Ofrecer una experiencia de valor incentiva a empleados y mejora los resultados

Ofrecer una experiencia de valor incentiva a empleados y mejora los resultados

restauracion

Una alta actividad en un sector, incentiva el número de contrataciones y, por lo tanto, requiere de una mejor gestión del personal. Un ejemplo de ello es el sector turístico español, uno de los grandes motores de la economía, que en el 2018 cerró con 82,6 millones de turistas extranjeros, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Además, de un gasto medio de 1.082 euros.

Una alta demanda, como en el sector turístico, supone un incremento de personal, al que deberán adecuar al ritmo y ambiente de trabajo. Ante estas circunstancias, Workday, plataforma especialista en la gestión financiera y capital humano, ofrece algunas claves a directores de RRHH para sacar partido a su nuevo personal e incentivar su desarrollo profesional. Reconocen que los procesos de selección suelen ser duros, pero recomiendan invertir su tiempo en la búsqueda de diversidad de habilidades, en formular preguntas de carácter personal, siempre desde el respeto y asertividad, y sin olvidar, el propio talento con el que cuenta el equipo al que deberá de cuidarse. 

En segundo lugar, implementar procesos de engagement formales y continuados para dar y recibir feedback de los empleados, porque son ellos lo más importante. Una pérdida de un trabajador clave impacta en los beneficios y en la satisfacción del consumidor. Asimismo, formarlos y estimularlos es un beneficio compartido, porque así los nuevos empleados podrán tener una mejor adaptación al puesto de trabajo y a la cultura empresarial.

Finalmente, aunque muchos consideren a las herramientas de gestión como un gasto, son necesarias ante la inserción de personal y para la eficiencia de la mecánica diaria de trabajo. Esta inversión permite gestionar vacaciones, objetivos o cualquier información personal y laboral. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail