Matías Urrea Corvalán, Director de Comunicación y Relaciones Institucionales

"Un enfoque global de la comunicación y una narrativa sólida y veraz son los pilares fundamentales de toda organización"

Entrevista

Matías Urrea Corvalán es el Director de Comunicación y Relaciones Públicas Institucionales del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Organismo Público de Investigación asociado al Ministerio de Defensa. Matías es Capitán de Corbeta en activo. Cuenta con una amplia experiencia en el sector de la comunicación a nivel estratégico, enfocada a la gestión de crisis, comunicación estratégica y desarrollo de sinergias con grupos de interés.

Brevemente, ¿cómo se encuentra el sector de la Comunicación en estos momentos? ¿Cuáles son los principales retos?

“Perception becomes reallity”. En la era digital en la que vivimos, la necesidad de conocer aumenta de forma exponencial, acelerando los procesos de verificación en un Entorno de la Información cada vez más líquido que obliga al sector de la Comunicación a una transformación constante. 

En cualquier organización donde todo lo que hacemos comunica, resulta complejo planear y ejecutar de forma coordinada las acciones orientadas a influir en el público objetivo, adquirir un mayor control del Entorno de la Información y desarrollar en paralelo planes de contingencia capaces de contrarrestar, al menos a priori, las potenciales campañas de desinformación artificial o incluso un error propio que irremediablemente nos subiría al patíbulo mediático.  

Un enfoque global de la comunicación y una narrativa sólida y veraz son los pilares fundamentales de toda organización, haciéndola solvente y creíble. Conjugar ambas con el concepto de Comunicación Estratégica (StratCom), entendida como la capacidad que permite moldear el Entorno de la Información, es uno de los mayores retos del Dircom en estos momentos. 

Desde su experiencia, ¿cuáles deben de ser las principales competencias de un profesional de la comunicación?

La capacidad de planear la comunicación desde el nivel estratégico es, sin duda, una de las principales competencias del Director de Comunicación Estratégica.

Podríamos asimilar la figura del “StratCom Director” a la de un director de orquesta que no solo es perfecto conocedor de la partitura (narrativa), sino que, mediante directrices desde el nivel estratégico, asegura que todos los instrumentos de la orquesta, cada uno con su identidad propia, estén en el mismo compás de la partitura y modifica el tempo y la expresión de la interpretación con el fin de moldear el Entorno de la Información en apoyo de los objetivos estratégicos de la institución. 

Este nuevo enfoque, que armoniza el planeamiento, la coordinación y la ejecución, se basa en la eficiencia y unidad de esfuerzo, agrupando todas las capacidades de comunicación y funciones de información en un único órgano, que se sitúa, por eficacia y oportunidad, en un nivel estratégico cercano a la Dirección. 

¿Cómo diría que ha sido la evolución de la comunicación en el Instituto en los últimos años?

Estamos en época de cambios, dejando atrás un tipo de comunicación endogámica y buscando la internacionalización y el acercamiento del Instituto al público en general. 

El INTA es un macro Organismo Público de Investigación donde confluye toda la I+D+i de la Defensa, convirtiéndose en un referente a nivel internacional, en campos tan diversos como la aeronáutica, el Espacio, la Hidrodinámica, la Seguridad y Defensa, y la astrobiología. 

Es un organismo tan disperso geográficamente y diverso en sus líneas de investigación, que el objetivo a corto plazo era conseguir que la visión global y estratégica de la comunicación calase en la cultura del Instituto. En este sentido, el primer paso fue implantar una estructura funcional centralizada en la toma de decisiones pero descentralizada en la ejecución, y desarrollar en paralelo las capacidades necesarias que garanticen la coherencia de los esfuerzos de la Comunicación Estratégica del INTA.

Bajo las siglas del Instituto se agrupan tres campus científico-tecnológicos,  Torrejón, El Pardo, antiguo Canal de Experiencias Hidrodinámicas, y  “la Marañosa” en San Martin de la Vega. En apoyo de estos tres campus encontramos distribuidos desde Gran Canaria a Lugo, hasta once centros tecnológicos  que potencian la capacidad de investigación y ensayos del INTA en el ámbito de la Seguridad y Defensa, como el Centro de Astrobiología, donde buscamos el origen de la vida dentro y fuera de nuestro planeta, el Centro de Investigación Aeroportada de Rozas, el Centro de Experimentación de El Arenosillo o Centro de Ensayos Torregorda.

Entrevista

 

Si a estos centros sumamos las estaciones espaciales de Villanueva de la Cañada para Comunicaciones con Vehículos Espaciales Europeos de la ESA; el Complejo de Comunicaciones de Espacio Profundo de la NASA en Robledo de Chavela;  la Estación de la Red de Espacio Lejano de la ESA en Cebreros (Ávila) y el Centro Espacial de Canarias en Maspalomas, nos damos cuenta del potencial comunicativo que tenemos y lo poco conocido que es por el público en general.

En este escenario,  el acercamiento de la figura del Dircom al Director General, posicionándolo a un nivel estratégico ha sido esencial,  asegurando así la efectiva coordinación y la sinergia de todas las actividades de comunicación e información. El éxito de esta transformación  pasa por  concentrar bajo la Dirección de Comunicación Estratégica elementos como la divulgación de la cultura científica y actividades educativas, coordinación de actividades de cooperación científica, tecnológica e institucional con otros organismos y la dirección y coordinación de actividades de trasferencia tecnológica que en el pasado resultaban inexistentes o que permanecían dispersos por el organigrama del INTA.

