Santiago Oliver, director general de Keraben Grupo.

"Vincular la marca Keraben Grupo a Marca España incrementa nuestra propuesta de valor"

gfhjl,.hgl
Las marcas son la imagen de un país, ya que constituyen un factor de gran relevancia para medir la salud y la competitividad de una economía. desde su creación en 1999, el foro de marcas renombradas españolas (fmre) trabaja para defender esa importancia de la marca y de la internacionalización para nuestras empresas.

¿Qué supone para Keraben Grupo estar dentro del Foro de Marcas Renombradas?

Para Keraben Grupo es un orgullo formar parte del Foro de Marcas Renombradas y poder presentarnos como una de las marcas fundadoras del Foro en el año 1999. Con ello, se demuestra nuestra apuesta clara por la importancia de la marca en nuestra propuesta de valor, desde nuestros orígenes, y, en concreto, por el valor de la marca dentro del ecosistema “Marca España”.

¿Qué entienden por Marca España?

Para nosotros la Marca España representa toda una serie de valores que encajan a la perfección con los valores de Keraben Grupo: prestigio, seriedad, fiabilidad, confianza, calidad, garantía, vanguardia, diseño… Por eso, vincular la marca Keraben Grupo al concepto Marca España incrementa la credibilidad de nuestra propuesta de valor.

Tras la pandemia se produjo un boom en el sector inmobiliario de reformas. ¿Cómo ha evolucionado el sector a raíz de este factor? ¿Qué nuevas tendencias se observan?

Sin duda, la pandemia ha generado en la población un incremento en la preocupación por sus viviendas, su calidad de vida en ellas y el confort en sus hogares, especialmente, ahora que nos hemos visto obligados a pasar mucho más tiempo en nuestras casas. 

Y no solo esto, sino que, además, han surgido nuevas necesidades, como un despacho cómodo, amplio y luminoso desde el que trabajar en casa; una cocina más espaciosa y útil, donde pasar más tiempo cocinando y conviviendo; zonas de estar más amplias, etc. Estos cambios han supuesto toda una revolución en el hogar que, en gran parte, perdurará más allá de la pandemia.

Además, también han cambiado las tendencias decorativas, con colores más naturales, motivos decorativos vegetales o materiales que recuerden a la naturaleza. El objetivo pasa por buscar una serenidad que nos ayude a ser felices en nuestros hogares y a estar orgullosos de ellos.

"La pandemia ha generado en la población un incremento en la preocupación por sus viviendas"

¿En qué medida influye el buen desarrollo del I+D+i en su actividad?

El I+D+i siempre es esencial en cualquier industria y, más si cabe, en una marca que quiera mantener una imagen de vanguardia y prestigio, como es Keraben Grupo. Es necesario aportar constantemente a nuestros clientes productos innovadores, que, al mismo tiempo, sean útiles y respondan a necesidades reales de los clientes. Uno de los ejemplos más actuales sería nuestro acabado Lifeker Plus+, cerámica antibacteriana que evita la proliferación de bacterias.

Por otro lado, ya no solo pensando en producto, sino también en el propio proceso productivo, es imprescindible seguir innovando en reducir nuestro consumo energético y, con él, nuestra huella de carbono. En 2019 las emisiones directas fueron de 7,28 kg CO2/m2 vendidos y en 2020 de 6,28 kg CO2/m2, por lo que las emisiones directas se han visto reducidas en 2020, con respecto al año 2019, en un -9,5%.

En materia de internacionalización, ¿Qué mercados resultan más atractivos a para la expansión internacional?

Keraben Grupo ya es una empresa que exporta a más de 120 países, de hecho, el 65% de nuestras ventas son en exportación. Nuestro mercado natural es Europa, siendo nuestros principales países de exportación Francia, Alemania, Reino Unido y Polonia. No obstante, si hubiese que destacar un país en el que el focalizar nuestros esfuerzos en exportación sería, sin duda, Estados Unidos, donde ya estamos exportando con buenos resultados, pero donde todavía tenemos mucho potencial de crecimiento.

¿Qué expectativas tienen para finalizar 2022 de cara a 2023? 

Estos meses que quedan para finalizar el 2022 se presentan muy complicados, dada la grave crisis energética que atravesamos y que, afecta, especialmente, a la producción cerámica, un sector gasintensivo que ha visto incrementados sus costes de forma exponencial desde mediados de 2021. Esta situación ha provocado el incremento de precios de forma significativa para trasladar al mercado parte de este sobrecoste, sin embargo, otra parte del mismo se ha ido absorbiendo para poder mantener nuestra competitividad, recordando así nuestros márgenes comerciales de forma muy notable. 

La crisis energética está afectando a todos los sectores, y está provocando un proceso inflacionista nunca visto en décadas, que, a su vez, está comportando una subida de los tipos de interés. Todo ello, nos lleva, inexorablemente, a una segunda fase de la crisis que atravesamos, de demanda, que nos afectará más seriamente en el segundo semestre de 2022 y durante 2023, que será más grave cuanto más se prolongue la crisis energética y sus daños colaterales. Así pues, el año 2023 se presenta con una enorme incertidumbre, que nos obligará a ser flexibles y ágiles, adaptándonos rápidamente a los cambios que se vayan sucediendo. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail