Javier Martínez, director de Movilidad Sostenible de EDP

“Nuestra prioridad estratégica es aumentar la infraestructura de puntos de recarga tanto públicos como privados”

er

En comparación con 2021, el aumento de recarga de energía de coches ha sido significativo, ¿en qué se ha traducido esto para EDP?

Cada vez más conductores eligen pasarse a la movilidad sostenible y nuestro deber, como empresa líder en la transición energética, es ir mejorando y desarrollando una infraestructura del vehículo eléctrico acorde con las necesidades que demandan los usuarios. 

Este aumento nos impulsa a seguir trabajando por conseguir una infraestructura de movilidad eléctrica sólida y, para ello, EDP ha otorgado gran importancia a la movilidad eléctrica en su Plan estratégico para 2021-2025, en el que la inversión total será de más de 24.000 millones de euros.

En este aspecto, uno de los puntos clave es la instalación de más puntos de recarga a lo largo de los ambientes urbanos, ¿Cómo valora el estado de las infraestructuras?

Nuestra prioridad estratégica es aumentar la infraestructura de puntos de recarga tanto públicos como privados. En España, la red de recarga está creciendo de forma continua, como aumenta al mismo tiempo el parque de vehículos eléctricos. Desde EDP ya contamos con más de 400 puntos de recarga por todo el país. Además, nuestra APP de recarga pública EDP MOVE ON dispone de la posibilidad de operar en más de 800 puntos de recarga de otros operadores, lo que garantiza la cobertura en toda España.

Las metas fijadas por el Gobierno, de disponer de 100.000 puntos de recarga en 2023, van ligadas al impulso del vehículo eléctrico por parte de todos los agentes implicados, desde la Administración, con planes de incentivación, hasta el sector de la automoción y las empresas que estamos desarrollando la infraestructura de recarga. Este objetivo es una gran oportunidad que va a contribuir al desarrollo del coche eléctrico. 

Por nuestra parte, tenemos la ambición de alcanzar los 3.000 puntos de carga pública en operación o en proceso de ejecución en la península ibérica a finales de 2022.

¿Qué nos puede decir de los viajes de larga travesía? ¿Cómo están afrontando ese reto como parte del impulso al vehículo eléctrico?

Los vehículos eléctricos aún generan dudas entre muchas personas que no conocen bien cómo funcionan o sus beneficios para la movilidad sostenible. El cambio de mentalidad se está produciendo poco a poco pero además hay que incentivar su uso y hacerlo accesible a cualquier conductor. Para ello, empresas e instituciones tenemos que invertir en esta línea y seguir trabajando en planes especiales que impulsen el vehículo eléctrico y promuevan su uso.

Vemos algo interesante y es que muchas barreras de adopción están más vinculadas a la falta de conocimiento que a la realidad. Pensamos que esto se produce porque se trata de una tecnología relativamente nueva que el mercado que se mira con los ojos de la tecnología anterior. El ejemplo lo tenemos en las redes de recarga pública. Pensamos que es una de las grandes barreras, pero sin embargo los clientes que tienen un coche eléctrico nos las usan, porque la inmensa mayoría de su movilidad es cubierta con la carga vinculada. La recarga en casa no solo cubre el día a día, sino que le da una de las mayores ventajas en términos de coste y también de comodidad al salir cada día del garaje el coche con la batería cargada al 100 %.

Con respecto a las cargas de necesidad en itinerancia, lo que podemos decir es que hoy ya existe una red de carga rápida y ultrarrápida en carreteras y autopistas suficiente para garantizar la movilidad en un porcentaje muy elevado de las necesidades. Es cierto que esa movilidad requiere de mayor planificación que con un vehículo de combustión, pero hoy en España, la posibilidad de viajar en coche eléctrico ya es una realidad. Además, todos los operadores en el mercado estamos haciendo ingentes esfuerzos por desplegar este tipo de cargadores y, fruto estos esfuerzos, el panorama mejora mes a mes haciendo posible que dentro de muy poco tiempo la experiencia de uso de un coche eléctrico en itinerancia sea muy parecida a la de uno tradicional.

Existen numerosas aplicaciones de planificación de rutas que agregan cargadores de diferentes operadores. Un ejercicio muy clarificador es hacer algunas simulaciones de viajes con vehículos eléctricos con autonomías para viajar (que van de los 300 a los 500 km) para darse cuenta la cantidad de cargadores en ruta y la necesidad real en tiempo de recarga que pueden perfectamente acompasarse con los tiempos de parada y descanso que normalmente hacemos para igualar los tiempos de viaje.

asdf

Dado el contexto actual, ¿cómo está afectando a EDP la crisis energética actual?

La movilidad eléctrica continúa imparable a pesar de esta crisis energética en la que nos encontramos. El Gobierno de España ha confirmado que inyectará 4.300 millones de euros para reconvertir la industria automovilística tras aprobar su primer PERTE y se estipula que en total serán 13.200 millones. Esto nos permitirá a los proveedores de energía y a los fabricantes de vehículos avanzar enormemente para que en unos años el coche eléctrico esté ya totalmente integrado en nuestras vidas. 

2035 es la fecha tope que ha impuesto recientemente la Unión Europea para que desaparezcan los coches a gasolina, diésel y también híbridos. La movilidad sostenible es uno de los ámbitos que más impactarán en el sector energético y será esencial para la descarbonización del transporte. Sin duda, los fondos europeos marcarán un antes y un después en la movilidad sostenible en nuestro país.

Para terminar, ¿qué expectativas tienen para la segunda mitad de 2022 tras la vuelta del verano?

Durante este 2022, seguiremos aumentando la infraestructura de puntos de recarga públicos en España, ya que es nuestro principal objetivo en movilidad eléctrica, junto con el de contribuir a la mejora del medioambiente. 

El avance tiene que ser igualitario en todo el territorio y en EDP estamos especialmente comprometidos con la movilidad en las zonas más rurales lo que también es un incentivo para la reactivación del turismo rural.

Además, para poner en marcha nuevos puntos, seguiremos trabajando en nuevos acuerdos con distintas entidades, como Ayuntamientos o estaciones de servicio y alianzas con empresas privadas. 

En cuanto al ámbito privado, seguimos formando y reforzando nuestra red comercial de gestores y canales comerciales para empresas con el objetivo de acercar las diferentes soluciones de movilidad eléctrica que ofrecemos. Estas soluciones pasan, no solo por la instalación de puntos de recarga para los vehículos operativos, sino también la posibilidad de mediante nuestra plataforma digital MOVE ON, permitir que una empresa pueda monetizar el punto de recarga, cobrando por ejemplo a los clientes de un hotel o un comercio cuando el punto es usado por un cliente del establecimiento.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail