Philippe Jimenez, Country Manager de IWG en España y vicepresidente comercial para Europa del Sur, Benelux y Reino Unido.

“Los empresarios deberían poder ofrecer cada vez más flexibilidad a los trabajadores”

gh,jhj
El Grupo IWG alberga en España diferentes marcas dedicadas al espacio de trabajo flexible. Philippe Jiménez es country manager de IWG España, y a nivel global es vicepresidente de ventas para el sur de Europa, Benelux y UK en IWG. Jiménez inició su trayectoria en la compañía hace 27 años y, a lo largo de ese tiempo, ha desempeñado distintos cargos de responsabilidad.

Después de casi 2 años en el que el trabajo híbrido se ha implementado en el mercado de trabajo de forma acelerada ¿Qué valoración hacen desde IWG?

Este modelo de trabajo híbrido ya estaba entre nosotros antes de la pandemia, con un crecimiento constante. Tras la Covid, los profesionales y los empresarios se comenzaron a dar cuenta de los aspectos positivos de este modelo laboral para todos los involucrados, que ahora vive su mayor boom. Estamos convencidos de que el formato de trabajo híbrido llegó para quedarse, seguir creciendo y adaptarse a nuevas tendencias laborales y sociales. Las múltiples ventajas de este modelo lo posicionan como uno de los favoritos de los trabajadores, que exigen una mayor flexibilidad. De hecho, según un estudio global de IWG, cerca de la mitad de los oficinistas dejaría su puesto si tuviese que volver de manera presencial los cinco días a la oficina, mientras que aproximadamente tres cuartas partes de las personas entrevistadas estarían dispuestas a renunciar a un aumento del 10 % de su sueldo a cambio de convertirse en empleados híbridos de forma permanente. 

“Uno de los retos es responder de forma rápida y eficiente a los constantes cambios en las necesidades de los trabajadores híbridos”

¿Qué carencias puede tener aún el mercado español para implementar este modelo de trabajo de una forma efectiva?Actualmente, uno de los retos es responder de forma rápida y eficiente a los constantes cambios en las necesidades de los trabajadores híbridos. Las empresas deben poner en primer lugar el bienestar de los trabajadores, para así promover la productividad de los mismos, dándoles la libertad de trabajar desde cualquier lugar. Desde IWG, buscamos mantener los estándares de calidad, al tiempo que innovamos y nos adaptamos en todos los sentidos a las circunstancias del entorno, así, podemos estar presentes cuándo y dónde los profesionales lo requieran. En España, estamos poniendo en marcha una estrategia para llegar a todas las capitales de provincia en los próximos años y ratificar así nuestro compromiso con el mercado español. Esto lo haremos con nuestro programa de franquicias, que nos permite aliarnos con empresarios locales para llevar esta oferta de trabajo híbrido a cada vez más empleados. De hecho, recientemente abrimos nuestro primer centro franquiciado de España, Regus Oviedo, de la mano de un empresario asturiano.

En ese sentido, ¿cómo deben manejar los directivos este cambio de tendencia para garantizar el éxito de implantación del modelo?

En este paso hacia el futuro del trabajo, la flexibilidad y el bienestar de los profesionales son la pieza clave para el éxito, además del ahorro de las empresas con cada empleado que se suma a este modelo y la contribución al cuidado del medio ambiente. Según un estudio llevado a cabo por IWG para conocer mejor los factores esenciales que impulsan la toma de decisión de los solicitantes de empleo, nueve de cada diez trabajadores afirman que el trabajo híbrido es un punto importante a la hora de buscar un nuevo empleo este año. 

De cara a implantar este modelo de forma efectiva, desde IWG ofrecemos espacios flexibles que suplen las necesidades de los trabajadores híbridos, con toda la tecnología necesaria para llevar a cabo sus labores en un entorno que los inspire a ser proactivos y creativos. Nuestros centros contribuyen a un futuro más verde, con la reducción de traslados innecesarios a oficinas lejos del domicilio. Los empresarios deberían poder ofrecer cada vez más flexibilidad a los trabajadores, para que puedan desempeñar sus funciones desde cualquier lugar y cuándo quieran.

