Fernando Salazar Palma, presidente de Cesce

"Debemos ser capaces de ofrecer los productos más eficaces, avanzados y accesibles del mercado"

SDGJNSDC
Cesce, Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación, es una empresa de gestión de riesgo comercial presente en 9 países. Es el 4.º Grupo mundial y el 2.º de España en crédito y en caución. Está participada mayoritariamente por el Estado y por los principales grupos bancarios y compañías de seguros españolas.

¿Qué aporta al Club de Exportadores una entidad como Cesce?

Teniendo en cuenta que el Club de Exportadores e Inversores aglutina los intereses de las empresas que se dedican al comercio y a la inversión en el exterior, Cesce es, sin duda, un gran partner para la entidad. Aportamos a sus socios todo el conocimiento técnico y el savoir faire que hemos acumulado en nuestros sus 50 años de experiencia en la cobertura de los riesgos derivados de la internacionalización empresarial española.

En particular, asiduamente, el Club sirve como un punto de encuentro para muchos de nuestros clientes, lo que nos permite intercambiar con ellos informaciones, posturas y experiencias en torno a la vocación común que compartimos: la internacionalización de la economía de nuestro país. 

¿Qué expectativas de desarrollo tienen para su mercado internacional?

Cesce, como empresa de seguros por cuenta propia, cuenta con una sólida posición en los mercados de España, Portugal y de cinco países en Iberoamérica. Estamos obteniendo cada vez mejores resultados, con buenas perspectivas de crecimiento, y estamos consolidando nuestra posición. Así, en Colombia en particular, hemos adquirido el 100 % de la empresa Segurexpo y tenemos planes de expansión en otros mercados y negocios.

En cuanto a la actuación de Cesce como ECA, como agencia de crédito a la exportación, gestionando en exclusiva y por cuenta del Estado la cobertura de los riesgos de la internacionalización de la economía española, creemos que también las perspectivas son favorables. El comercio exterior español está creciendo, según los últimos datos, por encima del 22 %, y Cesce lo hace al unísono, cumpliendo nuestra labor de apoyo a la internacionalización empresarial española. 

Ahora bien, debemos prestar especial atención a los riesgos que pueden afectar a esta expansión de nuestro comercio internacional, en particular, al previsible repunte de los niveles de morosidad, a las tensiones geopolíticas existentes o a los cuellos de botella en la cadena de suministro y su efecto sobre disponibilidad y precio de productos e insumos. Para dar cobertura a muchos de estos riesgos, está precisamente Cesce.

¿Cuáles han sido los mayores retos que han tenido a lo largo de su historia?

Han sido bastantes, y siempre los hemos superado con éxito. Hasta hace bien poco, el mayor reto para Cesce había sido superar la crisis del 2008, cuyas duras consecuencias sobre la solvencia de las empresas conllevó el único ejercicio con pérdidas de nuestros 50 años de historia. Realizamos numerosos cambios en la gestión de la cuenta propia de la compañía, que ahora es muy sólida. Somos, de hecho, una de las aseguradoras españolas con mayores ratios de solvencia y en esta nueva crisis no nos hemos visto obligados a realizar grandes ajustes ni recortar significativamente nuestras coberturas.

También nos hemos enfrentado a numerosas situaciones muy difíciles en la cuenta del Estado, destacando la complejidad de algunos proyectos que hemos asegurado en los últimos años, como el canal de Panamá, el AVE Medina La Meca, o los defaults y posteriores reestructuraciones de la deuda asegurada de varios países en desarrollo.

Pero todo lo anterior palidece ante el enorme reto que supuso afrontar la pandemia de la Covid19. Aunque partíamos de una buena base, al haber realizado diversos planes de contingencia y tener un 15 % de la plantilla en teletrabajo, tuvimos que realizar de la noche a la mañana un gran esfuerzo de adaptación de todos nuestros procesos y productos a las nuevas necesidades surgidas con el confinamiento. Y esa transformación la logramos gracias a la enorme dedicación de nuestros empleados y a la digitalización, que ha avanzado enormemente en Cesce. Como prueba, basta un hecho: tres días después del confinamiento, lanzamos la mayor operación de nuestra historia: la línea CESCE COVID 19, por un importe asegurado de 2.000 millones de euros, que ha movilizado un volumen de crédito para las empresas exportadoras españolas cercano a los 3.000 millones de euros.

Y, además, en este entorno tan complejo, hemos lanzado un nuevo plan estratégico y hemos puesto en marcha más de 150 proyectos de modernización que afectan a todas las áreas de la compañía. Es un cambio que genera vértigo y algunas resistencias ya que, tradicionalmente, el sector asegurador ha operado siempre bajo patrones muy convencionales. Pero, a su vez, esa transformación genera muchas oportunidades y ahí es donde debemos centrarnos, ya que debemos ser capaces de ofrecer los productos más eficaces, avanzados y accesibles del mercado.

Todo lo anterior lo hemos hecho sin descuidar dos áreas de actividad prioritarias para la compañía: la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), a la que Cesce destina desde hace años el 0,7 % de sus beneficios netos, y que reorientamos durante la pandemia para reforzar programas que paliaran sus secuelas, y el medioambiente, siendo ya el segundo año que compensamos totalmente nuestras emisiones de Co2, que son cada vez menores, por cierto.

Cesce recibió del Club de Exportadores el premio a la Mejor respuesta empresarial frente a la pandemia. ¿Qué explica ese éxito y cuáles serían las principales líneas que cualquier otra empresa podría extrapolar para sí misma?

Para ser exactos, lo recibieron los empleados de Cesce. Y lo hicieron junto con los de ICO y Cofides, que también realizaron un gran trabajo. Y para todos ellos, y para mí también, este premio fue un enorme orgullo.

