Eduardo Dívar Director General de KIA España

“Estamos muy contentos de ser, por segundo año consecutivo, la marca líder en el sector de particulares en España”

fhmm
El fabricante de vehículos de origen coreano KIA es una marca mundialmente reconocida con el objetivo de crear soluciones de movilidad sostenible que inspiren el movimiento en todo el mundo. Como proveedor de soluciones de movilidad sostenible, Kia lidera la difusión de los vehículos electrificados y con batería. Desarrolla una creciente gama de servicios de movilidad, animando a personas de todo el mundo a explorar las mejores formas de viajar. Kia está viviendo una auténtica revolución en los últimos años, coronada en los últimos meses con una nueva imagen y estrategia de marca. Eduardo Dívar, director general de Kia Iberia, nos da las claves de esta nueva etapa y de cómo afectará a la exitosa evolución de la marca en España.

KIA empezó su andadura en Europa y en España a mediados de los años 90. ¿Cómo ha evolucionado el cliente desde que abrieron sus primeras sedes?

El cliente ha evolucionado mucho desde que empezamos como distribuidor privado en el año 94, que fue comprado en 2004 por la corporación. Al principio vendía precio. Era una marca coreana que empezaba y tenía que hacerse un hueco en el mercado, por lo que buscaba atraer al público con sus precios, si bien los modelos de aquellos años no eran especialmente atractivos desde un punto de vista estético. La mejora en comparación a día de hoy es innegable, sobre todo desde principios de 2021, con una marca que tiene un público objetivo muy concreto que quiere tecnología, que quiere distinguirse de los demás y encuentra calidad, diseño, algo que nos creemos nosotros mismos ofreciendo nuestros clientes siete años de garantía.

Pero sobre todo en los últimos dos años hemos experimentado un cambio tecnológico enorme, hasta el punto de que los coches son casi como ordenadores rodantes, por lo que en KIA intentamos ir un paso más allá haciendo coches fáciles de usar, que tengan pantallas de información y entretenimiento para que pueda encontrar cualquier cosa que quiera buscar en nuestro sistema de navegación. Tenemos a un cliente con mucho más conocimiento del sector y del automóvil, que busca una solución de movilidad tecnológica que, si viene con un buen diseño, es mucho mejor. De ahí que llevemos dos años siendo la marca más elegida en el segmento privado para el uso particular en el día a día.

La compañía es líder del mercado con la venta de modelos como el KIA Sportage como punta de lanza de la quinta generación de vehículos. ¿Cómo se mantiene esa tendencia de venta en el largo plazo al tiempo que se sigue innovando?

Una de las claves más importantes es la renovación de producto. En KIA renovamos cada 4-5 años, lo que produce superventas en nuestra gama, que además se suma a nuestra amplia gama en nuestros concesionarios que dan solución a los clientes en cualquiera de los segmentos en los que quiera entrar. Recientemente, Su Majestad el Rey se quedó sorprendido en el Salón de Barcelona de la extensa gama de vehículos que tenemos. Al tener una gama tan extensa y una renovación tan rápida, nuestros productos están actualizados e incorporan la más amplia tecnología y los clientes ven a KIA como una marca en vanguardia, tecnológicamente avanzada y que hace que quiera uno de nuestros vehículos.

El mejor ejemplo podemos verlo en nuestro Sportage, que lanzamos en enero de 2022, y ya está en casi 2.000 pedidos al mes, lo que hará que superemos ampliamente nuestro objetivo de vender 12.000 en el año. Pero en 2021, por ejemplo, el coche más vendido fue el S-Tonic con 12.000-13.000 unidades. En otras gamas vendemos casi 16.000 coches. Al tener toda esa gama, KIA se plantea como la opción más efectiva en cuanto a movilidad.

“Recientemente, Su Majestad el Rey se quedó sorprendido en el Salón de Barcelona de la extensa gama de vehículos que tenemos”

KIA ha quedado por segundo año consecutivo (2020 y 2021) como líder en el canal de particulares. ¿Qué valoración hace? ¿Creen que han llegado y acertado con el mensaje desde el primer momento a sus clientes?

nosotros estamos muy contentos de ser, por segundo año consecutivo, marca líder en el sector de particulares en España. Esto ha costado y queremos intentarlo de nuevo, pero la competencia es muy buena y vamos a tener una competencia muy fiera.

Lógicamente, el éxito fundamental se debe a que tenemos un producto de calidad, con un buen diseño, que tenemos los siete años de garantía para dar tranquilidad al cliente, que tenemos unos magníficos embajadores de Marca como Rafael Nadal. Por último y más importante, contamos con una fantástica red de concesionarios con instalaciones enormes, bien acondicionadas y que exponen toda nuestra gama a la hora de que el cliente se sienta a gusto cuando quiera comprarse un coche.

Con estos cinco pilares se define perfectamente el éxito que ha llevado a KIA a mantener ese título como líder durante los dos últimos años.

El futuro de la empresa pasa también inexorablemente por la innovación, con la tecnología como palanca de cambio. ¿Cómo afronta KIA su adaptación a un entorno cada vez más digital y tecnológico?

Realmente el sector del automóvil al completo vive un momento disruptivo. Ha cambiado más en los cinco últimos años que los anteriores 100. Y KIA va a dar la batalla, reflejada con nuestra nueva identidad de marca que quiere dirigirse a un nuevo público objetivo mucho más tecnológico, vanguardista, que apuesta por ser de los primeros en adquirir una tecnológica o novedad del mercado y que puede provocar un efecto cascada.

