento del sector energético y a empresarios, reguladores, directivos y académicos. Esta iniciativa forma parte de las actividades que Fundación Naturgy realiza sobre temáticas relacionadas con la energía y el medio ambiente, desde el debate serio y riguroso, con el objetivo fundamental de promover el uso racional de los recursos energéticos y fomentar un desarrollo sostenible. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail
Zona Home 4 Vídeos
Zona Home 5 Vídeos