España es uno de los países referencia a nivel europeo en cuanto a los principales destinos de negocios. En 2019 la industria generó unos 22 millones de euros, un 5 % más interanual. 

La creciente realización de eventos internacionales ha situado a España como una de las primeras potencias en turismo de viajeros de negocio.

En 2019 los denominados viajes de negocios costarán un 5 % más. Esto se debe principalmente a la subida del petróleo y el aumento de la ocupación hotelera por parte de turistas.