Elisenda Picola, Directora de Marketing

"Llevamos casi 100 años en los hogares españoles"

Gama glass Orlando

 

  • Son casi cien años de historia presentes en las mesas españolas. ¿Cómo es Orlando hoy?

Así es, llevamos casi 100 años presentes en los hogares españoles. La historia de Orlando nace en San Sebastián en 1922 como una empresa productora y exportadora de conservas de pescado. No fue hasta 1968 cuando Orlando lanzó al mercado su tomate frito, el cual se ha convertido en la insignia clave de la marca y en el mejor aliado de las familias en la cocina. Tenemos nuestra fábrica en Alfaro (La Rioja) desde 1961 y en la actualidad somos un equipo de más de 250 personas entre la fábrica y las oficinas de Madrid. 

Orlando, gracias a todos los trabajadores de nuestra fábrica, sigue haciendo posible que la receta que se inventó hace 50 años a base de aceite, ajo, tomate natural y cebolla y nada más, a día de hoy se siga haciendo de la misma manera. El tomate frito es la razón de ser de Orlando y, aunque seguimos innovando para ofrecer nuevas recetas de tomate frito, esta tradición se sigue manteniendo en el tiempo. 

El objetivo de Orlando no es otro que seguir siendo el tomate de confianza de las familias españolas. Demostrando su gran versatilidad para realizar recetas, así como respetando el sabor único de toda la vida y demostrando ese espíritu divertido, positivo y moderno. 

  • Su producto estrella, el tomate frito, llegaría a finales de los años 60. Su mítica campaña “Cuate, aquí hay tomate”, aún se mantiene viva en la memoria colectiva de los españoles. ¿Qué importancia tiene en la cocina española el tomate frito?

Esta campaña marcó un antes y un después en Orlando. Este anuncio de “Cuate, aquí hay tomate” se hizo en 1982 y como comentas, aún sigue vivo en la memoria de muchos españoles, ya que muchos hemos crecido con este spot. Y es que Orlando es una marca alegre, con espíritu divertido que celebra esos pequeños momentos del día a día de la vida y no se preocupa por los problemas cotidianos. La personalidad de Orlando aboga por la simpleza, olvidándose de los excesos y las complicaciones. 

El tomate frito está muy ligado a la cocina española. De hecho, es un producto prácticamente indispensable de nuestros hogares, ya que está presente en el 90 % de ellos. Además, uno de los atributos clave que caracteriza al tomate frito es su versatilidad, ya que es un ingrediente que sirve para cocinar carnes, pescados, salsas, pastas, arroces… Y es que el sabor y calidad que aporta Orlando a cada receta es inigualable. Esto se debe tanto al origen de los tomates, ingrediente principal de nuestros tomates fritos, que se cultivan en Alfaro (La Rioja) y en el Valle del Ebro, como a la forma de sofreír todos los ingredientes que lo hacen como en casa.  

  • Orlando se ha sumado a las empresas solidarias que contribuyen a paliar los efectos de la pandemia que estamos viviendo. ¿De qué manera?

Así es. Hemos donado a día de hoy 27.000 kilos de tomate Orlando, esto significa unas 70.000 unidades de producto. Este alimento ha sido repartido en diferentes puntos del país como La Rioja, Murcia, Barcelona, Valencia o Madrid a través principalmente de FESBAL. Esta donación forma parte del plan de compromiso de Orlando con la sociedad que ha puesto en marcha la compañía desde el inicio de la crisis.
 
Como referentes en el sector de alimentación y como marca puramente española que representa al país, ahora más que nunca, no podemos fallar a las familias. Por ello, seguiremos aportando nuestro granito de arena para superar esta situación.

  • Han lanzado un programa de clases virtuales de cocina a través de su perfil de Instagram (@tomate.orlando). ¿Cómo funciona?

Sí, así es. Empezamos a principios de abril con una propuesta de una clase semanal que estamos retransmitiendo en la cuenta de Instagram de Orlando (@tomate.orlando) todos los miércoles a las 19.00 horas. Es sin duda una oportunidad que queremos ofrecer a todas las personas para que se entretengan, ya sea en familia o por su cuenta, entre los fogones y que además, aprendan y perfeccionen sus técnicas culinarias. Creemos que es un momento ideal para desconectar y disfrutar cocinando.

Son clases interactivas impartidas por el chef Iván Sáez, propietario de los restaurantes Desencaja y La Tajada, galardonado con diferentes reconocimientos dentro del panorama gastronómico. En cada una de las clases, Iván está realizando una receta distinta utilizando una de las 6 variedades glass de la nueva gama de Orlando, (el clásico, el 0,0, el de aceite de oliva, el casero, el ecológico y la artesana) escogiendo así la que mejor se adapte a cada plato. Por ejemplo, en una receta que hizo de lasaña de berenjena utilizó el tomate Orlando receta artesana porque era el que mejor resaltaba el sabor para esos ingredientes. Sin embargo, para otra que realizó de bacalao con tomate usó el tomate Orlando receta casera, gracias a su textura única. 

Son recetas sencillas, deliciosas y saludables en las que las variedades de tomate frito Orlando aportan ese sabor único a cualquier creación culinario. 

¡Animo a todos a que se unan a esta experiencia para pasar un rato entretenido y aprendiendo trucos culinarios con Orlando! 

  • Reunidos en casa, ¿es el momento de facilitar actividades para llevar a cabo en familia? ¿Participan los niños de su iniciativa?

Efectivamente. Sin duda alguna, la cocina está siendo en estos tiempos una vía de escape para muchos en casa. Y, como referentes en el sector gastronómico, siempre hemos estado al lado de los consumidores y ahora más que nunca no les podemos fallar. 

Las clases están pensadas para todo el mundo, desde jóvenes viviendo solos hasta padres con hijos para poder integrar a sus hijos en la cocina y trabajar juntos en comidas divertidas, caseras y saludables. Además, Iván también nos enseña trucos para guardar la comida y evitar desperdicio de comida en el hogar.

Es, sin duda, una gran oportunidad para que los más pequeños de la casa, que todavía no lo hayan hecho, se introduzcan en el mundo gastronómico. Y qué mejor forma que hacerlo de la mano de Orlando, como seguramente lo hicieron sus padres también. 

  • ¿Servirá esta situación para recuperar el amor por la cocina casera y tradicional que parecía estar cayendo en desuso?

¡Espero que sí! Queremos que la gente se enamore de la comida, de cocinar recetas caseras y de disfrutar de esos pequeños momentos que se generan alrededor de la mesa cuando cocinamos y comemos en casa, esto es el espíritu Orlando. Estamos viendo como la gastronomía es una tendencia y cada vez la gente se vuelve más cocinillas.  Pero en estos momentos vemos aún más este boom de la pasión por la gastronomía y por cocinar, que no solo lo hacen por sobrevivir, sino por hobby y por entretenimiento. 

La situación actual está sirviendo para poner valor a estos pequeños placeres como es la cocina y sin duda, Orlando puede ser el aliado principal para que disfrutes de esta afición con toda tu familia. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail