Entrevista a Manu Marín, fundador y CEO de LIVALL

“Hemos creado el primer casco inteligente, para prevenir accidentes en ciudad y carretera”

er
El pasado mes de septiembre se actualizó la normativa y de ahora en adelante el uso del casco en patinete pasa a ser obligatorio en todos los supuestos de circulación, una obligatoriedad que en el caso de las bicicletas se mantiene para menores de 16 años en ciudad y para todos usuarios en vías interurbanas. De este modo, quedan armonizadas las ordenanzas de movilidad ya existentes en ciudades como Barcelona, Madrid o Sevilla, que ya obligaban a los usuarios de vehículos de movilidad personal (VMP) a contar con dispositivos de seguridad. Manu Marín es fundador y CEO de LIVALL, la firma española de cascos inteligentes que apuesta por redefinir la seguridad vial ayudando a evitar accidentes en las carreteras. “Un casco tradicional no evita el accidente solo minimiza las lesiones, sin embargo, los cascos inteligentes y su tecnología sí ayudan en la seguridad preventiva”, destaca.

¿Qué diferencia un casco tradicional de un LIVALL “smart helmet”?

Mientras el casco tradicional ofrece protección pasiva que escuda al usuario en caso de impacto, el casco inteligente desarrollado por LIVALL se anticipa al accidente para salvar vidas. Con más de 170 patentes únicas, este “smart helmet” incorpora sensores de aceleración y gravedad, luces LED, altavoces estéreo, micrófono a prueba de viento, conexión bluetooth, mando a distancia en manillar y materiales de alto rendimiento. 

Esto se traduce en funciones como luces de freno y posición automáticas, indicadores lumínicos de cambio de dirección sin tener que soltar el manillar, llamadas telefónicas con manos libres, navegación por voz o un sofisticado sistema SOS que ya ha salvado vidas; enviando automáticamente a los contactos de emergencia establecidos por el usuario una señal de socorro, acompañada de la posición del accidentado vía GPS.

¿Cómo permiten los cascos de LIVALL escuchar música o responder llamadas sin infringir la ley?

El artículo 18 del Reglamento de Circulación es claro: “Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido”. Y añade, “prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y de cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos, ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares”, algo que no ocurre cuando se utiliza la tecnología desarrollada por LIVALL. Todos los productos disponen de altavoz y micrófono incorporado, nunca bloquea el oído por lo que cumple normativa pues no te aísla del entorno, el sonido sale proyectado siempre por encima de tus oídos y te permite escuchar a la vez la aproximación de un vehículo. 

Esta es una tecnología patentada a nivel mundial y que continúa en constante evolución para garantizar la mejor usabilidad y una óptima calidad del sonido. Los altavoces estéreo bluetooth y la conexión al teléfono móvil permiten utilizar la navegación por voz o escuchar una lista de reproducción de música o podcast, además de responder llamadas con solo presionar un botón en el manillar. 

¿Cómo ha sido este 2021 para LIVALL?

2021 está siendo un año especialmente fructífero para la firma con sede en Tres Cantos. Entre los hitos de la compañía se encuentran la apertura, en el centro comercial madrileño Plaza Norte 2, del primer punto físico de venta a nivel mundial dedicado al casco inteligente, así como la apertura en Albacete de su centro logístico de distribución y de producción para el mercado europeo y americano. Aparte del Gold iF Award, nuestra firma también ha obtenido el premio Ponle Freno de la aseguradora AXA, por su innovación en la mejora de las condiciones de seguridad en el transporte.  También es significativo su apoyo a la tecnología de comunicación B2V (Bicicleta a otros vehículos) para mejorar la interacción entre coches, bicicletas y patinetes y salvar aún más vidas, a través de la asociación empresarial AiL, de la que LIVALL forma parte.

¿Cuáles son vuestros próximos objetivos a corto plazo?

Durante nuestra corta historia, hemos apostado fuertemente en innovación, tecnología y diseño. Entre sus próximos hitos están la apertura de nuevas Stores en otras ciudades españolas y la participación en importantes ferias internacionales de movilidad como la de Milán EICMA 2021 o el CES de las Vegas 2022, en el que la firma presentará su nuevo producto estrella: el casco inteligente de moto MC1.

Eligió Madrid para su primera tienda física, ¿cómo están siendo los primeros meses?

Hemos tenido una repercusión en medios muy potente tanto en televisión como radio y medios digitales, nos ha permitido unos números aceptables en ventas pero esperamos una valoración eclosión de ventas en Black Friday y campaña Navidad.

¿Qué quiere conseguir LIVALL en 2022?

Queremos seguir apostando por nuestra consolidación de la marca en toda Europa, y cerrando más de 25 millones de euros en contratos con distribuidores de diferentes países. Además, tenemos la vista puesta en arrancar la actividad de ensamblaje y fabricación en la fábrica de Albacete.

 

TwitterLinkedinFacebookEmail