"IWG es el mayor proveedor global de espacios de trabajo flexible"

IWG se especializa en la creación de espacios de Coworking ¿Cómo funcionan exactamente sus oficinas?

IWG es el mayor proveedor global de espacios de trabajo flexible, liderando desde hace más de 30 años el modelo de trabajo híbrido con centros en 1.100 ciudades de 127 países. La multinacional cuenta con centros de coworking capacitados con la última tecnología, así como todo lo necesario para satisfacer las necesidades de nuestros clientes, los trabajadores híbridos. Este formato ayuda a las empresas a ahorrar en gastos relacionados con costes inmobiliarios y de capex. De hecho, actualmente ya no se necesitan las antiguas sedes corporativas, sino que puedes ahorrar recursos con cada empleado que forme parte del modelo híbrido. Nuestros esfuerzos se centran en ofrecer a los usuarios la posibilidad de realizar sus tareas desde dónde quieran y cómo quieran. Nos adaptamos a las necesidades de cada cliente, que tienen todo al alcance del móvil; desde espacios de coworking, salas de conferencias, cafeterías, espacios privados y mucho más, todo con la tecnología necesaria para las labores diarias de cada profesional.

El mercado inmobiliario está experimentando un momento de expansión en cuanto a los espacios de oficinas ¿Cree que es una tendencia aún al alza o podemos estar llegando a un momento de estabilización? 

En la actualidad, el sector inmobiliario de oficinas está atravesando un crecimiento importante, que no solo se centra en las grandes sedes corporativas, sino que, ahora, se piensa en espacios colaborativos, que inspiren a los usuarios, y que, además, sean respetuosos con el medio ambiente. Así entra el juego el modelo híbrido, que ayuda a la consolidación de otras tendencias como el concepto de las “Ciudades de 15 minutos”, en el que las personas tienen todo lo que necesitan a menos de 15 minutos de su domicilio. De esta forma, el crecimiento a nivel inmobiliario se dirige en responder a esas necesidades de los usuarios y abrir centros de coworking cerca del trabajador. 

Con la sombra de una posible recesión económica en ciernes, ¿el coworking se podría imponer como una solución o se vería igualmente afectado?

En tiempos de recesión, la incertidumbre hacia finales de este año va a disparar la demanda de espacios flexibles, un modelo que ha demostrado ser un aliado estratégico para los profesionales, al ofrecer un espacio de trabajo seguro que responde de forma directa a sus necesidades en un entorno colaborativo que promueve la productividad. Asimismo, para los empresarios supone un ahorro de recursos. De hecho, según la consultora Global Workplace Analytics, un empleador puede ahorrar unos 11.000 dólares, o 9.878 euros, al año por cada trabajador híbrido, y este dinero puede ser usado para potenciar otras áreas como I+D. Según estudios de IWG, el número de empresas del FTSE 250, el Ibex inglés, que quieren emplear un modelo de oficina híbrido es tres veces mayor que el de las que quieren seguir trabajando con el formato que tenían pre pandemia.

Para terminar, ¿cuáles son las expectativas y planes de IWG para finalizar 2022 cara a 2023?

A nivel global, IWG está llevando a cabo un plan de expansión para añadir 1000 centros en todas las ciudades en las que tenemos presencia en todo el mundo. En España, estamos en constante crecimiento, y en otoño septiembre tenemos previsto el aterrizaje de la marca más exclusiva de IWG, Signature, una firma premium que está presente en las principales capitales del mundo, en edificios emblemáticos de las mejores localizaciones. Asimismo, esperamos anunciar próximamente la apertura de nuevos centros en Madrid y en otras ciudades de provincia como Logroño, Santander y Zaragoza. 

TwitterLinkedinFacebookEmail