Como sabe, ese premio lo recibimos a raíz de nuestra rápida respuesta a la hora de lanzar la Línea Cesce COVID19, tres días después del confinamiento, trabajando en remoto y con un importante esfuerzo e implicación de todo el equipo Cesce. Y, en realidad, la aprobación del Real Decreto Ley fue realmente lo más sencillo, lo complicado fue poner en marcha efectivamente la línea, resolviendo los numerosos obstáculos que fueron surgiendo en el camino.

El éxito logrado se explica por los valores fundamentales del personal de Cesce: vocación de servicio, capacidad técnica y trabajo en equipo, tanto interno, como con la Administración y nuestros clientes. De ahí que el premio sea del personal. Y con estos valores, podemos llegar muy lejos, asegurando el éxito de nuestros clientes, que es nuestra vocación y nuestro nuevo lema.

La morosidad empresarial está en unos niveles muy bajos, incluso artificialmente bajos

A nivel internacional, ¿cuáles son las principales ventajas que ofrece Cesce frente a sus competidores?

Nuestras principales ventajas son la gran solidez que tiene Cesce, con un accionariado de primerísimo nivel, el Estado y los principales bancos y aseguradores españoles, contando con las mayores ratios de capitalización el sector, nuestra experiencia y capacidad técnica tras 50 años operando en el mercado de seguros y nuestra vocación de servicio, con unos índices de calidad y satisfacción francamente elevados.

Como he comentado anteriormente, disponemos de filiales en Portugal, Colombia, Brasil, Perú, México y Chile y, sobre todo, contamos con nuestra filial INFORMA D&B, líder en información empresarial y socio de la red mundial de Dun and Bradstreet.

El grupo CESCE cuenta con más de 140.000 clientes en todos estos países, a quienes ofrecemos un conjunto muy completo de servicios de información empresarial, de seguros de crédito y caución, de descuento de facturas, de recobro de deudas, etc.

Además, ofrecemos soluciones locales desde cada país en el que estamos presentes, soluciones de exportación e inversión desde España y soluciones globales, que combinan ambas fuentes. Esto permite a las empresas ser más competitivas y emprender nuevos proyectos y negocios con la seguridad y el asesoramiento necesarios. Somos líderes en la implantación de soluciones de aseguramiento a medida, con modalidades y tarifas flexibles. Y destacamos por nuestro nivel de digitalización, pionero en este sector.

Y, desde luego, y debidamente separado de la actividad comercial, aseguramos riesgos de internacionalización por cuenta del Estado español, a lo que hay que añadir que, desde comienzos de noviembre de este año, aseguramos la adquisición de electricidad a largo plazo por consumidores industriales electrointensivos. 

Todo lo anterior confiere a Cesce un papel esencial, al ser un instrumento que contribuye al desarrollo económico de España, y de los países donde se implanta.

Actualmente en España somos uno de los países de la UE donde se sufre más el riesgo de los impagos. ¿A qué cree que se debe esta tendencia alcista frente al resto del continente?
En España, los impagos crecieron mucho en marzo y abril de 2020 con la irrupción de la COVID19 pero, cuando entraron en funcionamiento las líneas de circulante del ICO, y también de Cesce, esa morosidad se estabilizó. De hecho, en la actualidad la morosidad empresarial está en unos niveles muy bajos, incluso artificialmente bajos y esto se explica por el efecto bálsamo que han tenido esos apoyos oficiales.

Lo normal es que se incrementen los impagos cuando vaya pasando el efecto de las ayudas oficiales. En España, esta consecuencia puede agravarse por la composición de nuestro tejido empresarial, integrado en un 99 % por PYMES, que son estructuras empresariales mucho más frágiles desde el punto de vista financiero, y por las dificultades en el acceso a la financiación.

Tres días después del confinamiento, lanzamos la mayor operación de nuestra historia: la línea CESCE COVID 19, por un importe asegurado de 2.000 millones de euros

Siendo una organización en la que el Estado tiene una parte tan amplia, ¿existe algún tipo de dificultad en llevar a cabo negocios o aplicar algunas decisiones estratégicas?

Cesce es una empresa público-privada en la que el Estado es el accionista mayoritario, con el 50,25 % del accionariado. Le siguen accionistas como el Santander (23,88 %), BBVA (16,3 %) y el resto está en manos de otros bancos y compañías de seguros. Al tener el Estado más del 50 % del capital, Cesce está considerada Sociedad Mercantil Estatal, S.M.E. Y al tener la consideración de S.M.E., Cesce está sometida a rigurosos mecanismos de control, que nos dan un plus de rigor pero que también suponen a veces trabas adicionales frente a otras empresas del sector. 

¿Dónde tiene puesto el foco actualmente Cesce a la hora de afrontar nuevos proyectos?

Cesce tiene en marcha su Plan Estratégico 2021-2024, que se ha diseñado bajo el lema “Transformándonos ante una nueva realidad” y que contempla tres objetivos clave: crecimiento, eficiencia y orientación al cliente.

Ahí es donde Cesce tiene puesto el foco de todos sus nuevos proyectos. Y entre ellos, destacan nuestros nuevos productos, como las Pólizas Verdes para negocios sostenibles, la Póliza Emprende para negocios de nueva creación o la Póliza para Consumidores Electrointensivos de energías renovables. 

También estamos centrados en nuestra transformación tecnológica, especialmente, en la puesta en marcha de Cesce API Market, en nuestra actividad en cloud y en nuestras nuevas soluciones innovadoras, que van a hacer más fácil la contratación y gestión online de pólizas con un simple clic.

TwitterLinkedinFacebookEmail