Los españoles, los ciudadanos más felices de la UE

Los españoles son los europeos que se consideran más felices con su vida personal en la Unión Europea (7,6 sobre 10), por encima de los países analizados (Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido) con una media de 7,2 sobre 10, según un estudio realizado por la Fundación BBVA.
 
El ideal de la vida en pareja ha perdido vigencia, sobre todo en España, Reino Unido y Alemania. La mayoría de sus ciudadanos no creen que para ser feliz sea necesario vivir en pareja ni que su realización personal dependa de tener hijos. 

En las relaciones interpersonales, la familia y los amigos siguen siendo el principal núcleo de confianza. Sobre las demás personas que forman parte de la espera privada de una persona, existe una cierta desconfianza (5,2 sobre 10), compatible con la percepción (65 % en España) de que la mayoría de personas mira solo por sus intereses. 

Respecto al matrimonio homosexual y la adopción por parejas del mismo sexo, la mayoría de los ciudadanos no pone reparos, incluso por las personas que se consideran religiosas, y solamente la mayoría de ciudadanos en Italia y los mayores de 65 años rechazan estas prácticas. 

La eutanasia, entendida como el proceso de acelerar la muerte con ayuda médica para enfermos en fase terminal ante una enfermedad incurable, se acepta mayoritariamente en todos los países y en todos los grupos de edad y segmentos sociales. 

La religión sigue perdiendo influencia, ya que la mayoría de ciudadanos reconocen que no la practican, aunque reconocen su contribución a la cultura y arte en Europa, así como al impulso de la ética y la democracia. 

El estudio también pone de relevancia que existe un gran acuerdo en torno a la percepción de que es la mujer, y no el hombre, la víctima principal del maltrato cuando se da en el seno de la pareja. 
 

TwitterLinkedinFacebookEmail