Versátil y disfrutón, así es el poderoso Audi SQ7

hfdmgf,jgum

Pocos vehículos pueden presumir de ofrecer tanta variedad de sensaciones a aquel que tenga la fortuna de ponerse a los mandos de esta máquina. Hablamos de un SUV que por momentos puede parecer una berlina de alta gama que devora kilómetros como si nada, aunque también nos encontramos con un aparato capaz de superar con creces cualquier obstáculo que tenga delante más allá de las carreteras asfaltadas, en cualquier pista forestal o finca privada. Y, sobre todo, nos encontramos ante un auténtico deportivo de alta gama, capaz de transmitir unas sensaciones únicas con unas prestaciones radicales. Y todo ello sin renunciar en ninguno de los casos al característico confort de la marca de los cuatro aros. Así es el Audi SQ7, uno de los SUV premium más versátiles que hay disponibles hoy en el mercado. 

El secreto, como muchos adivinarán, está debajo de su capó. La versión más dinámica del automóvil alemán cuenta con un motor 4.0 TFSI que ofrece unas prestaciones de primer nivel: de 0 a 100 km/h en tan solo 4,1 segundos. El Audi SQ7 cuenta además con una suspensión neumática deportiva, así como una dirección a las cuatro ruedas de serie, algo que agradecerán los que tengan que aparcar en espacios angostos este monumental vehículo de más de cinco metros de longitud y hasta siete plazas.

Un dinamismo fuera de lo común

El poderoso Audi SQ7 cuenta con un cambio tiptronic de ocho marchas y la tracción integral permanente quattro. Este derroche prestacional canaliza al asfalto el poderoso empuje del motor 4.0 TFSI. La suspensión neumática y la dirección progresiva conceden al coche un control preciso y sencillo. 
La dirección a las cuatro ruedas de serie facilita, además, una estabilidad extra a velocidades superiores a 60 km/h, algo a tener en cuenta si nos fijamos en su poderoso empuje y las inercias derivadas de su peso y tipo de carrocería. 

El diferencial deportivo del SQ7 proporciona por su parte un comportamiento aún más dinámico, distribuyendo activamente la fuerza entre las ruedas traseras en curvas tomadas a alta velocidad, y ayudando al conductor a evitar tanto el subviaje como el sobreviraje en curva. 

El corazón del aparato, un poderoso V8 4.0 TFSI

Con una potencia de 507 CV y un par máximo de 770 Nm, el 4.0 TFSI de gasolina propulsa a este Audi SQ7 de forma extremadamente dinámica. Para acelerar de 0 a 100 km/h apenas necesita 4,1 segundos, mientras que pasa de 80 a 120 km/h en tan solo 3,8 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.

El V8 biturbo es un propulsor de alta tecnología. Cuando se conduce de forma moderada, el sistema de desconexión de cilindros Audi cylinder on demand (COD) desactiva de forma temporal cuatro cilindros, reduciendo así el consumo de combustible. Los dos turbocompresores twin-scroll de doble entrada rebajan la contrapresión y optimizan el intercambio del flujo de gases para mejorar el llenado de las cámaras de combustión. Están situados entre el ángulo de la V a 90 grados que forman las bancadas de cilindros. Esta disposición permite unos recorridos de gas cortos y una respuesta instantánea incluso a bajos regímenes de giro del motor. En el sistema de escape, dos actuadores gestionados por el sistema de control modulan el imperial sonido de este V8. Los soportes activos del motor generan unas oscilaciones con una onda en contrafase con las vibraciones producidas por el propulsor durante su funcionamiento, eliminándolas en gran medida.

 

h.khj-o



Confort con sello S

El SQ7 cuenta con multitud de detalles que indican que no estamos ante un vehículo convencional, dotándolo de una personalidad arrolladora que no deja indiferente a nadie. La parrilla Audi Singleframe, las carcasas de los retrovisores en aluminio, cuatro salidas de escape cromadas, unas llantas de 20 pulgadas con diseño de turbina, y así hasta un sinfín de detalles que hacen destacar al aparato cuando lo sacamos del garaje. 
El Audi SQ7 tiene el diseño actual de los modelos de la familia Q, sumándole estos detalles tan característicos de las versiones más prestacionales de la marca alemana. 

Si abrimos la puerta y nos adentramos en su cockpit, la deportividad sigue siendo la gran protagonista. Los asientos deportivos de serie, los umbrales iluminados con el logo S, que también está presente en el volante, los pedales deportivos y decenas de detalles que hacen de este SQ7 un ejemplar realmente exclusivo. 

Más digital, más tecnológico

El infotenimiento ocupa un lugar de privilegio dentro del habitáculo. Dos grandes pantallas coronan el centro del salpicadero. La primera, a la altura de los aireadores, controla todos los aspectos relativos a la conducción, navegación y música. La segunda, ubicada casi “tumbada” e integrada en la consola central, tiene una dedicación casi exclusiva a la climatización del vehículo y los reglajes de los asientos delanteros. 

El gran SUV de la marca tiene además todos los servicios de Audi connect. Cuenta con el estándar de conexión LTE advanced, punto Wi-Fi, control por voz mediante lenguaje natural, información online de tráfico, navegación con Google Earth, radio híbrida y el servicio de voz Alexa de Amazon. Otra de las novedades es el servicio de información de semáforos, que conecta el vehículo con el ordenador central de control de semáforos, facilitando un flujo constante del tráfico, servicio que se irá instalando progresivamente en varias ciudades europeas.

La amplia dotación de serie se complementa con numerosas opciones de equipamiento adicional de confort, como el climatizador de cuatro zonas, la asistencia eléctrica para el cierre de las puertas, el sistema de audio Bang & Olufsen Advanced Sound System y el paquete air quality con fragancias e ionizador. Además, el fabricante ofrece los faros Audi HD Matrix LED con luz láser como alternativa a los faros Audi Matrix LED con intermitentes dinámicos. 

El asistente de conducción adaptativo, que ayuda al conductor con el control longitudinal y lateral, se encuentra entre la gran variedad de sistemas de asistencia al conductor disponibles opcionalmente para este coche. 

hjl-k-



Lujo y deportividad

Si algo define este Audi SQ7 es su versatilidad. Es confortable para largos trayectos, es convincente si decides usarlo fuera de la carretera, y sobre todo es tremendamente divertido si decides realizar una conducción dinámica. Sus más de 500 caballos empujan – y mucho – consiguiendo sacar esa sonrisa al conductor que es tan difícil de lograr en vehículos con características morfológicas similares. Y su sonido, de motor profundo, potente y hondo, pero sin estridencias, es probablemente de lo mejor que hay en el mercado. 

Y sí, todo esto es posible hacerlo manteniendo unos consumos aceptables, más teniendo en cuenta que el V8 de cuatro litros es un auténtico devorador de combustible. Durante los más de 2.000 kilómetros que hemos realizado con él, el consumo se ha mantenido en unos más que aceptables 11 litros a los 100. El Audi SQ7 TFSI está disponible a un precio de partida en España de unos 115.000 euros. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail