Amica. Excelencia social. IV edición Premios Ejecutivos Cantabria

Amica. Excelencia social. IV edición Premios Ejecutivos Cantabria

Amica

Amica es una asociación estatal sin ánimo de lucro constituida en 1984, cuya misión es descubrir las capacidades que hay en cada persona, apoyándola en las limitaciones, la autonomía, el ejercicio de derechos y la participación con responsabilidades en la comunidad, para que logre ser la protagonista de su vida y del cambio social necesario. Formada por familiares, personas con discapacidad, profesionales y colaboradores, Amica representa un modelo de gestión conjunta y participación de las personas interesadas. Se trata de una asociación caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres, al igual que la sociedad que se promueve en Europa. Por ello, recibe el galardón a la Excelencia Social en la IV edición Premios Ejecutivos Cantabria.

Desde que inició su andadura, Amica ha innovado en la promoción de la autonomía personal en las discapacidades más graves. Numerosos premios y reconocimientos avalan su trayectoria. Además, la asociación defiende una formación práctica vinculada de forma directa con la calificación, un modelo que ha permitido la cualificación laboral de 4.000 personas. Con respecto a la sostenibilidad, Amica, en el Centro Especial de Empleo que gestiona, ha reciclado más de 60 millones de kilos de envases en Cantabria. El equivalente a la capacidad de 1.846 contenedores de barco.

Estos envases se convierten en nueva materia prima útil para fabricar nuevos productos. De ese modo, se inicia un proceso de economía circular que protege nuestra salud y nuestro medio ambiente. Los casi 100 millones de kilos de papel recuperados por Amica han evitado la tala de un millón y medio de árboles para fabricar una tonelada de papel se necesitan 15 árboles adultos). Ese millón y medio de árboles producen el oxígeno anual que necesitan seis millones de personas o, lo que es lo mismo, el equivalente a diez veces la población que tiene Cantabria.

Amica, a través de un proyecto colaborativo con otras entidades de Cantabria, ha liderado una actuación para la eliminación del plumero, especie no autóctona, que invade la región cántabra. Desde Amica, también creen que la educación y la cultura están en el centro de los cambios personales.

Por eso, promueve proyectos de innovación social aplicada como el Campus Diversia, cuyo objetivo es crear oportunidades y futuro en el medio rural, haciéndolo accesible, y a través de la recuperación de cultivos tradicionales.Tambien, a través de otro centro especial de empleo, fabrica y lava la ropa de los cinco hospitales de Cantabria y todos los centros de salud, con sus casi 8.000 trabajadores, siete millones de kilos de ropa al año para más de 200 clientes.

Por otra parte, la asociación impulsa un ambicioso proyecto para la recuperación de la antigua mina de Zinc de la comarca del Besaya con el propósito de desarrollar un parque temático sobre la prehistoria de Cantabria. Con él, quieren crear un nuevo modelo económico de turismo cultural a partir de los recursos del propio territorio, a la vez que combaten el cambio climático.

RESULTADOS EN LA VIDA DE LAS PERSONAS

Amica ha aportado futuro, centrando los esfuerzos en la búsqueda de la mejora de la calidad de vida de las personas y de sus familias, dirigiendo las actuaciones a potenciar las capacidades de las personas y a que protagonicen su propia vida. Para ello, ha seguido una metodología basada en los objetivos y proyectos de cada persona a la que ha apoyado, desarrollando itinerarios individuales para promocionar su autonomía, facilitar su participación en la comunidad y favorecer el ejercicio de sus derechos.

En la actualidad, más de 550 personas trabajando de forma estable en la Asociación y en sus centros de empleo protegido, mientras que 1.250 personas asociadas contribuyen a mantener una Amica sólida, participativa y unida. En relación a su gobernanza, en Amica participan de la toma de decisiones conjuntamente profesionales, familiares y personas con discapacidad. Se trata de un modelo de gestión participativo con 24 personas con discapacidad participantes en órganos de participación y representación de la entidad, 23 familias y 22 profesionales.

TwitterLinkedinFacebookEmail