Cinco consejos imprescindibles sobre educación financiera a tener en cuenta

Cinco consejos imprescindibles sobre educación financiera a tener en cuenta

er
Vall Banc, entidad bancaria especializada en Wealth Management -gestión de patrimonios-, con motivo del Día Mundial de la Educación Financiera, recoge las principales claves para entender y saber gestionar el dinero

El 75% de los españoles cuenta con unos niveles de educación financiera medios o altos, aunque reconoce que debe mejorar sus conocimientos. Son datos del 2021 de la Encuesta de Competencias Financieras elaborada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El estudio también pone nota a la educación financiera de la ciudadanía, que obtienen un 6 sobre 10, lo que pone de manifiesto la necesidad de mejorar los conocimientos financieros de la sociedad y la importancia de estar financieramente formados.  

Ante esta necesidad, y con motivo del Día Mundial de la Educación Financiera, Vall Banc, entidad bancaria especializada en Wealth Management, explica los cinco consejos clave a tener en cuenta a la hora de gestionar el dinero:

1. El primer paso: tomar conciencia de tu patrimonio financiero

En el momento en que se empieza a recibir el primer sueldo y, por tanto, a tener dinero propio, es necesario empezar a fijar los objetivos financieros. Ser consciente de la situación y definir una meta realista a largo plazo permitirá llegar al propósito financiero marcado antes de lo esperado. Este es el primer paso para una correcta gestión de patrimonio financiero, con el objetivo de evitar depender de una pensión o de ingresos de futuro, al llegar a la jubilación.  

“En la toma de conciencia, existen herramientas que ayudan a entender la importancia de la planificación financiera, como es el caso del efecto del interés compuesto. Permite calcular de forma visual el dinero que vas a obtener si empiezas a invertir desde joven y así, convencer de la necesidad de empezar a preocuparte por el dinero”, asegura Ignasi Vega, responsable de HNWI de Vall Banc.

2. ¿Cómo se va a gestionar? Diferencia entre ahorrar e invertir

Otro punto clave en la educación financiera es conocer la diferencia entre invertir y ahorrar, siendo consciente de los beneficios que nos aporta cada camino. Son dos formas completamente diferentes de gestionar el dinero: ahorrar es dejar tu dinero a descansar, mientras que invertir es ponerlo a trabajar.

“Desde Vall Banc, recomendamos invertir el dinero, aunque el patrimonio inicial sea limitado. No es suficiente con ahorrar, ya que, si dejamos el dinero intacto, va a perder valor con el paso de los años. En cambio, al invertir, obtendremos un rendimiento y unas ganancias de esos ahorros”, explica el responsable de HNWI de Vall Banc.

3. Planificar siempre, la metodología clave de las finanzas

La organización y planificación del patrimonio financiero es necesaria para conseguir los objetivos establecidos a corto y largo plazo. Existen herramientas y recursos que ayudan a planificar el futuro financiero e identificar dónde es mejor invertir, teniendo en cuenta cuáles son las preferencias individuales de cada persona (un viaje, una vivienda, un coche, etc.).

En este punto, entra en juego el papel del asesor financiero, que tiene la capacidad de conocer y analizar en profundidad la situación personal, familiar y profesional de cada persona. De esta forma, podrá definir los objetivos y estrategias personalizadas que se adapten a las necesidades del cliente y guiarle durante todo el proceso de planificación financiera.

4. Disponer de un fondo de emergencia, un activo de valor

Como en todo proceso, es siempre necesario ser precavido y conocer los posibles riesgos y advertencias para ser capaz de avanzarte a ellos. Y a la hora de gestionar las finanzas no es diferente. Además, la pandemia nos ha enseñado que la realidad es incierta y que nuestra forma de vivirla puede cambiar de un momento a otro. Por eso, hoy en día es más importante que nunca disponer de un fondo de emergencia para imprevistos y de unos valores de endeudamiento que sean sanos.

“El fondo de emergencia para imprevistos se trata de un importe que sirve como colchón financiero. El objetivo es acumular parte del dinero ahorrado para hacer frente a posibles imprevistos económicos que puedan surgir. En este sentido, también es importante ir revisando de forma periódica los valores de endeudamiento e intereses junto al asesor financiero para comprobar que siguen estables”, explica Ignasi Vega.

5. Y en todo momento: estar asesorado e informado sobre las novedades financieras

Contar con un asesor que informe y aconseja durante todo el proceso es fundamental para alcanzar los objetivos marcados y estar al día de la actualidad financiera. Las necesidades y circunstancias de cada persona irán variando a lo largo de su ciclo vital. Por eso, es clave confiar en la ayuda y expertise de un asesor financiero que sea capaz de escuchar y analizar en profundidad la situación personal, familiar y profesional de cada persona y ofrecerle soluciones a medida.

“Nuestro papel como asesores debe ser complementario al de la tecnología, con el objetivo de traducir los datos y métricas a un lenguaje comprensible para el cliente y así, ofrecerle estrategias realistas, transparentes y personalizadas”, añade el responsable de HNWI.

TwitterLinkedinFacebookEmail
Zona Home 4 Vídeos
Zona Home 5 Vídeos