Pere Navarro Delegado Especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona

"Estamos centrados en la nueva economía y el desarrollo de la nueva industria"

hj.k-jhn-
El Consorci de la Zona Franca de es una entidad pública fundada en 1916 cuyo objetivo es la dinamización económica de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana. Es el primer consorcio constituido en España, y actualmente está presidido por Pere Navarro, centrado en potenciar el desarrollo de la industria 4.0 dentro del polígono industrial dentro de la ciudad condal.

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona es un referente histórico dentro de Cataluña con más de 100 años. ¿Cómo ha visto su evolución en los últimos años a tenor de la pandemia?

Realmente la pandemia nos pilló a todos desprevenidos, no solo al consorcio, sino al conjunto de la sociedad y al mundo entero. Nosotros en aquel momento hicimos varias cosas, la primera ponernos en contacto con todas las empresas que tenemos aquí en el polígono industrial de la Zona Franca, aproximadamente 150, para saber cómo la pandemia estaba afectando no sólo a su actividad económica, sino también a la salud. Eso nos sirvió para medir el pulso de lo que se estaba haciendo en el polígono y también para conectar y trasladar directamente las necesidades que tenían todas estas empresas, sin importar el tamaño al Ministerio de Sanidad cuáles eran sus necesidades y dificultades, que
a su vez lo transmitían a otros organismos.

Esto nos dio la oportunidad de crear una comunidad dentro del polígono, porque hasta entonces la relación estaba casi reducida a un recibo de alquiler por parte del consorcio. Hemos pasado a acostumbrarnos a compartir información, trasladar servicios, etcétera. eso evidentemente obligado por la pandemia. 

Una de las actividades del consorcio no la principal, pero una de las actividades más destacadas son algunas ferias que organizamos a lo largo del año. Como a evidentemente, no podíamos estar un año sin realizar algún tipo de actividad, inventamos un evento nuevo que es el Barcelona New Economy Week, que nació como un evento es un evento híbrido entre presencial y digital. Creamos una plataforma digital que no existía hasta este momento que permitiera que todos los inscritos en este evento a de manera digital pudieran relacionarse entre ellos, además de esa pequeña parte presencial. Evidentemente suponía un riesgo innovar de esta manera, pero los resultados fueron excepcionales y repetimos el evento en 2021 y próximamente en la primera semana de octubre de 2022.

Al respecto de Ucrania, antes de que estallara el conflicto, contábamos con una inyección de 140 mil millones de euros por parte de la Unión Europea entre subvención directa y créditos, y nos daban amplias perspectivas de mejora y cambio del sistema productivo de España para sobreponeros a la crisis económica. Con el comienzo de la guerra notamos que aparte del fenómeno de la inflación, las tensiones mundiales generaron un problema especialmente con la obtención de los componentes de material electrónico más sofisticado. La interconexión del planeta actualmente genera que algo como la Guerra de Ucrania o las amenazas de corte de suministro de gas por parte de Rusia, nos afecte incluso aquí en España, sin que tuviéramos hasta ese momento una especial dependencia ya que estábamos conectados con Argelia y con el gas licuado que llega a través de los barcos, muchos de los cuáles vienen a Barcelona, con uno de los puertos de Europa con mayor capacidad regasificadora. Estamos actualmente pendientes de la evolución de este escenario al respecto de la alianza con Alemania, para convencer a Francia de permitir la construcción del MidCat y conectar España al resto de Europa. 

Algo que hemos notado en el contacto con todas las empresas y sus responsables es que han sabido aprovechar las oportunidades que se generaban a partir de una serie de dificultades muy grandes, al tiempo que otras que prefirieron resignarse, si bien no hemos tenido cierres en el polígono, sabemos de algunas que pasaron dificultades. Y todo eso, a título personal, valoro que ha dependido en esencia de la actitud de quien estuviera al frente de la empresa. Lo que tenga que venir, lo gestionaremos porque, al fin y al cabo, los conflictos es algo que acompañan al género humano desde el principio de la historia, pero no por ello haremos menos esfuerzos para aprovechar las oportunidades que surjan y gestionarlo adecuadamente.

CZFB está comprometida con liderar el desarrollo de la industria 4.0 en Barcelona. ¿Mediante qué iniciativas se está llevando a cabo?

Durante todos los años de existencia de este polígono industrial, hemos estado ubicados en una parte muy sensible, justo al lado de la ciudad de Barcelona, al lado del puerto y del aeropuerto, es decir, que no hay otro centro productivo en Europa que esté tan bien conectado, en tan poco espacio desde un punto de vista geográfico. Este polígono industrial en el origen fue la locomotora de la industria, no sólo en Barcelona, sino también en Cataluña, España y en Europa. Comenzó cuando se instalan Seat y Motor Ibérica, la actual Nissan. En aquella época fabricar un coche 600 era algo muy innovador y que requería de perfiles con un alto nivel. 

En la actualidad la historia se está repitiendo la historia: Sensores, robótica, inteligencia artificial, internet de las cosas, impresión 3D, etcétera, todos aspectos de la industria 4.0 se están empezando a dar cita en nuestro polígono. Tenemos una incubadora desde hace tres años de empresas de impresión 3D que ha incubado 96 empresas de las cuáles varias han triunfado, crecido, y continuado generando puestos de trabajo. Construimos el Factory, un edificio especializado en Industria 4.0 y que ya es emblemático de la zona: 17.000 metros cuadrados, 30 millones de euros de inversión del propio Consorcio de la Zona Franca, en el que ya hay ubicadas varias empresas, pero que esperamos llenar con otras que utilicen tecnología de la industria. 4.0 y que vean en este edificio un espacio para interrelacionarse entre ellas, por tanto, generar proyectos conjuntos de empresas que no se conocían. De esta manera conseguimos ser uno de los polos de atracción más importante de Europa de este tipo de industria, cambiando aquella industria que está más madura y que ya tiende a desaparecer para verse sustituida por la industria del futuro.

Por tanto, continuamos fabricando cosas por la industria que tiene más recorrido de futuro, y esto ligado siempre, evidentemente, a la creación de oportunidades y de puestos de trabajo. 


 "Una de las actividades del Consorci, no la principal, pero una de las actividades más destacadas son algunas ferias que organizamos a lo largo del año"


En ese sentido, ¿cuáles son los sectores que más se están viendo beneficiados?

Hay sectores diversos porque, por ejemplo, con la incubadora de empresas 3D hemos visto que el límite es la imaginación. Tenemos proyectos que van desde la fabricación de instrumentos musicales, prótesis, vehículos, motocicletas, o incluso ya vehículos eléctricos mediante la impresión 3D. Es decir, son tecnologías que se definen como muy transversales. En Barcelona ya podemos hablar de un centro mundial de la impresión en 3D en San Cugat, y Factory se define como una pata imprescindible al tener varias empresas en las que se crean los prototipos con máquinas de impresión 3D. Tenemos también una empresa de robótica que interacciona con las otras empresas, que ya se ha puesto de acuerdo con el fabricante de vehículos eléctricos para realizarlos mediante impresión 3D. Esto desde el punto de vista de marketing es sorprendente y llama mucho la atención.

Pero también vemos que esto beneficia a industrias que mencionaba como maduras como son las industrias químicas, cuando te decía Industrias maduras, la industria química destacando por ejemplo AkzoNobel, que están muy interesados en innovar con productos para la industria del automóvil. Y buscan innovar en materias fabricar las pinturas, para el aspecto de la toxicidad, el reciclaje, la economía circular…. Gracias encontrarse cerca de Factory, ven la oportunidad para establecer retos y evolucionar este tipo de tecnologías con las que ellos ya trabajan.

En definitiva, con proyectos que involucran incluso la medicina con el 5G no tenemos un sector más beneficiado que otro, sino que todos aprovechan la transversalidad que este espacio para el desarrollo de la industria 4.0 puede aportar a todo aquel que esté buscando innovar en el futuro.

¿Cómo valora la llegada de los fondos europeos para revitalizar los proyectos de la institución?