¿Qué papel juega la comunicación en las diferentes entidades e instituciones? 

La “Comunicación Estratégica” es una función esencial en cualquier organización o institución, pública o privada en la era de la información. La figura del Dircom debería tender a transformarse en la de “StratCom Director” con esa visión estratégica de la institución a la que pertenece y ser capaz de planear la comunicación desde el nivel estratégico y la proximidad a la Dirección General, dando las directrices oportunas para que otros niveles en la organización puedan desarrollar planes o acciones de comunicación específicos. 

¿Cuál es su implicación en puestos de responsabilidad dentro de los Comités de dirección?

La cada vez mayor repercusión en la opinión pública de nuestras acciones u omisiones, colectivas o individuales, exige un enfoque integral a la hora de planear, que obliga a agrupar todas las capacidades de comunicación y funciones de información en un único órgano y situarlo cerca del Mando. Esta visión se implantó en la Flota en los años en los que estuve de Director de Comunicación.  Bajo una dependencia directa del Almirante de la Flota, la presencia en todas las reuniones de Estado Mayor, abrió un escenario nuevo, mejorando el planeamiento a medio plazo y agilizando la toma de decisiones en el campo de la comunicación.  

Este criterio estaba perfectamente claro en el  Cuartel General Supremo de las Potencias Aliadas en Europa, durante los años en los que estuve destinado en la División de Comunicación Estratégica, de naturaleza transversal, órgano estrechamente ligado al Comandante Supremo Aliado en Europa, que no solo llegaba a todos los rincones de este cuartel estratégico militar, sino que estaba estrechamente ligado al nivel estratégico político de la OTAN.  

El despacho directo y diario del Dircom con el Director General del INTA ha sido un avance sustancial en la forma de orientar la comunicación. Si bien no resulta prioritaria por el momento una implicación constante en los comités de dirección o en el consejo rector, dado que se reúne de forma semestral, la idea es considerar la presencia del Dircom en ellos.

¿Cuál es el nivel de los Dircom españoles en comparación con el resto de los países de Europa?

El nivel de los profesionales de la comunicación en nuestro país es elevado y gracias a la formación y actualización continua, poco o nada tienen que envidiar al de sus vecinos europeos. Asociaciones como Dircom son un pilar importante en apoyo de esta actualización de conocimientos, al permitir disponer de un foro donde los profesionales de la comunicación institucional y empresarial nacionales e internacionales comparten experiencias e ideas. 

Si bien buscamos en el Dircom alguien con conocimiento del entorno informativo, deberíamos avanzar hacia la figura del Director de Comunicación Estratégica; en él confluiría tanto el conocimiento y la visión global de la empresa u organización como la capacidad de planear, dirigir y ejecutar la comunicación desde el nivel estratégico.

Actualmente, ¿cuáles son las claves del éxito de la comunicación de su Instituto?

Una de las claves para el éxito de la StratCom en el Instituto pasa por un cambio de cultura. Hablamos de una institución fundada en 1942, casi veinte años antes que la NASA donde trabajan cerca de 2.000 personas, en su mayoría científicos, ingenieros e investigadores. Las claves son conseguir, por un lado, que toda la comunicación fluya en el mismo sentido tanto a nivel individual como Institucional y, por otro, que cale la idea de una Comunicación Estratégica orientada a moldear el entorno informativo en apoyo de los objetivos estratégicos del Instituto.

¿Cómo coordinan desde el INTA un gabinete de crisis?

La dispersión geográfica del INTA supone que tanto la localización como la naturaleza de la crisis pueden ser de muy diversos tipos. En ella cobra especial importancia el contexto sociopolítico y geográfico en el que se genera. Confrontar una crisis siempre resulta complejo al entrar en juego tanto factores humanos y económicos como políticos y sociales, y donde el prestigio del Instituto se puede poner en entredicho, en un entorno informativo que reclama un gran volumen de información en tiempo record. 

Nuestro esfuerzo en estos casos, se orienta a mantener una comunicación ágil y veraz con el público y contrarrestar la desinformación, intencionada o no. Para ello es imprescindible vencer la barrera cultural, y concienciar a todos los miembros de la Institución de la existencia de una única voz autorizada para trasladar a la sociedad los detalles de la crisis y su evolución. 

La responsabilidad de activar el Gabinete de Crisis corresponde al Director General. Definiría su formación en función de la naturaleza de la crisis, si bien son puestos clave el Secretario General del INTA, el Subdirector General de Coordinación y Planes, el Director de Comunicación, el Asesor legal, el Jefe del Área de Recursos Humanos, el Subdirector General del Área directamente involucrada en la crisis, sin olvidar al  jefe de Área/centro o proyecto, en su caso, directamente relacionado con la crisis, el Jefe del Área de Recursos Financieros y el Jefe del Área de Servicios. 

Tanto el Director General como el Dircom estarían además estrechamente conectados con el nivel político a través de la Secretaria de Estado y la Dirección de Comunicacion de Defensa respectivamente, pudiendo el primero, ejercer la portavocía o delegarlas en el Dircom, dependiendo de la magnitud de la crisis.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail