Indra reduce sus costes de transporte y las emisiones de CO2