Alberto Durán e Ignacio Babé, Club Excelencia en Gestión

"El Club es un foro de encuentro donde cabemos todos"

Los excelentes
Fundado en España en 1991, el Club Excelencia en Gestión es una asociación empresarial que buscar facilitar a las organizaciones la innovación y la mejora de su gestión, requisitos fundamentales para la consolidación del éxito a largo plazo. Único representante oficial en España de la EFQM desde 1994, el Club está formado por más de 230 socios que actualmente representan el 20 % del PIB y el 25 % del IBEX 35, y desde hace ya algún tiempo, con el Club de Amigos de la Excelencia, acoge también a pymes y profesionales.

¿Cómo se han desarrollado estos más de veinticinco años de historia del club excelencia en gestión?

Ignacio Babé: Somos una asociación sin ánimo de lucro que promueven veintiuna grandes empresas españolas con el objetivo de compartir aprendizaje y esto, que hoy con la economía colaborativa parece lo más natural, cuando empezamos era completamente innovador. El planteamiento de aprender juntos, compartiendo, con el que nació el Club no formaba parte de ninguna de las asociaciones ya existentes y es, en esencia, lo que hoy en día continúa siendo nuestra actividad.

Hace veintisiete años las preguntas eran ¿de quién sabe de esto de la calidad total?, ¿cómo podemos aprender?, ¿quiénes debemos aprender? La respuesta fue la iniciativa de los veintiún CEO’s con la creación de Club, a los que acompañaron los entonces responsables de calidad, recursos humanos y cambio en las organizaciones. Todos ellos se involucraron en las actividades del Club y diez años después de su fundación, el tema de la calidad total ya estaba muy superado, por lo que el círculo de la calidad se amplió a todo lo que tenía que ver con sistemas de gestión en las organizaciones. Ahora nos estamos replanteando precisamente todo el modelo de la excelencia, y las actividades del Club se orientan hacia lo que hoy en día buscan las organizaciones, que no es solo gestionar de forma óptima, eficaz y eficiente, sino también cómo crecer y cómo reinventarse, cómo ser innovador, aunque no tiene que ser necesariamente disruptivo, no vaya a ser que si no evolucionas llegue otro que ocupe tu lugar.

Lo que estamos haciendo es ayudar a las organizaciones a entender este mundo que viene o que ya tenemos aquí, facilitando el aprendizaje compartido y conjunto que es la esencia del Club.

Alberto Durán: El Club de ayuda a las empresas y a los directivos en lo que se va requiriendo en cada momento: calidad, excelencia en la gestión, aprendizaje continuo… En este momento nuestro principal interés se centra en ayudar a las empresas y organizaciones en general a conseguir una gestión excelente que concluya en una sociedad mejor. Se trata de poner en valor el impacto que la empresa tiene, no el que pueda tener, sino el que seguro tiene ya en el entorno en el que opera y, por tanto, en
la sociedad. Y puede ser el que espontáneamente ocurre, sin que reflexionemos sobre él, o el que llega actuando responsablemente, tratando de maximizar el impacto positivo que la empresa tiene. Obviamente cualquier empresa produce un gran impacto porque pone en el mercado productos y servicios que pueden estar pensados para todos; está contratando personas, creando empleo; puede dirigirse a un segmento de la población o se puede abrir a un público más diverso. Es una reflexión última en la que pensamos de qué manera podemos ayudar a las empresas.

¿Cuáles son los objetivos del Club Excelencia en Gestión?

I.B.: Nuestra misión es facilitar la mejora de la gestión de las organizaciones socias, contribuyendo a su éxito a largo plazo, lo que las obliga a mantenerse en continua adaptación al entorno.

Como decía Alberto Durán, cuando el Club se creó el foco de atención estaba en la calidad, muy asociada a los procesos y a los productos. Hoy, cuando hablamos de excelencia en la gestión, de lo que hablamos es de sostenibilidad, desde el punto de vista económico y medioambiental, pero también de sostenibilidad social. El presidente actual le da un giro de tuerca adicional a la orientación social que tiene que tener: a la excelencia se llega por méritos. Este es un Club que cree en la meritocracia: aquellas organizaciones que hacen las cosas bien tienen que ser reconocidas y asociadas a la excelencia. Lo que el presidente ha imbuido al Club es que no vale con ser excelente para la cuenta de resultados de los accionistas, no vale con ser excelente porque tienes unos clientes muy contentos y muy satisfechos o porque eres el mejor sitio para trabajar desde el punto de vista de los empleados. Tienes que esforzarte en contribuir a mejorar la sociedad y todas las empresas tienen posibilidades de contribuir tanto en su entorno directo como en el indirecto. El Club no solo ayuda a los socios, y esta es parte de nuestra contribución a la sociedad, sino que abre las puertas de la mayoría de sus eventos y de los documentos que creamos a cualquier organización que esté dispuesta a mejorar y a hacer mejor la sociedad.

A.D.: Una de las características del Club es que está abierto a todo tipo de empresas, pero no solo a empresas, sino también a universidades, colegios, hospitales, fundaciones, mutuas…, y eso genera mucha diversidad. En nuestros objetivos está fomentar la conexión de la empresa con esos otros actores que también interactúan en generar mejoras y que satisfacen las necesidades que tiene la población. Creo que el Club es un foro de encuentro donde cabemos todos. Es más que un mero diálogo entre empresas y otras organizaciones. En el tema de la sanidad, por ejemplo, operan diferentes actores, con diferentes formas, pero todos tienen como objetivo común curar a la gente, y atenderla bien y a un coste razonable y sostenido. Y aquí también tienen que aprender unos de otros.

¿De qué manera trabajan?

I.B.: Celebramos alrededor de cien eventos y actividades a lo largo del año que agrupamos en cuatro grupos estratégicos.

El primero de ellos tiene que ver con el conocimiento y la mejora,compartiendo. Tenemos talleres, seminarios o grupos de trabajo que generan conocimiento, pero sobre todo, son espacios en los que las personas comparten sus experiencias personales, incluso sus emociones.

Tenemos cuatro grupos sectoriales que cuentan con un foro propio dentro del Club. La sanidad es uno de ellos. Forman parte de él organizaciones privadas, públicas, grandes, medianas, pequeñas, con y sin ánimo de lucro, pero todas están interesadas en mejorar su gestión y en alcanzar la excelencia. Ahora mismo les preocupa mucho el tema de la humanización de la sanidad y lo están haciendo francamente bien. Están encantados con nuestros socios del sector sanitario porque entendemos que todos ellos están haciendo un esfuerzo muy notable en el tema de la humanización. Pero también están preocupados en cómo conseguir una sociedad mejor, y nos han pedido que les ayudemos a desarrollar una guía práctica de Excelencia en gestión y sostenibilidad para la sanidad en la que ya estamos trabajando juntos.

El segundo área es el reconocimiento. Nacimos con el cometido de aprender juntos, pero también para reconocer a aquellos que ya lo están haciendo muy bien. Tenemos un Sello de Excelencia basado en el Modelo EFQM, admitido y muy prestigiado desde hace veinticinco años, y lo que hacemos es evaluar a las organizaciones de una forma amistosa, muy diferente a lo que es una auditoría. Nosotros no le pedimos cuentas a nadie. Vamos, como amigos que conocemos bien el Modelo EFQM de Excelencia, a decirles: usted se ha propuesto alcanzar estos objetivos o logros y, de acuerdo a su estrategia, se están acercando mucho, o, de acuerdo a su decisión no se está acercando a su objetivo y, además, los procesos que utiliza no son los adecuados. El Modelo EFQM permite puntuar a las organizaciones y nosotros les damos sellos para reconocer el nivel de madurez de su gestión. Existe lo que llamamos “Compromiso hacia la Excelencia”, que es el primer paso, y los Sellos de Excelencia EFQM 300, 400 y 500, y después hay una categoría a la que llamamos “Embajadores de la Excelencia Europea”, junto con Marca España, que son organizaciones que obtienen 600 puntos, una puntuación altísima. Por último están las que llegan a alcanzar los 700 puntos, que están al nivel de las mejores empresas europeas en excelencia.

El tercer área es la visibilidad. Ayudamos a las organizaciones que están en el Club a darse a conocer como organizaciones excelentes o con productos excelentes. Nosotros les damos la máxima visibilidad en nuestros medios de comunicación, en nuestras redes sociales y en todos los foros en los que participamos.

El último área es el networking. Nuestros socios son corporaciones, pero aquí lo que cuentan son las personas, y las personas en el club, y por eso viene el nombre de Club, lo que quieren es sentirse cercanas unas a otras. Esto no es un congreso de gestión con miles de personas participando, donde como mucho podrás saludar a unos pocos. Esto es un sitio donde tenemos 230 socios y donde las personas que forman parte de estas 230 organizaciones vienen encantadas a relacionarse con colegas de la misma o de diferente función, pero en un entorno muy amigable como es el Club, que es lo que nosotros buscamos.

como organizaciones excelentes o con productos excelentes. Nosotros les damos la máxima visibilidad en nuestros medios de comunicación, en nuestras redes sociales y en todos los foros en los que participamos. El último área es el networking. Nuestros socios son corporaciones, pero aquí lo que cuentan son las personas, y las personas en el club, y por eso viene el nombre de Club, lo que quieren es sentirse cercanas unas a otras. Esto no es un congreso de gestión con miles de personas participando, donde como mucho podrás saludar a unos pocos. Esto es un sitio donde tenemos 230 socios y donde las personas que forman parte de estas 230 organizaciones vienen encantadas a relacionarse con colegas de la misma o de diferente función, pero en un entorno muy amigable como es el Club, que es lo que nosotros buscamos.

¿Qué ventajas aporta el pertenecer al club?

I.B.: Aprender de los mejores. Compararte numéricamente, comparando tus resultados con los de los mejores. Tener alguien con prestigio, como es el Club, que reconoce tu nivel de excelencia. Aparecer junto a los mejores. Prestigiamos aquello que se hace bien y damos importancia a la meritocracia.

A.D.: Creo que también aportamos que aquel que apuesta por la excelencia sienta que participa en un lugar donde es un elemento que se valora positivamente y de una manera concreta. A todo el mundo le gusta lo excelente, pero cuando además, lo excelente se verbaliza, se focaliza y se busca, como se hace en el Club, el hecho de estar ahí, primero, demuestra un interés, y segundo, ya que estás, tratas de mejorar. Creo que el Club es el espacio para estar y ponerse a trabajar.

¿Qué requisitos deben cumplir las empresas para acceder al club?

I.B.: Lo único que pedimos a las organizaciones que quieran pertenecer al Club es el compromiso de que están dispuestos a mejorar y compartir. No hay más.

Lee el resto de la entrevista en el número de Septiembre en la Tienda Ejecutivos. 

TwitterLinkedinFacebookEmail