Por María Victoria de Rojas

"El principal objetivo de la Fundación Cajasol es ser útil a la sociedad"

Antonio Pulido

A través de las diferentes iniciativas y proyectos que llevan a cabo dan respaldo al desarrollo social, cultural y económico de la sociedad, con el propósito firme de ofrecer mayores oportunidades y bienestar a las personas. La Fundación Cajasol se ha convertido en la gran fundación por excelencia de Andalucía y mantiene un constante compromiso con su tierra, pero también con el resto de la península donde lleva a cabo acciones puntuales.

- ¿Cómo es la Fundación Cajasol? ¿Cuál es su compromiso?

Fundación Cajasol es una entidad profundamente arraigada en su territorio y gestiona un importante legado proveniente de las antiguas cajas de ahorro que, en el tramo final de vida de estas entidades financieras, se fusionaron en Cajasol. Desaparecidas las cajas de ahorro en España, hicimos un importante esfuerzo de gestión para preservar buena parte de su obra social, que se asienta ahora en cuatro pilares: la acción social, la cultura, el emprendimiento y la formación.

- Empecemos por la primera: Acción Social. Es un área que ha ido progresando conforme a los tiempos. ¿Cómo ha sido su evolución?

En 2019 habremos destinado a estas tareas alrededor de un 25 % de nuestros recursos, casi cuatro millones de euros. Está en el ADN de nuestra
fundación prestar ayuda a los colectivos más vulnerables como la infancia, la tercera edad y aquellas personas que, por circunstancias de la vida, se encuentran en riesgo de exclusión social. Y sí, efectivamente, nuestra acción social se ha ido modernizando para hacerla más eficiente, prestando también mucha atención a proyectos vinculados a la inserción laboral. Creo que se aborda un abanico muy amplio de necesidades, desde la empleabilidad al envejecimiento, desde la educación a la prevención de la violencia, que pretenden afrontar necesidades, algunas de siempre y otras surgidas a raíz de todos los cambios sociales que se van produciendo.

Y todo ello de la mano de muchas entidades y empresas que prestan su solidaridad en beneficio de la sociedad. Permítame ponerle como ejemplo nuestro programa anual de iniciativas sociales, de la que se benefician una treintena de asociaciones de Sevilla, Huelva y Cádiz, o el programa
‘Andaluces compartiendo’, con más de medio centenar de empresas asociadas y que este mismo año ya ha superado los 3 millones de kg de alimentos repartidos entre familias necesitadas.

- Fomentar la cultura y ponerla al alcance de todos conforma su segunda área de trabajo. Las actividades de la Fundación a menudo tienen que colgar el cartel de “aforo completo”. ¿Es Andalucía una tierra comprometida con la cultura?

Sin duda lo es, entre otras cosas porque la creatividad de los andaluces y andaluzas está fuera de toda duda y no hay más que repasar nuestro pasado y nuestro presente para comprobar la impresionante nómina de creadores y artistas de Andalucía. Esto explica que casi el 40 % de nuestro presupuesto se destine a programas de acción cultural y fomento del arte, con especial incidencia en iniciativas que, como sucede con la de los Oficios del Cine, suponen un importante estímulo a la industria cultural, que al mismo tiempo es fuente de riqueza y empleo. En este mismo mes de diciembre, además, hemos completado la última fase de remodelación de nuestra histórica sede que data del siglo xvi. La Plaza de San Francisco de Sevilla es una auténtica Gran Manzana Cultural en pleno centro de la ciudad. Ofrece 12.000 metros cuadrados de instalaciones, incluyendo zonas expositivas, teatro, aulas taller y distintas salas –todas con nombre de creadores sevillanos, desde Velázquez a Murillo, desde Antonio Machado a la Biblioteca Bécquer– que, muy posiblemente, no tiene parangón en toda Andalucía.

- En tercer lugar, educación. El Instituto de Estudios de la Fundación Cajasol se ha convertido en los últimos años en una de las escuelas de negocio más prestigiosas de Andalucía, pero su labor va más allá colaborando con otras instituciones y universidades como un escalón más para favorecer el desarrollo de las personas. ¿Quién y cómo se accede a los cursos?

