Apis Group, premio Marca en la III Edición de los Premios Ejecutivos Extremadura

Apis Group, premio Marca en la III Edición de los Premios Ejecutivos Extremadura

Premios

Con más de 90 años de historia, esta compañía española está especializada en la fabricación y comercialización de conservas vegetales y cárnicas, fusionando tradición, experiencia y sabiduría artesanal con los últimos procesos tecnológicos ofreciendo productos naturales de excelente calidad. Por todo ello, recibe el galardón a la Marca en la III edición de los Premios Ejecutivos Extremadura.

Además de ser uno de los mayores grupos agroalimentarios del país, Apis Group posee una gran ventaja diferencial: cuenta con producción propia. No tiene intermediarios, dado que la agroalimentaria está formada por más de 2.500 cooperativistas extremeños.
Una familia de agricultores que conoce y cuida el campo, gestionando los recursos y procesos de manera sostenible. Al ser cultivos propios, Apis está presente desde la siembra hasta al envasado final, controlando así, la trazabilidad total del producto.
Apis ofrece alimentos naturales, saludables, exquisitos y funcionales, con bajo contenido graso y alto valor nutricional, asegurando todas las garantías de calidad y seguridad alimentaria, donde se cuida hasta el último detalle. Un compromiso de excelencia con el entorno, la sociedad, sus clientes y sus consumidores.

Un recorrido por la historia

Los orígenes de la compañía se remontan a principios del siglo xx cuando se constituyó la sociedad en 1927, fruto de la iniciativa de un grupo de ganaderos emeritenses. Fue Alfonso XIII quien inauguró en 1929 la planta de Mérida, que entonces se denominó Matadero Regional de Mérida. Su actividad principal se centraba en la fabricación y comercialización de productos cárnicos y derivados.

En la década de los 40, la entidad contaba con más de 500 trabajadores y era considerada entonces, como la mayor empresa de Extremadura y la primera firma del país en manufacturar salchichas y hamburguesas. En esta época, la entidad ya elaboraba platos preparados (cocido extremeño, fabada, callos,...) y el paté Apis, re- conocido por su extraordinario sabor, que por aquel entonces era conocido como “Foie gras”.

A mediados de los años 50, en 1956, con una nueva razón social (IFESA), Apis amplió su porfolio con el Magro de Cerdo, producto que hoy sigue siendo líder en el mercado, y una extraordinaria gama de productos cárnicos.
En 1959 nace Fruco, marca pionera en España en la fabricación de zumos industriales. En los años 70, Apis y Fruco, de forma independiente, competían en el mercado de tomate. Entonces, Apis era gestionada por CARCESA, mientras que Fruco lo era por CONSIBER.

En la década de los 80, Fruco fue absorbida por CARCESA, y tanto Apis como Fruco cambiaron su imagen de marca siguiendo las últimas tendencias del momento, con la introducción de nuevas tecnologías de envasado aséptico en brik. Ambas marcas fueron pioneras en el envasado de zumo y tomate en este práctico envase.

Apis, hoy

Carnes y Vegetales SL (Apis Group), la agroalimentaria extremeña creada en 2011 sucesora de la extinta CARCESA, comercializa en la actualidad productos de alimentación bajo las marcas APIS y FRUCO. A lo largo de los años, la compañía ha formado parte de importantes multinacionales, como Kraft Foods, Nabisco o United Biscuit. Esta trayectoria le ha aportado el gran know-how que posee en la actualidad, así como los más altos estándares de calidad y servicio.

La agroalimentaria dispone de dos complejos fabriles situados en las localidades de Mérida y Montijo. La compañía abandera con orgullo que Apis está formada por agricultores, que cultivan tomates que crecen al sol, bajo unas condiciones climatológicas y de suelo inmejorables, en una tierra rica en nutrientes, regados con la mejor agua, la del Guadiana. Una fórmula que hace posible un tomate de muy alta calidad, único por su sabor, color y textura. El buen tomate del Valle del Guadiana.

Los tomates son recolectados y transformados en un tiempo muy reducido, seis horas, lo que permite mantener y conservar todas sus características naturales, saludables y organolépticas.

En la fábrica de Montijo, cuyas instalaciones abarcan más de 130.000 m2 y tradición en la transformación del tomate desde 1951, se elabora un millón de kilos de tomate natural al día durante la temporada de cosecha, de julio a septiembre. Produciendo más de 45 millones de kilos por temporada, de forma sostenible y respetando el medioambiente.

En Mérida, Apis posee una de las fábricas más innovadoras, modernas y de mayor tamaño en conservas cárnicas de Europa. Inauguradas en el año 2007, estas instalaciones tienen una capacidad productiva de más siete millones de kg. al año.

La empresa extremeña sigue apostando por la I+D+i, con el objetivo de desarrollar productos novedosos que puedan adaptarse a las necesidades del mercado, sin perder su origen artesano, garantizando la máxima calidad y el mejor sabor, lo que le ha permitido obtener el reconocimiento social y empresarial, a lo largo de toda su trayectoria.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail