Jos Dijsselhof, CEO de SIX

Esta transacción va a fortalecer a ambas compañías y a los ecosistemas español y suizo

Jos Dijsselhof - SIX
Jos Dijsselhof, de 54 años, es licenciado en Ingeniería Informática y Administración de Empresas. Cuenta con una larga trayectoria en gestión internacional en el sector financiero. Desde enero de 2018 es CEO del Grupo SIX. Anteriormente ocupó cargos relevantes en ABN Amor Bank, Royal Bank of Scotland y ANZ Australia & New Zealand Banking Group en varios países, incluidos Hong Kong y Singapur. Su papel más reciente anterior a su puesto actual fue CFO y CEO interino en Euronext en Amsterdam. Durante su carrera, Jos Dijsselhof ha dirigido con éxito varios proyectos de cambio y cuenta con gran experiencia en valores y datos financieros, así como en el negocio de pagos, todas líneas de negocio fundamentales para SIX.

Brevemente, ¿Nos puede presentar SIX?

SIX es la compañía que opera y desarrolla servicios de infraestructura en las unidades de negocio de Valores y Bolsas, Servicios Bancarios e Información Financiera del centro financiero suizo. Así pues, somos un grupo diversificado con tres líneas de negocio principales: la bolsa y los servicios que de ella se derivan; el negocio de datos y los servicios bancarios. Trabajamos con el objetivo de aumentar la eficiencia, la calidad y la capacidad de innovación en toda la cadena de valor. Contamos con una plantilla de unos 2.700 empleados y presencia en más de 20 países. SIX es una sociedad anónima no cotizada en bolsa con sede en Zúrich. La empresa es propiedad de 122 instituciones financieras nacionales e internacionales, que son también los principales usuarios de sus servicios. Las acciones se distribuyen de tal manera que ningún propietario o tipo de banco tiene la mayoría absoluta. 
Hace algunos meses han saltado a los titulares de los medios de comunicación por la opa pública amistosa lanzada para la adquisición de la Bolsa Española, Bolsas y Mercados Españoles (BME). ¿Cómo se encuentra en estos momentos la operación? 
La operación ha superado todos los trámites exigibles a esta opa (visto bueno de las pertinentes autoridades competentes: CNMC, Gobierno, CNMV) y en estos momentos se encuentra en la fase que se conoce como periodo de aceptación. Los accionistas deben decidir si aceptan nuestra oferta de 33,4 euros (descontado el dividendo del 30 de diciembre de 2019 y se prevé que se descuente también los 0,42 euros por acción que BME prevé pagar el 8 de mayo de 2020) por acción en efectivo. Tienen de plazo hasta el 11 de mayo para decidir canjear sus acciones. Desde aquí les animo a que lo hagan ya que se trata de una propuesta financiera muy atractiva. Me gustaría recordarles que la oferta representa una prima de más del 47 % respecto al precio medio ponderado de cotización de las acciones de BME durante el semestre anterior a la presentación de la solicitud de la autorización de la Oferta que fue en noviembre de 2019. 

¿Por qué han puesto sus ojos en BME?

Porque ambas compañías tienen comerciales comparables, verticalmente integrados, diversificados y rentables, que operan a lo largo de toda la cadena de valor y se complementan a la perfección. La combinación de BME y SIX, ambos líderes en sus respectivos mercados financieros nacionales, creará un grupo diversificado con una fuerte presencia en toda Europa -será el tercer grupo de infraestructura del mercado financiero europeo por ingresos- y con capacidad para competir en la primera línea mundial. Esta transacción va a fortalecer a ambas compañías y a los ecosistemas español y suizo, con la creación de centros de excelencia y con la aportación de nuevas capacidades a los participantes de BME y SIX, así como con la atracción a España de nuevos fondos de capital globales. 

¿Cuáles son las principales sinergias que pueden complementarse entre ambas sociedades? ¿Qué aportaría SIX y cuál es el objetivo principal de su empresa con BME?

La combinación de BME y SIX ofrecerá oportunidades de desarrollo y crecimiento muy atractivas fruto de los servicios de venta cruzada a lo largo de toda la cadena de valor, clases de activos y geografías, así como la optimización de la estructura de costes y la explotación de las economías de escala. Estas sinergias van a mejorar significativamente la competitividad de ambos grupos y, en particular, facilitarán las inversiones en innovación que se requieren para mantenerse a la vanguardia de las tendencias del sector en ambos países.

¿Cuáles son las principales líneas estratégicas que contempla SIX en el mercado español? ¿Hay alguna otra operación en curso?

La intención de SIX es preservar y fortalecer sosteniblemente la posición de BME en España mediante el mantenimiento de sus marcas y las actividades comerciales actuales de BME, sus sedes, sus oficinas y su estrategia en España.
SIX tiene la intención de mantener en España, de forma indefinida, la sede, el lugar efectivo de gestión, las actividades y la capacidad operativa sustancial de BME y las empresas de su grupo (Bolsa, BME Clearing e Iberclear). Además, SIX tiene como objetivo combinar en España las operaciones principales de SIX x-clear y BME Clearing, después de que hagamos un análisis detallado de los factores regulatorios, legales y operativos.
SIX también establecerá una incubadora y aceleradora FinTech en España basada en su trayectoria de éxito con F10 en Suiza. La puesta en marcha de esta experiencia en España permitirá la movilidad de start-ups de calidad entre España y Suiza, con lo que se apoyará la estrategia FinTech de ambos países. Apoyamos a los centros financieros de España y Suiza con las últimas tecnologías, nuevos modelos de negocio y soluciones que satisfacen las expectativas de los clientes. Para las start-ups que quieren establecerse en el sector financiero, somos un socio a la altura de sus necesidades.
SIX está liderando la transformación del ecosistema financiero siendo los datos personales el recurso más valioso del mundo.

¿Cómo cree que cambiarán los datos en los comportamientos de inversión?

SIX no trabaja en ningún caso con datos personales. Efectivamente son un intangible con gran valor, pero no es el nicho de negocio de SIX.  Los datos financieros sí son un activo fundamental junto con la información financiera tradicional, ya que ayudan a mejorar o a centrar más los comportamientos de inversión. Por ejemplo, permiten a los inversores evaluar los activos invertibles en cualquier dimensión, para adaptarse mejor a sus preferencias de sostenibilidad o igualdad de género, entre otras. Además, con el crecimiento de las estrategias de inversión cuantitativas, el flujo constante de datos es cada vez más requerido por los inversores por lo que se trata de uno de los pilares de nuestro negocio que prevemos vaya en aumento. 

Ustedes presentaron un estudio “El futuro del dinero”. ¿Cuáles son las líneas principales de este estudio?

Hoy en día, los pagos digitales ya están integrados en nuestro día a día. Cada vez más gente paga los taxis, las compras o una taza de café a través de aplicaciones, mientras que los dispositivos se vuelven cada vez más inteligentes gracias al Internet de las Cosas. En este estudio analizamos los escenarios que se abrirán en el futuro en el que el efectivo persiste, pero cada vez estará más limitado. Estudiamos los cambios que podrán suponer, por ejemplo, en los bancos, a los que se les exige que abran interfaces para sus bóvedas digitales y datos de clientes (banca abierta), lo que permite a terceros lanzar sus propios servicios y productos basados en ellos y desarrollar sus propias relaciones con los clientes del banco. O el impacto en los bancos centrales que también están considerando la posibilidad de crear sus propias monedas digitales, lo que a su vez también tendrá un impacto en las monedas tradicionales. 

SIX cuenta con un Centro de Seguridad Cibernética para paliar las amenazas específicas del sector. ¿Cuáles son los principales riesgos, a nivel de ciberataques, a los que se enfrenta el mercado financiero?

La ciberdelincuencia se considera hoy en día uno de los riesgos operativos más importantes de nuestra industria. El mercado financiero está muy expuesto dados los procesos generales de digitalización. Los costos fijos de la prevención del delito cibernético son considerables; hay una grave escasez de personal especializado y, por lo general, el intercambio de información dentro de la industria es demasiado escaso. Por eso, desde SIX, hemos puesto en marcha el centro de seguridad cibernética, en el que ofrecemos un punto de encuentro para toda la comunidad financiera. Los servicios de seguridad gestionados que ofrece nuestro centro permiten a las pequeñas y medianas empresas del sector financiero acceder a soluciones de seguridad cibernética altamente sofisticadas que, de otro modo, sólo pueden permitirse las empresas más grandes. SIX invierte continuamente en seguridad para minimizar los riesgos cibernéticos para las infraestructuras relevantes y críticas del sistema. Así aseguramos que los bancos y las compañías de seguros puedan proporcionar los niveles de seguridad que han prometido a sus clientes. 

