Entrevista a Javier Calleja, CEO de Solaris

“Si España quiere cumplir con los objetivos de sostenibilidad para el 2030, hará falta invertir más de 600 millones de euros en autobuses cero emisiones”

er
Solaris, filial del Grupo CAF -líder internacional de sistemas integrales de transporte -, es el principal fabricante de autobuses cero emisiones del mercado europeo por cuota de mercado. Con más de 20.000 vehículos suministrados a lo largo de sus 25 años de experiencia, Solaris contribuye a la calidad del transporte urbano diario en cientos de ciudades de Europa y ahora en España con el objetivo de conseguir una ciudad más verde y sostenible.

¿Cuál es la posición de Solaris en el mercado internacional?

Nuestros autobuses cero emisiones son líderes en Europa con cuotas de mercado cercanas al 20 %. El objetivo europeo de construir ciudades más sostenibles ha permitido que el autobús cero emisiones se vaya adoptando de modo masivo por las grandes ciudades. Ejemplo de ello son Ámsterdam, Berlín, Milán, Paris, cuya flota de autobuses tienen como objetivo contar con un 100 % cero emisiones antes de 2030. 

El grupo CAF, a través de Solaris, cuenta con más de 1.000 autobuses eléctricos entregados en Europa, en 18 países y para más de 100 clientes, con una experiencia acumulada de más de 35 millones de kilómetros que retorna en una elevada fiabilidad de sus soluciones. En el ámbito del hidrógeno, su andadura comenzó en 2014 con la entrega de las primeras unidades en Hamburgo y Riga. Actualmente, la cartera de pedidos incluye un número superior a 150 vehículos de hidrógeno que circularán próximamente por varias ciudades europeas.

Y en España, ¿cómo va la demanda de los autobuses cero emisiones?

España está empezando, tenemos que acelerar. Aún vamos por detrás de los países que están a la cabeza en la transición al transporte sostenible de la UE. Hay que recordar que España es la cuarta economía de la UE y, sin embargo, es el décimo país en penetración de movilidad eléctrica y el noveno en cuota de mercado de nuevos autobuses eléctricos. 

Si España quiere cumplir con los objetivos de sostenibilidad trazados para el 2030, hará falta invertir más de 600 millones de euros hasta 2025 en autobuses limpios e infraestructura de carga. España cuenta con casi 30 millones de vehículos particulares frente a tan sólo 65.000 autobuses matriculados. Sin embargo, esa pequeña cantidad de autobuses trasladan mensualmente en torno a 60 millones de viajeros, una cifra que duplica la del parque de vehículos particulares y ejemplifica la enorme importancia del autobús para reducir emisiones. 
La buena noticia es que tenemos el know-how y una gran experiencia acumulada. Desde Solaris estamos apoyando a los operadores en Europa en esta importante transición hacia flotas cero emisiones. Desde una posición de liderazgo en Europa, tanto en número de vehículos como en diversidad de geografías, estamos listos para atender ese gran mercado al que la UE exige una transformación total.

¿Qué objetivos marca la UE y en qué situación se encuentra España?

La directiva de movilidad sostenible comunitaria establece objetivos mínimos de contratación pública para los nuevos autobuses urbanos. Según lo establecido, la flota de autobuses limpios deberá ser de un 45 % en 2025 y de un 65 % en 2030. Pero esta situación aún está lejana en España, ya que sólo un 6 % del total de estos vehículos son cero emisiones. 

Es importante recordar que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética establece una reducción obligatoria de emisiones generales como país del 20 % para 2030. En este escenario, los autobuses de energías limpias son una piedra angular de la estrategia de reducción de emisiones en las ciudades. Tal y como muestra la obligatoriedad legislativa, la cual señala que aquellos lugares con más de 50.000 habitantes deberán definir obligatoriamente las zonas de bajas emisiones para el 2023. 

Hay mucho mercado que requiere de una transformación sí o sí. Solaris está preparado y quiere replicar en España la experiencia de éxito de su tecnología ya puesta en marcha en otros países europeos como Alemania, Polonia o Italia. Los fondos europeos serán una oportunidad única para ejecutar esta estrategia nacional.

Entonces, ¿tienen aspiraciones a los fondos europeos?

Hemos presentado a las administraciones nuestro Plan de Aceleración 2025. Una propuesta con una serie de iniciativas que encajan perfectamente con los fondos de recuperación del programa Next Generation. 

Estimamos que serán necesarios, por un lado, una inversión de entre 600 millones y 750 millones de euros para autobuses eléctricos y, por otro, entre 30 millones y 35 millones para el autobús de hidrógeno, que se distribuirá tanto para la compra de material rodante como para la infraestructura de carga. Estos fondos son imprescindibles para cumplir con los objetivos medioambientales establecidos por la UE, que involucran, de forma muy importante, al transporte.

 

TwitterLinkedinFacebookEmail