Los fondos europeos tienen un objetivo muy fundamentado, que es cambiar el sistema productivo del país, o sea, las bases productivas es aspectos relacionados con la digitalización de las empresas. El COVID, quitando la parte trágica que no ha sido pequeña precisamente, ha favorecido esfuerzo de digitalización de las empresas sobre todo al tener que abrirse a la opción de teletrabajar. Pero todavía hay que hacer un esfuerzo muy importante en cuanto a digitalización de los procesos de las empresas, de la conectividad, que es precisamente lo que iniciativas como el Kit Digita pretenden realizar, y que depende de la vicepresidenta de Economía, ayudan con unos recursos económicos determinados que provienen de estos fondos europeos a que las empresas pequeñas y medianas puedan digitalizarse.

También son fundamentales aspectos como la sostenibilidad en el sentido más amplio del término, tanto para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, como el tema de la formación. Estas tres cuestiones creo que son fundamentales, sobre todo la de la formación, porque con la acelerada evolución de la industria, la actividad económica y la innovación, se está viendo la necesidad de hacer que el sistema educativo también evolucione a la misma velocidad para garantizar que aquellas actividades que no sean útiles desde el punto de vista económico, dejen de enseñarse en favor de otros estudios profesionales que se adecuen a las necesidades de las empresas. Y es algo fundamental porque actualmente hay empresas que necesitan de esos nuevos perfiles, pero no encuentran esa oferta educativa en los centros, de ahí que sea algo imprescindible que se desarrolle mediante estos fondos.

"La formación de perfiles profesionales que puedan incorporarse a estas nuevas oportunidades que vayan surgiendo es algo fundamental, y hemos visto una oportunidad de desarrollo mediante el edificio de Correos"


En octubre tendrá lugar uno de los eventos clave del Consorci: Barcelona New Economy Week. ¿En qué consiste este formato y que podemos esperar que surja de este evento?

Como he mencionado, Barcelona Nuevo Economy Week nació como un evento híbrido por las circunstancias de la pandemia. La plataforma digital nos ha permitido que este evento sea global, lo que implico que la pasada edición hubiera representación de 145 países, de altos responsables de empresas de sectores clave, llegando a la cifra de casi 15.000 registros. Es por ello que vamos a mantener esta plataforma digital para seguir garantizando que el evento sea lo más global posible.

Sin embargo, este año pensamos que ya es el año de la presencialidad, y queremos aprovechar al máximo las capacidades del Factory para realizar el evento. Este oscilará obre siete temas, donde cada persona que asista a cada uno de los mismos convivirá con personas con los mismos intereses o que van en busca de sinergias. Tenemos pensada una estructura de platós para cada uno de los diferentes espacios o edificios, que además servirá como una presentación formal del edificio ya en pleno funcionamiento, una inauguración al uso ya que en su momento no pudo realizarse por las circunstancias pandémicas.

Es cierto que la situación sanitaria aún causa problemas, pero no es igual que el año pasado ni la situación de 2020, por lo que consideramos que merece la pena hacer el esfuerzo en la presencialidad ahora más que nunca para asistir a las reuniones y a las actividades que van a realizarse, que además garantizamos que ayudarán a que los asistentes disfruten del evento y vean que el Factory, así como sus integrantes, son un espacio agradable de trabajo.

¿Qué nuevas oportunidades de desarrollo cree que se están generando dentro de la ciudad Barcelona? ¿Alguna a destacar especialmente?

Desde el punto de vista del Consorcio de la Zona Franca, nosotros estamos centrados en la nueva economía y el desarrollo de la nueva industria, a través de la incubadora y del Factory. También tenemos un proyecto muy interesante que es la transformación del antiguo edificio de Correos en la Vía Layetana. Es un edificio de 30.000 metros cuadrados que queremos vincular especialmente a esta nueva economía, a todo mundo digital, y queremos vincular sobre todo a esta relación y a esta conexión del mundo del trabajo relacionado con la nueva economía y del mundo de la formación. La formación de perfiles profesionales que puedan incorporarse a estas nuevas oportunidades que vayan surgiendo es algo fundamental, y hemos visto una oportunidad de desarrollo mediante el edificio de Correo.

