España se consolida como una potencia galletera en Europa exportando la mitad de su producción

España se consolida como una potencia galletera en Europa exportando la mitad de su producción

hg.jkh.
La aportación al empleo enlaza un nuevo año de crecimiento (+2,2%), donde el 98% de los contratos son indefinidos y con una mayoría de empleo femenino (51%)

Las galletas, ese alimento dulce o salado que apetece casi a cualquier hora, lleva entre nosotros cientos de años. Su etimología proviene del francés galette, y responde a una alternativa para conservar la harina, una vez cocida, durante largos periodos de tiempo para ser consumida posteriormente por los marineros a bordo de los barcos.

Con el paso del tiempo, las galletas se han transformado en el producto tradicional con identidad propia que conocemos hoy y que, en España y según los datos que maneja Produlce en su Informe Anual 2021, ha facturado 1.381 millones de euros.

España, la fábrica de galletas de Europa

En lo que respecta a la producción de galletas, España se ha convertido en la fábrica galletera de Europa porque uno de cada dos kilos producidos viaja fuera de nuestras fronteras. Concretamente, con unas exportaciones por valor de 443,3 millones de euros (27,9% del total del sector del dulce), la categoría de galletas factura una tercera parte de sus ventas en mercados exteriores, donde coloca aproximadamente la mitad de su volumen de producción. En el ranking de países fabricantes de este producto en nuestro continente, España representa la tercera mayor producción de la UE.

Asimismo, los países  a los que se exporta este producto se localizan principalmente en Europa, siendo Portugal, Francia e Italia sus principales destinos y entre los tres suman cerca de 200 millones de euros. En este apartado cobra especial protagonismo Marruecos, que ha escalado hasta ocupar el cuarto puesto en el ranking de países destino, superando a Reino Unido.

“Las galletas españolas están presentes en miles de hogares europeos cada mañana. ¡Somos la fábrica de galletas más competitiva y versátil de Europa! La industria nacional destaca por sus altísimos estándares de calidad, por su eficiencia en la producción y por su capacidad de adaptar sus productos a los gustos y demandas de mercados internacionales muy diferentes”, destaca Rubén Moreno, secretario general de Produlce.

Consumo familiar y saludable

En lo que se refiere al consumo de galletas en nuestro país, se mantiene con datos similares a 2020, aunque son las categorías de meriendas y desayuno familiar las que marcan más la tendencia de mayores crecimientos en volumen que en valor. Por el contrario, el segmento salud revaloriza su producción, con una mejor relación volumen - valor que en 2020.

El canal impulso mejora ligeramente su facturación (4%) y consigue ganar medio punto al canal alimentación, que sigue siendo el mayoritario con claridad, con un 93,5% de las ventas totales. 

Innovación, rediseño y ampliación de gama

Después de varios años en los que la reformulación de galletas ha sido la gran protagonista – en parte como respuesta al compromiso del Plan de Mejora de la Composición suscrito con AESAN- en 2021 el rediseño y la ampliación de gama lideran la innovación de esta categoría.

Con el objetivo de atender las peticiones de un cliente más exigente y comprometido con la salud, también se dedican parte de los esfuerzos hasta ahora puestos en reformulación a la innovación radical (20%), que crece con fuerza y casi duplica las cifras observadas un año antes. 

Positiva evolución del empleo

La mayor producción en términos de volumen y el empuje de las exportaciones traen buenas noticias al empleo, que enlaza un nuevo año de crecimiento (+2,2%). Además, sigue siendo un empleo de calidad (98% contratos indefinidos), con una mayoría de empleo femenino (51%) y un ligero aumento del empleo joven también, que pasa de suponer el 9% al 11% del empleo total.

TwitterLinkedinFacebookEmail
Zona Home 4 Vídeos
Zona Home 5 Vídeos