Cristian Lienas, presidente de AERCE

“Cumpliremos con el objetivo de convertirnos en el principal hub de innovación y conocimiento de la materia en España”

Entrevista CEDE
df

Recientemente, la asociación ha llevado a cabo un cambio de imagen importante para alinearse con los objetivos empresariales actuales. ¿En qué se traduce esta nueva estrategia?

Coincidiendo con la renovación de los cargos institucionales y de la directiva de AERCE, era esencial posicionarnos junto a nuestros grupos de interés y dejar patente nuestra voluntad de acompañar a las organizaciones en el proceso de transformación y adaptación al cambio que están afrontando. El proceso de rebranding llevado a cabo ha contribuido sin duda a reforzar este mensaje. 

Con la apuesta por la tecnología y la voluntad de cooperar en el desarrollo de modelos de negocio sostenibles como epicentro, la estrategia de AERCE para los próximos años está orientada a trabajar con un único propósito: el promover el desarrollo de una función de Compras que aporte valor más allá de la tradicional generación de ahorros y optimización de costes, a través de iniciativas ESG transversales, el impulso de la innovación a través de la gestión de la cadena de suministro, la gestión proactiva del riesgo para la continuidad del negocio y sobre todo, la contribución al margen de las Organizaciones. 

Desde que pusimos en marcha el nuevo Plan Estratégico de AERCE, llevamos lanzando regularmente nuevas iniciativas que vienen a reforzar nuestro porfolio de servicios para nuestros Asociados, con el fin de tener herramientas, recursos y oportunidades para la toma de decisiones ágiles, el fomento del networking entre Asociados, así como el desarrollo de las carreras de los profesionales de Compras con una formación continua y de calidad.

Con ello, cumpliremos con el objetivo de ser el punto de referencia en Compras y convertirnos en el principal hub de innovación y conocimiento de la materia en España. 

Desde la asociación hacen también una fuerte apuesta por la educación a través de su escuela de negocios.  ¿Cómo valora el perfil de los profesionales de compras con los que cuenta actualmente España en comparación a sus homólogos europeos?

Los nuevos retos que presenta el contexto económico a nivel global han convertido a Compras en un área estratégica dentro de las organizaciones. Los profesionales especializados en esta área gozan ahora de un mayor reconocimiento, lo que supone tanto una oportunidad para nuestro desarrollo profesional, como el desafío de saber adaptarnos a un entorno empresarial en constante movimiento.

Compras es actualmente un stakeholder clave para responder adecuadamente a cuestiones de vital importancia para las organizaciones, como la protección del margen, la sostenibilidad o la innovación, además de la gestión proactiva de costes y riesgos en mercados, en entornos cada vez más impredecibles.

Por todo ello, el profesional de Compras está evolucionado hacia un perfil más estratégico y ejecutivo que tiene que ser capaz de liderar y trasformar la función del departamento siempre alineado con los objetivos globales de la empresa.   

En cuanto a establecer una comparación con el perfil del profesional de Compras Europeo, es posible que en algunos países del norte de Europa nos llevaran cierta ventaja hace unos años, pero el esfuerzo de las organizaciones españolas por profesionalizar su área de Compras y la voluntad de mejora continua por parte de sus equipos ha logrado ir acortando diferencias. También es cierto que hay organizaciones españolas que son referentes en Compras a nivel europeo desde hace muchos años. 

La tecnología resulta fundamental en el sector de las compras, sobre todo, con el avance de la transformación digital y la inclusión del Big Data. ¿Cómo están observando la adaptación de este sector dentro de España?

Las potentes herramientas que ha traído consigo la transformación digital han de ser consideradas, sin lugar a duda, como grandes instrumentos al servicio de Compras al impulsar la toma de decisiones, la eficiencia, agilizar la trazabilidad y garantizar la transparencia. 

Aunque en algunas empresas y departamentos de Compras la tecnología aún pervive de modelos de gestión tradicionales, la transformación digital es una clara tendencia en el ámbito de Compras. En los últimos tiempos se ha disparado el desarrollo de proyectos orientados a lograr una mayor automatización de los procesos de Compras, con el consiguiente ahorro de tiempo que nos permitan abordar tareas de mayor valor, o a acceder a datos e información relevante en tiempo real, que nos permitan anticiparnos y ser más predictivos y, con ello, gestionar proactivamente los riesgos, contribuir a la gestión en el impacto de las ventas o a la protección del margen de las organizaciones. 

La nueva crisis del petróleo a raíz de la Guerra de Ucrania y la pandemia ha tenido un fuerte impacto en el coste de muchas materias primas. ¿Cómo se está traduciendo esto dentro del sector y qué soluciones tienen a mano los compradores?

Los profesionales de Compras deben dominar metodologías específicas de su función tales como el Category Management, la Gestión de riesgos o la Gestión estratégica de Proveedores (Supplier Relationship Management). Y, por supuesto, deben contar con soft skills como la capacidad de aprendizaje y de adaptación al cambio, dotes de negociación y persuasión para tratar con proveedores y socio interno y, por supuesto, habilidades comerciales y comunicativas que le capaciten para ejercer su influencia y desarrollar su poder de convicción.

En la gestión por Categorías o Category Management, el profesional de Compras trabaja de manera metódica para conocer muy bien los mercados donde se mueven las materias primas que su organización necesita. Y no solo los índices y precios sino, también y con el objetivo de tomar las decisiones más eficientes, toda la información disponible que exista en el mercado y que pueda afectar de uno u otro modo a la oferta y a la demanda de esas materias primas.
En los últimos años hemos aprendido que anticiparse al futuro se ha convertido en una tarea capital para la función de Compras. Es absolutamente necesario establecer políticas de cobertura en materias primas que, alineadas con las políticas corporativas, permitan suavizar el impacto de la volatilidad y el clima de incertidumbre a través de programas proactivos de gestión de riesgo.

Sobre la crisis de suministros, también derivada de estas dos situaciones, parece que empieza a mostrar signos de recuperación. ¿Qué lecciones cree que deben sacar las empresas para evitar problemas similares en el futuro?

Factores como el aumento de la externalización, la globalización, la tendencia a concentrar servicios y suministros en un número menor de proveedores, las compras en países con bajos costes de producción o la inestabilidad de los mercados, hace que, cada vez, un mayor número de organizaciones reconozca la función de Compras como pieza clave para gestionar el riesgo en la cadena de suministro con éxito, así como para aportar valor ante las fluctuaciones de los mercados. 

Las lecciones aprendidas durante la pandemia y, ahora, a raíz del conflicto en Ucrania, nos muestran que la gestión de riesgos es un proceso continuo y que hemos de saber adaptarnos a cada situación para no conformarnos con recurrir a meras acciones reactivas. Es fundamental que desde las organizaciones se adopte un sistema de gestión con una actitud proactiva, identificando los riesgos que pueden afectarnos en primer lugar, priorizarlos y posteriormente valorarlos para, en función del resultado de dicho análisis, establecer las medidas de control y planes de contingencia más eficaces. 

Entrevista CEDE
TwitterLinkedinFacebookEmail