El Manifiesto de la Movilidad Multimodal, una visión compartida entre administración y empresas para la movilidad sostenible en las ciudades

El Manifiesto de la Movilidad Multimodal, una visión compartida entre administración y empresas para la movilidad sostenible en las ciudades

WEB
El Hub de Movilidad Conectada (Connected Mobility Hub) es el ecosistema de innovación en nuevas soluciones de movilidad, referente en el Sur de Europa. Esta mañana han presentado el Manifiesto de Movilidad Multimodal, junto a Ferrovial, RENFE, SEAT, Iberdrola, además del Ayuntamiento de Madrid, la EMT y la CRMT.

2020 nos ha abierto los ojos antes la necesidad ineludible de crear sociedades más resilientes, saludables, dónde las personas se sitúen en el centro. Las ciudades se deben adaptar a esta nueva realidad y devolver el espacio público al conjunto de la población, mejorando su calidad de vida a través de una movilidad más sostenible y segura. “Nunca antes nos habíamos encontrado con una situación y un contexto tan favorables para poner en marcha el Manifiesto de Movilidad Multimodal, que junto a más de 20 empresas de movilidad que actualmente están operando en Madrid y actores clave del sector público, propone articular el ecosistema de innovación en movilidad”, explica Sergio Diez, director de Connected Mobility Hub.

Esta mañana, Impact Hub Piamonte ha acogido la presentación del Manifiesto de Movilidad Multimodal, desarrollada en formato híbrido (los responsables del proyecto, presentes de forma física mientras el encuentro era retransmitido mediante una plataforma de streaming), al que han acudido el equipo impulsor de Connected Mobility Hub y representantes de las empresas colaboradoras como son: Renfe, Ferrovial, Iberdrola, Seat y actores clave del sector público como la EMT, CRTM y el Ayuntamiento de Madrid. 

Sergio Diez, director de Connected Mobility Hub, ha presentado el Manifiesto de Movilidad Multimodal, cuyo objetivo es “descubrir las palancas necesarias para acelerar la adopción de un sistema de movilidad mas sostenible en el entorno urbano”. El Manifiesto está sustentado en cuatro pilares fundamentales, el primero de ellos y más importante, son las personas. “Nos debemos a ellas, pero necesitamos la innovación y la colaboración, para finalmente poder conseguir un cambio disruptivo”. 

La relación público-privada, es esencial, para diseñar una plataforma integrada, así como para el diseño de la regulación y el marco regulatorio, “o colaboramos todos en este nuevo ecosistema, o este estará destinado al fracaso”, aseguraba Borja Carabante, Delegado de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, durante su intervención. “Nosotros nos hemos apoyado en este manifiesto para escenificar el principio sobre el que queremos desarrollar la nueva movilidad de Madrid”. Los próximos años son clave para que las ciudades alcancen sus objetivos de desarrollo sostenible, “nuestra iniciativa Madrid Mobility 360 tiene como objetivo trabajar en la sostenibilidad, sin olvidarnos de dar respuesta a los millones de traslados que cada día se producen en nuestra red de transportes. Es por esto que la colaboración entre transportes públicos y SaaS es imprescindible”. 

El transporte público colectivo es la columna vertebral de la movilidad en Madrid. En este sentido y durante la ‘Mesa a 3: el reto de la Administración’, Alfonso Sánchez, Director Gerente de EMT ha asegurado que “quizá hasta ahora teníamos a la persona tan solo como un cliente, y gracias al Manifiesto lo hemos situado en el centro de nuestros esfuerzos”. Un enfoque que, Luis Miguel Martínez, gerente del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, ha compartido y añadía que “cada vez el sistema de movilidad es más complejo, cada vez hay más actores implicados, por eso, este es el mejor momento para dar ese enfoque sistémico y que todos nos impliquemos y aportemos”. 

El último en intervenir, Manel Villalante, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio en Renfe, concluía que la tecnología no es solo la clave sino “tiene que ser el hilo y la aguja que cosan todo este sistema, que empresas y administraciones tenemos que diseñar puerta a puerta”. Además, ha asegurado que “el siguiente paso que hay que dar es introducir un sistema interactivo que permita ordenar y pagar, todo el ecosistema de movilidad atendiendo a pautas personalizadas y customizadas para cada persona”. 