¿Qué está haciendo SIX para traer seguridad y fiabilidad al ecosistema financiero del mañana en las bolsas?

Nuestros servicios de infraestructura son el corazón del centro financiero suizo. Son estables y fiables, y lo seguirán siendo en el futuro. Nosotros constantemente nos estamos haciendo una pregunta: ¿Cómo prestaremos estos servicios en el futuro, y qué más se necesita para que sean estables, fiables, de confianza y, lo que es más importante, relevantes para nuestros clientes? Para dar respuesta hemos puesto en marcha algunas iniciativas que pretenden no sólo encontrar soluciones innovadoras y mejorar nuestros servicios actuales, sino también transformar los mercados financieros. En particular, lanzamos un prototipo de negociación y liquidación basado en la DLT de la Bolsa Digital SIX. También estamos trabajando en el análisis de datos y en casos de robótica, y obtuvimos un amplio apoyo para llevar a cabo una Visión de Pagos Suiza. Además, SIX está llevando la banca abierta a Suiza a gran escala. Y estamos explorando con el Banco Nacional Suizo opciones tecnológicas para hacer que el dinero del banco central digital esté disponible para el comercio y la liquidación de activos simbólicos.

¿Cuáles son las claves del éxito del SIX? 

Su éxito tiene muchas razones, y me gustaría destacar un par de ellas aquí. El sector financiero es una gran fuerza motriz de la economía suiza. En Suiza se gestionan más de seis billones de francos de activos. La base de inversores ricos en capital crea un buen ambiente para la cotización de las empresas. Además, el mercado de capitales suizo es muy eficiente y rápido. Después de presentar una solicitud de cotización, la decisión se toma en un máximo de cuatro semanas. Por lo tanto, no es de extrañar que atraigamos a empresas de diferentes orígenes, tamaños y sectores. Pero otra razón y es la más importante de todas: SIX y la bolsa suiza nunca han estado quietas. Por ejemplo, en 1996 la Bolsa de Valores suiza migró todo el comercio de acciones a una plataforma totalmente electrónica, sustituyendo así el comercio abierto. Nueva York no fue la primera en hacerlo, tampoco Londres o Tokio, fue Zúrich. 

Su principal misión, entre otras muchas cosas, ha sido la de convertir a SIX en una empresa totalmente consolidada dentro del sector. ¿Cómo se define?

Creo en la capacidad de transformación de las compañías y de los sistemas de trabajo, siempre acompañadas de los mejores socios y siempre basado en la fiabilidad y la confianza. Creo en la necesidad de aportar valor de manera constante. De hacer cosas, de reportar. Soy un hombre que cree en los equipos, en delegar en las personas en las que confío. Soy exigente, pero trato de que a mí alrededor exista un ambiente de flexibilidad y aprendizaje. Hay que atreverse a hacer y aprender de los errores. Me preocupa menos el error que la inactividad.  

¿Cuáles son los rasgos principales que avalan su gestión?

Desde que asumí este puesto hemos estado inmersos en diferentes proyectos con la clara visión de convertirnos en una empresa totalmente consolidada dentro de nuestro sector; orquestar la remodelación de la industria financiera suiza y promover activamente la transformación digital con servicios innovadores. Hoy en día, nos encontramos entre los pioneros del sector: no sólo hablamos de inteligencia artificial, sino que también la utilizamos, por ejemplo, para gestionar las solicitudes de soporte post-negociación y las consultas de información financiera. La innovación está en nuestro ADN. Ha sido un largo proceso para llegar a donde estamos ahora, y nuestra gente y su mentalidad abierta es lo que nos ha permitido lograr todo esto.
 

TwitterLinkedinFacebookEmail