La producción de azúcar cae en Brasil debido al mal clima que ha experimentado el país. Santa Terezinha, una de las compañías azucareras más grandes, se encuentra en bancarrota.

La OMS afirma que los españoles comen diariamente el triple de la cantidad de azúcar que se recomienda.