Las empresas demandarán profesionales flexibles y transversales

Las empresas demandarán profesionales flexibles y transversales

Randstad Talent Trends Report 2019

Los cambios del sector laboral siguen en constante volatilidad. Y aunque no haya un perfil determinado para el 2030, debido a que el 85 % de los trabajos aún no se han inventado, Randstad en su estudio Talent Trends asegura la importancia de que los perfiles sean capaces de responder a las últimas tendencias del mercado. 

¿Cuáles a son? Según el estudio de Randstad los reclutadores buscarán profesionales flexibles, independientes, con perfiles transversales y dispuestos a cambiar de puesto, adaptándose de una manera dinámica al impacto de las nuevas tecnologías. Asimismo, los perfiles más solicitados serán aquellos con experiencia y formación en cubrir necesidades innovadoras. 

Las empresas cada vez le designarán una mayor importancia a la adquisición y reputación del empleador. El 80 % de los responsables de RRHH consideran que la estrategia de adquisición de talento es más importante que el ahorro de costes. Al igual que la construcción de una reputación positiva como empleador de cara a la adquisición de talento, será otro aspecto a tener en cuenta debido a que el 58 % de los profesionales que han tenido una experiencia positiva como candidato, al margen de haber sido contratado o no, recomendará a la empresa. Lo que convierte a dicha situación como el mejor canal de atracción del mejor talento.

Las exigencias, por parte de los empleadores y empleados, serán mucho más altas. Randstad asegura que los profesionales exigirán transparencia a las compañías en las que trabajen o en las que apliquen. De lo contrario, cabe la posibilidad de que no duden en publicar alguna reseña negativa sobre esta. De la misma forma, el 83 % de las empresas tienen una mayor expectativa de los profesionales, por lo que demandarán un alto nivel de desempeño.

¿La tecnología, aliado o amenaza?

Aunque se crea que la cada vez mayor inserción de la tecnología se convierta en el reemplazo de la mano de obra humana, el estudio asegura que no lo es. El estudio revela que el 83% de los empleadores creen que la robótica tendrá la misma o más influencia en el negocio durante el próximo año, mientras que este porcentaje era tan solo del 68% en 2016. Dicha importancia, no será para desplazar, sino para dar respuesta a aquellas vacantes difíciles de cubrir en sectores como construcción o manufactura. Donde muchos ven una amenaza para el talento humano, muchos lo consideran como una oportunidad de transición hacia los trabajos del futuro.

La tecnología se convertirá en un aliado imprescindible en la gestión de los recursos humanos. Actualmente el 96% de los responsables de la contratación confían en que la tecnología mejora la atracción, el compromiso y la retención del talento, mientras que en 2016 el porcentaje era del 79%, 13 puntos porcentuales menos. Herramientas como chatbots basados en inteligencia artificial, reconocimiento de las expresiones faciales o plataformas de evaluación de preguntas son algunas de las herramientas que serán tendencia en búsqueda de talento.

Estos nuevos mecanismos han incentivado a que los empleadores incrementarán sustancialmente sus inversiones en herramientas tecnológicas de analítica que tengan como objetivo atraer y retener talento. El 72% de ellos ya lo están haciendo. Al igual que con el big data o inteligencia artificial, destinados a asegurar que el proceso de reclutamiento se lleve a cabo de la manera más igualitaria e inclusiva posible. 

TwitterLinkedinFacebookEmail