Entrevista a Sergio Ambrogio, CEO de Washrocks

"El confinamiento nos ha ayudado a llegar a muchas más personas debido a la cantidad de tiempo que todos hemos invertido en plataformas digitales"

er

¿Cómo ha influido la vuelta al cole y al trabajo en el sector de las tintorerías y las lavanderías? ¿A qué se debe el aumento de la demanda?

Tras unos primeros meses de incertidumbre, hemos detectado un aumento en la demanda de servicios de lavandería y tintorería.
La principal razón de este incremento es la vuelta a las oficinas. Muchos clientes han vuelto a sus puestos de trabajo de manera presencial y hemos notado un aumento en el uso de camisas, blusas y trajes. Esta situación, además, ha reducido las horas libres disponibles lo que conlleva un menor tiempo que dedicar a las tareas del hogar y, por consiguiente, ha aumentado la necesidad de servicios como el nuestro. 

Además, estamos en pleno cambio de temporada. Muchos de nuestros clientes aprovechan esta época del año para hacer el cambio de armario. 
Por otro lado, la demanda de servicios B2B se ha visto incrementada también. Al reactivarse los negocios de nuevo, se han solicitado muchos presupuestos de bolsas de lavandería para restaurantes, hoteles, gimnasios, centros de estética…

La pandemia ha fomentado el uso de apps para llevar a cabo tareas del hogar. ¿Cómo han respondido sus clientes? ¿Qué prendas han sido las más demandadas para ser lavadas?

Desde que se decretara el estado de alarma hasta el día de hoy hemos pasado por diferentes fases. Al principio, nuestros clientes recurrentes se mostraron un poco reticentes a nuestro servicio. En el punto más crítico de la pandemia un servicio “door to door” siempre genera cierta desconfianza. Sin embargo, tuvimos un aumento de nuevos clientes.  

Desde Washrocks tomamos medidas muy exhaustivas en nuestros protocolos a seguir desde la recogida de la ropa, el proceso de lavado,  hasta la entrega. La comunicación de las medidas de seguridad adoptadas ha sido también una manera de tranquilizar al cliente. Cuando empezó el des confinamiento empezamos a detectar el gran aumento de pedidos (reactivación de clientes antiguos, más descargas de la App…)

Las prendas más demandadas durante el confinamiento fueron las bolsas de lavandería de 5kg y las camisas. Actualmente el traje empieza a coger protagonismo. Se ha duplicado la demanda de estos servicios respecto a los últimos tres meses.

Estos días se habla mucho de que los españoles invierten de media más de tres horas en Internet. Además, ya existen diversos estudios que afirman que a medida que el virus se mantenía en el tiempo, el tiempo diario que los usuarios gastan en las aplicaciones también ha crecido un 20%, además del gasto en las mismas. ¿Desde WASHROCKS habéis notado algún pico de descargas? ¿Ha aumentado la frecuencia de uso del producto de vuestros clientes?

Tras el primer mes de incertidumbre, empezamos a ver un pico de descargas de la App, el cual se convirtió en el mejor mes del año. Además, la tasa de recurrencia de los nuevos clientes también aumentó. 

Washrocks te da muchas facilidades en tu día a día. Como bien dices, el confinamiento nos ha ayudado a llegar a muchas más personas debido a la cantidad de tiempo que todos hemos invertido en plataformas digitales. Los usuarios nos conocieron, probaron y repitieron.

Intentamos que la experiencia de nuestros clientes sea excelente. Nos exigimos el máximo esfuerzo para entregar el pedido a tiempo, garantizando un servicio de calidad y con una atención al cliente eficaz. Calidad, puntualidad y asistencia son los tres pilares fundamentales de Washrocks.

Respecto al perfil del usuario español que ha decidido apostar por un servicio de calidad y garantía para sus lavados y planchado de ropa, ¿podríais decirnos cómo son?¿Qué esperan?