Realmente, podemos decir que el Instituto de Estudios Cajasol es una de las escuelas de negocios más importantes de España y de buena parte del sur de Europa. Son ya más de 30 años de funcionamiento de nuestro Instituto lo que supone que hemos contado con varias generaciones, y seguimos sumando, de entre los más de 30.000 alumnos que se han formado en estas aulas, y con un prestigioso claustro de profesores universitarios, empresarios, profesionales en activo del sector privado, directivos y altos funcionarios de la administración pública.

Contamos en la actualidad con una ambiciosa oferta formativa a través de seis másteres que abarcan distintas áreas del conocimiento –desde
el Marketing a la Comunicación, desde el ámbito Jurídico al Fiscal y Económico, desde la apertura a nuevos mercados internacionales a la gestión de recursos humanos— y de la veintena de programas para profesionales y directivos, así como jornadas de corta duración y conferencias, lo que hacen un total de casi 5.000 horas de formación con más de 3.000 asistentes acogidos en nuestras aulas durante este año.

- Y, por último, emprendimiento, factor clave para el desarrollo económico de Andalucía. ¿Qué ofrece la Fundación?

El impulso al emprendimiento es uno de los factores clave para el desarrollo económico de Andalucía y tengo que señalar que la formación que se imparte en el Instituto de Estudios que acabamos de comentar supone un importante soporte. Además, participamos en numerosas iniciativas vinculadas a la práctica totalidad de los ámbitos empresariales, desde el 5G al Marketing, desde la profesionalización del llamado Tercer Sector, en colaboración con la Asociación de Fundaciones de Andalucía (AFA), al turismo inteligente, al Desarrollo Local o la industria audiovisual. Permítame simplemente citarle una iniciativa muy novedosa y puntera como el programa ‘Emprende Lunares’, destinado al fomento del sector de la moda flamenca, en permanente innovación –como puede comprobarse cada año en el SIMOV– y que está generando una gran cantidad de empleo, convirtiéndose en una industria muy exitosa.

- Su amplia trayectoria profesional le ha llevado a conocer a fondo Andalucía. En su opinión ¿qué le falta para despuntar definitivamente?

Por supuesto que Andalucía, que partía de una situación muy desfavorable hace solo unas décadas, presenta todavía carencias y, sobre todo, un problema serio con las cifras del paro, aún muy elevadas, aunque tengo que decir que en el último lustro se está registrando una importante creación de puestos de trabajo. Pero, mirando con perspectivas de futuro, Andalucía cuenta con una importante y creciente población activa, elevada tasa de titulados universitarios y una más que notable red de infraestructuras, lo que suponen unas bases sólidas para continuar avanzando.

También es necesario que crezcamos en cuanto al tamaño de nuestras empresas, aunque los datos de exportaciones de los últimos años –en los que Andalucía ha alcanzado la segunda posición de toda España en ventas al exterior— reflejan una competitividad creciente. La evolución de sectores como el aeronáutico o la transformación agroalimentaria representan indicios que nos permiten ser razonablemente optimistas sobre el futuro de nuestra Comunidad.

- ¿Está Andalucía preparada tecnológicamente hablando?

Queda por avanzar, naturalmente, pero permítame señalarle que el 25 % de la facturación de los parques tecnológicos de toda España se concentra en Andalucía. Parques como Cartuja 93 en Sevilla, el PTA de Málaga y numerosos centros tecnológicos –algunos de ellos tan emblemáticos como los vinculados a la investigación biomédica— tienen su sede en Andalucía. Como le digo queda –como sucede siempre y en todos los lugares mucho camino que recorrer, pero mi impresión es que, tecnológicamente hablando, Andalucía está en el buen camino.

- La Fundación también lleva a cabo actividades en Madrid y en Castilla- La Mancha ¿en qué se concretan? ¿Llegarán a más lugares de España?

A través del Instituto de Estudios hemos participado en encuentros empresariales en esa Comunidad y, en lo que se refiere a la capital de España, además de actividades formativas, tenemos convenios de colaboración con entidades tan emblemáticas como el CSIC, el Teatro Real, la Residencia de Estudiantes, la Academia del Cine o la Real Academia de la Lengua. Precisamente hace solo unas semanas, las Academias de la Lengua Española de todo el mundo se han dado cita en la sede de Fundación Cajasol con motivo de su encuentro cuatrianual, con presencia de SS MM los Reyes de España.

TwitterLinkedinFacebookEmail