La carga tecnológica del automóvil es muy importante, como decíamos, y KIA ahí destaca por tener tres modelos eléctricos 100 %, modelos híbridos e híbridos enchufables. Tenemos una gama electrificada muy potente y que es requerida para los nuevos tiempos, no en vano para el año 2035 se prohibirá la venta de vehículos de combustión en Europa, lo cual contribuye a que KIA tenga una vocación claramente eléctrica 100 % para el año 2030, empezando con los modelos que sacaremos a partir del año 2025.

“Los jurados españoles han sido clave, porque no solo ganamos en Europa sino también aquí, algo que pocas marcas pueden decir”

El KIA EV6 ha sido galardonado como mejor Coche del Año en Europa, la primera vez que una marca coreana gana este premio. ¿Ha sido fruto entre otras cosas de una apuesta muy fuerte por la innovación tecnológica?

De nuevo, nosotros estamos muy contentos de haber recibido este prestigioso premio europeo para el KIA EV-6. Ahí los jurados españoles han sido clave, porque no solo ganamos en Europa sino también aquí, algo que pocas marcas pueden decir. Es un coche con una importante carga tecnológica y muy avanzado, pero no es en lo único que hay que fijarse. Los periodistas destacaron que no solo era un prodigio en cuanto a pantallas, o su capacidad de carga de 350 KWh, que permite cargar el 50 % de la batería en cinco minutos, sino el comportamiento del coche a la hora de conducirlo en cuanto a su rendimiento, el cómo traza las curvas, su estabilidad o reparto de pesos…

Nosotros creemos que este premio da un colofón al cambio de marca que hicimos a inicio de 2021 al lanzar el EV-6 en octubre de ese mismo año y recibir ese premio ahora a principios de 2022, culminando ese proceso de avance y desarrollo tecnológico, como una marca a la vanguardia de la técnica del automóvil.

Un aspecto claro del futuro es la sostenibilidad. ¿Cuáles son los planes a futuro de KIA en esta materia, además de la electrificación de todos sus vehículos?

El objetivo más claro es que para 2030, KIA será una marca completamente eléctrica. Partiendo de eso, para el año 2025 queremos lanzar 11 modelos 100 % eléctricos, siete de los cuales derivados de la plataforma EGMP (Electric Global Mobile Platform), que permite coches de cinco o tres metros. Es decir, se estira según se necesite respecto al diseño.

El primero fue el EV-6, a principios del 2023. Vendrá el EV-9, un todoterreno grande completamente eléctrico, y luego vendrán el resto de números para completar la gama. Otros cuatro serán híbridos derivados de modelo de combustión como ocurre con el NIRO, que tiene su versión gasolina, híbrido e híbrido enchufable. Y a partir de ahí seguiremos con toda la gama desde coches grandes a coches pequeños. Esa es nuestra apuesta principal respecto al medio ambiente, y de hecho KIA ha sido de las pocas marcas que ha cumplido con la normativa de emisiones establecida por la UE desde que se implantara hace dos años, 95 gramos por unidad/año.

Aunque cada año lo cumplimos más holgadamente, la UE es cada vez más estricta en esto, estableciendo para 2025 un máximo de 55 gramos, apretando más pero lógicamente va acompañado de una demanda del mercado por los coches eléctricos. Básicamente el cliente verá la necesidad de comprar un coche eléctrico no solo para circular de forma más limpia, sino para cumplir con la normativa europea.

“El vehículo autónomo, que, aunque ya existe, es complicado combinarlo con la conducción humana, pero eventualmente acabará llegando para cumplir las necesidades de una familia o de una empresa”

¿Cómo ve el futuro del sector y su compañía en los próximos años?

El futuro del sector lo veo con optimismo, y creo que está bien verlo de esa manera porque “no nos queda otro remedio”, como decía Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial. Además, hay elementos para ello, aunque las noticias como la invasión de Ucrania haga que las incertidumbres económicas se acentúen, pero eso nos empuja a buscar soluciones a la transición económica o la desaceleración a causa de la pandemia.

El mercado está creciendo actualmente un 1 % respecto al mercado anterior, pero esa cifra hay que desagregarla porque hay un crecimiento del 20 % en el sector privado y un 7 % en el de flota, viéndose la caída sobre todo en el sector de ‘rent-a-car’ por la crisis de los microchips. Es cierto que a KIA le ha afectado menos pero no creo que hasta finales de 2022 veamos que se solucione por completo, y habrá que verlo a tenor de la actualidad política en Ucrania. Sin embargo, esperamos un mercado de 900.000 unidades frente a las 825.000 de los dos años anteriores, partiendo de 1,5 millones de unidades de 2019 (una caída del 35 %), pero creemos que para 2024 podremos recuperar ese nivel, si bien seguirá siendo un buen año. La rentabilidad de nuestros concesionarios ha sido buena, siendo una media de 1,7 en los concesionarios.

Uno de los retos fundamentales del sector son las nuevas tecnologías que van a impactar en la venta del automóvil, donde vamos a empezar a vender más servicios de movilidad que vehículos y eso nos obliga a hacer una combinación entre ambas para poder tener una posición buena en el mercado. En Madrid tenemos el servicio carsharing con Wible, que vende movilidad al permitir a cualquier cliente coger un coche compartido. También queremos vender el entretenimiento a través de las pantallas de coche porque no está muy lejos el día en que una persona se compre un SUV, no la opción de 4x4, pero que al desplazarse compre la opción durante unos días cuando lo necesite, lo que generara un negocio adicional. Y por supuesto, el vehículo autónomo, que, aunque ya existe, es complicado combinarlo con la conducción humana, pero eventualmente acabará llegando para cumplir las necesidades de una familia o de una empresa, ya que el 90 % de la vida de un vehículo está aparcado y esa autonomía cambiará por completo el paradigma.

Son retos a los que tendremos que aproximarnos de distinta manera, pero siempre con vistas a provocar en el cliente una enorme satisfacción en su compra.

TwitterLinkedinFacebookEmail