Tenemos la gran suerte de que Barcelona es una ciudad con una región metropolitana de más de 5 millones de habitantes, de 160 municipios, muy bien ubicada en todos los aspectos que tienen una relación con la nueva economía, digitalización y desarrollo de startups, por lo tanto, la marca de Barcelona nos ayuda también en el proceso de internacionalización. Al ir eliminando las fronteras, nosotros hemos visto la necesidad de potenciar nuestra participación en actividades internacionales, que evidentemente acaban favoreciendo que todo lo que pasa en Barcelona se conozca en el resto del mundo. Eso también termina favoreciendo que empresas que están aquí puedan ubicarse en otros lugares, pero sobre todo que empresas internacionales que están buscando un espacio, puedan venir aquí porque ahí hay una densidad adecuada que les ayuda a desarrollar sus actividades con mayor facilidad y desarrollar y encontrar nuevas oportunidades de negocio.
 

"Buscaremos consolidar el camino que hemos iniciado desde antes de la pandemia, reivindicando el potencial de la industria, que, si bien ha recibido un impulso a raíz de la pandemia, aún tiene camino por recorrer"
 

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta en la actualidad CZFB?

No difieren en exceso con los que tiene la sociedad en general ni el mundo empresarial. Podemos hablar de un reto colectivo como son los criterios ODS establecidos en la agenda 2030: el empleo decente, la innovación, la protección del medio, la igualdad de oportunidades, la igualdad de género. De este último aspecto, pusimos en marcha tenemos un consejo de la mujer acompañado de una actividad, completamente digital llamada BWOW Barcelona Woman Acceleration Week celebrado en marzo, en fechas cercanas all Día de la Mujer, una iniciativa que debemos reconocer favorece la presencia de la mujer en nuestro polígono industrial, que aún está caracterizado por una fuerte presencia masculina.

Todos estos retos estamos impulsando que tengan una respuesta dentro de nuestro polígono. A tenor del problema energético, por ejemplo, impulsamos e instalamos la primera hidrogenera pública de España, para alimentar los autobuses municipales de Barcelona que se mueven con hidrógeno. Estamos también trabajando especialmente en la instalación de placas fotovoltaicas en los tejados de las empresas del polígono, así como en favorecer la economía circular, sobre todo mediante el cumplimiento del objetivo número 17 que es el referente a las alianzas. Nosotros somos una empresa pública, y todo lo que hacemos tiene una relación con otras instituciones públicas, pero también sobre todo con las actividades privadas. Creemos que el futuro se basa justamente en la generación, mantenimiento y crecimiento de las alianzas mediante el trabajo y la actividad diaria que se desarrolla en nuestro polígono. 

Los retos están todos escritos: son 17 objetivos, 169 metas y todos tenemos que trabajar para cumplir esto cada uno en el lugar en el que nos corresponde.

Para terminar, ¿qué podemos esperar de aquí a final de año y que planes hay para el horizonte 2023?

Idealmente, y siendo el tema más importante a nivel global, esperaríamos que hubiera una solución al conflicto de Ucrania porque no deja de afectar a todo el tejido empresarial europeo en múltiples aspectos, pero también por lo que supone al pueblo ucraniano.

Por nuestra parte, esperamos que el BNEW de este año suponga un antes y un después por el factor de presencialidad que hará que un evento que nació siendo digital pase al formato presencial, con el apoyo digital de una plataforma que ayudará a mantener su globalidad. Ese sería nuestro principal objetivo para desarrollar. Nuestro segundo objetivo será seguir desarrollando el edificio Factory, con la instalación de empresas dentro del mismo, sobre todo aquellas relacionadas con la industria. 4.0 en nuestro polígono industrial. Recientemente se instaló WallBox, el famoso unicornio que se especializa en la instalación y creación de cargadores eléctricos, que precisamente encaja dentro de ese perfil, al igual que otras empresas que se van instalando diariamente y que están creciendo mucho y garantizando la contratación de muchos más empleados.

En definitiva, buscaremos consolidar el camino que hemos iniciado desde antes de la pandemia, reivindicando el potencial de la industria, que, si bien ha recibido un impulso a raíz de la pandemia, aún tiene camino por recorrer. Nosotros, desde nuestro carácter industrialista, siempre hemos pensado que la industria es no solo una de las actividades que crean más riqueza, sino que además lo arraiga al territorio donde puede desarrollarse, y sin duda alguna es el camino que vamos a seguir ahora y en el futuro.

TwitterLinkedinFacebookEmail