Estamos hablando de un cliente con un poder adquisitivo medio que aprecia su tiempo libre y prefiere disfrutarlo que estar lavando. Dedicamos muchas horas diarias a nuestra jornada laboral y si además tenemos que añadir la gestión del hogar se nos escapa el tiempo. También el perfil de usuario son clientes que planchar o lavar ciertas prendas más delicadas se les hace un mundo y prefieren dejarlo en manos de profesionales. Ellos valoran la rapidez, la comodidad, resultados y la facilidad con la que gestionamos su ropa. 

Vuestro sector fue uno de los pocos considerados esenciales durante el confinamiento. ¿Esos meses os han enseñado algo nuevo de vuestra oferta y producto?¿Hubo un cambio en el comportamiento de vuestros clientes?¿Cuántos usuarios hay ahora mismo en España que confíen en WASHROCKS para limpiar su ropa, colchas y demás adornos del hogar?

Durante el confinamiento nos reunimos con todo el equipo para analizar la situación de la pandemia, el tipo de servicio que ofrecíamos y cómo debíamos adaptarnos Nos sorprendió el hecho de que tuvimos que hacer muy pocos cambios tanto en los procesos ya que cumplíamos con la mayoría de los requisitos como en los productos ofertados. 

Respecto a los clientes identificamos un pequeño cambio de tendencia durante las primeras semanas. Aparecieron tres nuevos tipos de clientes, en primer lugar, personal y centros sanitarios que debido a la Covid han necesitado más ayuda y apoyo para este tipo de tareas. Washrocks ha colaborado en diversas acciones en plena pandemia y se crearon productos específicos para facilitarles la creación de los pedidos, como las casacas o batas de trabajo. Otro tipo de clientes nuevo, fueron las personas más mayores, que al ser uno de los colectivos más vulnerables y al no poder salir de casa, acudieron a empresas como Washrocks. En este caso, nos adaptamos a ellos en el proceso para crear pedidos, dando la posibilidad de crearlos por teléfono. Por último, aunque ya era un tipo de cliente que teníamos antes de la crisis, se incrementó la demanda de pedidos de familias, que, al estar confinados, teletrabajando y haciendo de profesores, no tenían tiempo para hacer la colada en casa.

El cliente solicitaba muchos servicios de ropa del hogar y bolsas de lavandería de 5kg. Poco a poco esta situación se ha ido normalizando y en consecuencia el tipo de pedido. Durante el confinamiento, uno de los productos estrellas como es el traje descendió notablemente, ahora en plena fase de desconfinamiento empezamos a ver como volvemos a los volúmenes de recurrencia habituales.

Por último, la última vez que hablamos con vosotros nos anunciasteis dos nuevas ciudades en vuestra estrategia de expansión: Córdoba y Alicante. ¿Cómo esperáis que sea el desembarco en estas ciudades?

Cuando desembarcamos en una nueva ciudad lo hacemos basándonos en la demanda de nuestro servicio, el número de habitantes y el uso del e-commerce de la población. En Washrocks hemos habilitado el “comprobador de códigos postales” con el que como usuario puedes saber si damos servicio en tu zona. Esta herramienta nos permite conocer en qué ciudades la gente demanda nuestros servicios y no llegamos.

Es por ello que hemos apostado por ciudades como Córdoba o Alicante porque nos gusta responder positivamente a las peticiones del mercado. Tenemos mucha ilusión y ganas de que funcione, así como de satisfacer a los usuarios con nuestro servicio. En ambas ciudades, ya tenemos los partners para el desembarco y esperamos empezar a dar el servicio este año. Donde sí que ya hemos empezado a ofrecer nuestros servicios es en Málaga y en Vigo.

En una segunda fase de la expansión queremos seguir creciendo en ciudades del norte de España con una gran demanda de servicios como el nuestro, como en Galicia, Bilbao, Zaragoza, Pamplona y Oviedo. 

TwitterLinkedinFacebookEmail