La interoperabilidad, la neutralidad y los datos, gestionadas desde plataformas digitales, ha sido otro de los puntos determinantes de la segunda mesa redonda: descubriendo las palancas de la Movilidad Multimodal. En esta, se ha puesto en relieve la necesidad de tener una integración tecnológica lo suficientemente amplia como para poder ofrecer a los usuarios un servicio completo de movilidad. En este sentido, los partners invitados han presentado sus diferentes propuestas de plataformas de movilidad. La primera en intervenir ha sido Nuria Domínguez, directora de Alianzas Estratégicas e Innovación Abierta de SEAT: “Para nosotros es muy importante que la gente entienda que el vehículo privado es un componente más. La multimodalidad implica todos los transportes, públicos, privados, individuales o compartidos. Nosotros, a través de SEAT, hemos desarrollado una plataforma de movilidad que ya está en funcionamiento para gestionar diferentes flotas”.

También desde Renfe se está desarrollando una plataforma integral se servicios de movilidad, no solo que tenga en cuenta los servicios de Renfe, sino todos aquellos movimientos que se produzcan hasta llegar a una estación y al salir de ella. “Quisimos dar un giro, sin dejar de ser operadores de transporte, nos queríamos transformar en una plataforma de movilidad multimodal. Y ahora estamos lanzando una gran plataforma de movilidad en beneficio del ciudadano, donde están todos nuestros servicios, los servicios públicos y algunas propuestas privadas, esperamos que durante el primer trimestre 2022 esté en 8 ciudades”, ha explicado Bruno Espinar, Head of Mobility 4.0 and Digital Innovation de Renfe.

Entender lo que estaba sucediendo en materia de movilidad, ha sido el motor de Ferrovial, aseguraba Andrés Camacho, Director de la Unidad de Negocio de Movilidad de Ferrovial, “lo que estamos viviendo hoy es un aperitivo del futuro, por eso nosotros quisimos adentrarnos en esto y desarrollar diferentes proyectos, desde un carsharing con Renault o un servicio de mobility as service con Wondoo. Además de empezar a desarrollar una infraestructura para los vehículos autónomos”. En la misma línea, Juan Corro, Director de Tecnologías e Innovación de EMT, aseguraba que “nosotros siempre hemos tenido vocación por la innovación y este hueco estaba, teníamos las capacidades, para desarrollar una plataforma como Madrid Mobility 360. Seguimos empeñados en el asunto, porque creemos que mejorar la movilidad de los ciudadanos necesita de una herramienta como esta”.

“Cuando nos hemos remangado y metido de lleno, hemos visto que había mucha tensión entre los propios actores involucrados”, afirmaba Juan Corro. “Hay que destruir ese síndrome del anillo único”. Y es que el Futuro de la Movilidad, continúa siendo una incógnita, lo que está claro es que la confianza entre los partners es fundamental para desarrollar ‘la plataforma definitiva’. “Auguro la batalla con el ciudadano, para que el nuevo paradigma funcione, el modelo de gobernanza tiene que venir liderado de lo público, pero con la impepinable colaboración privada. La vocación del servicio público no se puede perder”, concluía Bruno Espinar. 

La electrificación es otra de las palancas fundamentales, en este sentido, Carlos Bergera, Director de RP Movilidad de Iberdrola aseguraba que “la movilidad no se puede concebir alejada de la electrificación. Tenemos que estar en la movilidad, no cabe la neutralidad, no solo porque es el único camino para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible, sino porque es una apuesta segura para el tejido industrial en España”. La multimodalidad implica “una solución de recarga integral, es decir que se pueda hacer el ámbito privado y también acceder a una infraestructura de recarga pública”. Un desarrollo que, aseguraba “se tiene que hacer de forma colaborativa, para tener en cuenta las características de cada vehículo”. 

Por último, se ha abordado el reto de la ‘gobernanza de los datos’, y es que está claro, que los datos son la moneda del siglo XXI. “Tenemos que aprender a comunicar qué se va a hacer la información que nos proporcionen los ciudadanos, y ésta decisión debe recaer el ciudadano”, aseguraba Bruno Espinar. Por otro lado, Andrés Camacho, afirmaba que “para una ciudad es muy útil tener información sobre cómo se mueve la gente. No creo que los operadores se vayan a oponer a eso, al fin y al cabo es un valor añadido, si sabemos cuales son tus movimientos rutinarios, podemos ponerte un vehículo más cercano a ti”.

Connected Mobility Hub tiene el punto de mira puesto en ‘El Futuro de la Movilidad’, una perspectiva que pone el foco en la innovación y la colaboración de todos los actores. El proyecto arrancaba en febrero de 2020 con el objetivo de descubrir las palancas para acelerar la adopción de un sistema de movilidad mas sostenible. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail