Valentín Alfalla Director Sostenibilidad de Ferrovial y miembro del consejo “Climate Key”

"Nuestro objetivo es que en 2025 Ferrovial sea 100 % de origen renovable"

DRFGS
Con motivo de las conferencias sobre el Futuro de la Movilidad Sostenible en Madrid, organizada por Madrid Open City, tuvimos la oportunidad de hablar con el Director de Sostenibilidad de Ferrovial para hablar sobre el presente y el futuro de la empresa en materia de sostenibilidad para los próximos años

Ferrovial es uno de los principales grupos de infraestructuras sostenibles de España ¿Cómo están afrontando este reto en el actual contexto socioeconómico?

La percepción que tenemos es que las crisis van a seguir sucediéndose y las futuras generaciones van a tener que acostumbrarse a un estado constante de las mismas en varios aspectos. Lo que estamos haciendo desde Ferrovial es anticipar esas tendencias, porque pensamos que la sostenibilidad, la transición energética y, sobre todo, la reducción del riesgo del cambio climático son la única manera de generar cierta certidumbre en todo este contexto de crisis.

La apuesta por la sostenibilidad nos va a generar nuevas oportunidades de negocio, pero también calidad de vida y bienestar para los ciudadanos, lo que nos hace creer que va a ser la única tendencia continua y posible en el futuro.

“Las empresas privadas tenemos una gran capacidad de innovación, pero también de extensión de las soluciones tecnológicas”

¿Qué tipo de infraestructuras podremos encontrar en los próximos años acorde a estos criterios?

La mayor parte de las transformaciones se van a hacer en las ciudades. Asistiremos a una transformación muy importante en donde tendremos que renovar todo nuestro parqué de viviendas, nuestro parque residencial, pero también el parqué de edificios públicos para hacerlos más eficiente energéticamente y reducir sus emisiones. Por otro lado, tendremos que generar sistemas de movilidad multimodales que sean más eficientes y que también reduzcan sus emisiones a través de un proceso de transición energética orientado hacia la electrificación, fundamentalmente a corto plazo. Por último, tendremos que hacer que el capital natural, la biodiversidad y los hábitats naturales penetren cada vez más en las ciudades como una fuente de salud pública y que den lugar a un sistema de movilidad activa menos impactante.

Estas tres áreas de movilidad, renovación de los edificios y las soluciones basadas en la naturaleza serán las tres áreas fundamentales de transformación en cualquier tipo de infraestructura urbana. En Madrid podemos ver un ejemplo de ello. Tenemos un gran proyecto que ha sido apoyado y financiado por el organismo europeo “Climate Key”, que es lo que llamamos un proyecto de demostración profunda. Este proyecto establece una hoja de ruta para la descarbonización de la ciudad de Madrid para hacerla climáticamente neutra antes del 2030. Hemos estado trabajando durante más de dos años en hacer esa hoja de ruta, buscando las fórmulas de financiación para que sea posible y en el futuro estaremos asistiendo a procesos de transformación muy importantes, con grandes proyectos. Siguiendo la idea de transformación de la ciudad a través del capital natural, tendríamos la estructura verde del bosque metropolitano en Madrid que es la demostración de cómo está teniendo lugar esa transformación que los ciudadanos ya están empezando a ver pero podrán apreciar por completo en los dos o tres próximos años.

Uno de los pilares del futuro será precisamente el desafío de la movilidad sostenible a gran escala ¿Cómo puede Ferrovial contribuir a ese respecto?

La realidad es que las inversiones que hay que hacer en movilidad para transformar toda la infraestructura y para este proceso de transición energética no se pueden acometer sólo con dinero público. Las necesidades de financiación son enormes, hay que acelerarlas y la única opción es que las empresas del sector privado participen no sólo con financiación.

Las empresas privadas tenemos una gran capacidad de innovación, pero también de extensión de las soluciones tecnológicas. Somos ágiles y podemos hacer esto perfectamente de la mano con la administración. Un buen ejemplo es todo el proceso en el que se han involucrado Ferrovial que hemos mencionado de la ciudad de Madrid con el modelo de negocio relacionado con los vehículos compartidos de Zity.

Todos los coches Zity que vemos por Madrid son de Ferrovial, tienen un éxito enorme y son un gran ejemplo de transformación y de transición energética de electrificación del sector de la movilidad y de reducción de emisiones, en un contexto en el que el 100 % es financiación y participación privadas. Solo necesitamos que el Ayuntamiento, en este caso nos apoye, que la regulación sea adecuada y permita al sector privado avanzar para contribuir a que se avance también el sector público.

“La apuesta por la sostenibilidad nos va a generar nuevas oportunidades de negocio, pero también calidad de vida y bienestar para los ciudadanos”

A este respecto, ¿qué resultados han podido ver de Zity tras su entrada en 2020?

Diría que el éxito ha sido incluso superior a lo que esperábamos y que, desde el punto de vista de la penetración de este modelo de movilidad en Madrid, las cosas se han acelerado incluso más a pesar de la crisis de la pandemia donde prácticamente nadie se movía.

Estamos viendo que la tendencia es progresiva y tenemos planeado extender esta solución a otras ciudades de España y a más ciudades en Europa.

Para terminar ¿Cómo van a enfocar este desafío, cara a un 2023 donde la energía será un protagonista clave?

En Ferrovial estamos acelerando nuestra transición a energías 100 % renovables. Ahora mismo el 80 % de suministro de la energía que necesita Ferrovial para operar tiene un origen renovable. Nuestro objetivo es que en 2025 Ferrovial sea 100 % de origen renovable.

Ese objetivo implica que tenemos una labor considerable aún por realizar para seguir con nuestra reducción de emisiones. Si ya de base estamos buscando utilizar solo energía verde, lo que vemos es que un modelo así extendido al conjunto de Europa proporciona seguridad energética, un tema que es ahora más necesario que nunca.

La única energía verdaderamente autóctona que tenemos en Europa es el sol y el viento, lo que implica que necesitamos extender las energías renovables todo lo posible y acelerar toda la transición energética al máximo. Hemos visto que las renovables no sólo proporcionan confort, un entorno más saludable y menos emisiones, sino que, en el caso de Europa, con la crisis que estamos atravesando, estas energías pueden ser un elemento fundamental de seguridad y de autosuficiencia energética.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail