Argentina vuelve a sumirse en la crisis

Argentina vuelve a sumirse en la crisis

La devaluación del peso que se inició a principios de año es la causa principal de la crisis en la que el país argentino no puede evitar volver a sumirse.
Crisis Argentina

     A 1.000 días de asumir el poder, el presidente Macri atraviesa el momento más difícil de su mandato y uno de los más complicados en la historia argentina. La recesión económica que atraviesa el país es imposible de ocultar en un momento en el que los niveles de devaluación convierten al peso en la moneda más devaluada del mundo y el interés alcanza ya un 60 % con respecto al dólar.

Macri heredó del anterior gobierno un país al borde del colapso. Muchos habían visto en él la salvación económica; sin embargo, tres años más tarde es el propio presidente quien anunciaba el pasado junio que Argentina asumiría el rescate más grande de la historia por parte del FMI.  Un préstamo que alcanzará los 50.000 millones de dólares y que saneará las cuentas del país argentino hasta finales de 2019.

A cambio de la inyección de capital, el FMI impuso al presidente una serie de medidas que han minado su imagen entre los ciudadanos. Entre ellas se encuentran la subida de la luz y del gas, así como el recorte de dinero público. Los ciudadanos comienzan a ver al que votaron como su salvador, al mismo nivel de todos los mandatarios argentinos y así se lo manifiestan en las constantes protestas ciudadanas que abarrotan las calles del país.

Los argentinos viven con el miedo de que su pasado vuelva a convertirse en su presente, a pesar de las peticiones de calma y apoyo que su presidente ha lanzado a través de los medios en los últimos días.

Sin embargo, Macri aún cuenta con gran protección y apoyo a nivel mundial. Los principales mercados ven en él el fin de la larga era Kirchner. La gestión de esta crisis será decisiva para que se cumpla su intención de ser reelegido presidente en las próximas elecciones de octubre de 2019.  

TwitterLinkedinFacebookEmail