El Forex o mercado de divisas es la gran opción para los inversores los próximos meses

Redacción iForex.

Los activos de riesgo han vivido un primer trimestre excepcionalmente bueno, pero que su evolución se repita durante este segundo trimestre precisará la superación de numerosos obstáculos, según explican en una nota los analistas del banco privado suizo Pictet.

De acuerdo con nuestros análisis, los retornos anualizados de las acciones durante el primer trimestre fueron tres veces mayores que su media histórica en el caso de los mercados de renta variable desarrollados y hasta seis veces en los mercados emergentes.

Hay cuatro áreas que centran la atención de los inversores para bien o para mal: política, política fiscal, datos macroeconómicos y los bancos centrales. En lo que respecta a la política, las próximas semanas estarán dominadas por las elecciones en diferentes países europeos, sobre todo las elecciones presidenciales en Francia. Aunque no se puede excluir nada, el principal escenario no considera resultados extremos como el ‘Frexit’.

Lo mismo puede decirse sobre EE.UU. donde todos los ojos están puestos en los ambiciosos planes de estímulo fiscal de Trump, así como en el significativo gasto en infraestructuras prometido. Sin embargo, los planes de Trump podrían sufrir zancadillas en el Congreso y podrían no ser votados hasta finales de octubre o noviembre, con lo que sus efectos no serán visibles hasta 2018. No estamos seguros de que los mercados estén dispuestos a esperar tanto.

Por otro lado, hay una brecha en los datos macro. Los datos suaves como las encuestas de confianza son positivos, pero contrastan con datos duros negativos, como las tendencias de consumo. Podría darse el caso de que ambos tipos de datos se encontraran en algún punto intermedio, pero ¿sería eso suficiente para confirmar las actuales expectativas de los inversores? Hay también aquí mucho margen para el desencanto.

Por último, los bancos centrales están empezando a retirar sus apoyos.  La Fed está subiendo los tipos y aunque el BCE está por detrás, podría dar pronto señales de que retira sus tipos bancarios negativos y en septiembre, de que inicia el tapering el año que viene. Por todo ello, los expertos señalan que los activos de riesgo (materias primas, acciones) podrían tomarse un respiro en el corto plazo, pese a que los fundamentales son buenos.

Así, el mercado de divisas o Forex se convierte en una gran opción para un trimestre que arranca con dudas geopolíticas en Siria y Corea del Norte que favorecen a las divisas refugio, como el yen japonés, frente al dólar, y que perjudican a otras, como el rublo ruso, o en el que la política (elecciones en Francia y Alemania) pueden favorecer al euro.

Los datos macro favorecen al euro y al dólar, pero también al yen, y a otras economías desarrolladas y sus monedas; el avance del Brexit perjudica a la libra esterlina y las subidas de tipos que aún nos esperan, favorecen al dólar, y todo ello cotizará día a día en el Forex.

Por todo ello, el Forex es una opción más que interesante en este segundo trimestre ante la avalancha de potenciales estímulos que impulsen la volatilidad de los mercados y que abrirán opciones de entrada y salida, independientemente del resultado de todos estos factores.